viernes 01 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Es incierta la ruta de la vía Bucaramanga - Barrancabermeja

Los argumentos en pro y en contra del nuevo trazado presentado por la Concesión Ruta del Cacao, son estudiados por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales. Se espera que en los próximos días la Entidad informe si autoriza o no la modificación de la licencia.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, deberá definir en los próximos días si modifica o no la licencia ambiental para los sectores entre Lebrija y Lisboa del corredor vial 4G Bucaramanga- Barrancabermeja- Yondó, BBY. De no autorizar el cambio, automáticamente se debe pensar en un nuevo trazado.

En los 20 kilómetros de área ya licenciada se encuentran zonas de coluviones, redes de hidrocarburos, fuentes hídricas como manantiales, nacimientos y afloramientos de agua. Estas condiciones especiales dificultan la construcción de la doble calzada y representan sobre costos para la obra, según informó la Concesión Ruta del Cacao, encargada del proyecto.

No obstante, la Anla, que ya negó una modificación en primera instancia, asegura que el nuevo trazado causará mayor impacto en las 25 fuentes hídricas de la región.

También puede leer: Nuevo trazado de la 4G BBY depende de la Anla

De ratificarse la negativa por parte de la Anla, la Concesión y la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, responsable de la vía, tendrían dos opciones. Construir según los diseños base o iniciar un nuevo proceso para solicitar modificación de licencia modificando el trazado presentado, lo que atrasaría el proyecto por cerca de un año.

Argumentos en pro y en contra de los trazados están divididos entre la comunidad, líderes y comerciantes de la zona aledaña al proyecto, quienes apoyan el primer diseño. Por su parte, transportadores, empresarios, autoridades departamentales y nacionales piden se avale el nuevo diseño.

Pero, ¿cuál de los trazados le conviene a Santander en términos de conectividad, desarrollo y competitividad? y ¿cual contempla las medidas de mitigación ambiental necesarias? Eso lo decidirá la Anla.

Argumentos para cambiar o no el trazado

Vanguardia Liberal conoció que la decisión de la Anla estaría más encaminada a ratificar la negativa que aprobar la modificación del trazado. ¿La razón? Esta decisión la afectaría a las 25 fuentes hídricas.

Sin embargo, llama la atención que en el tramo entre Lebrija y Portugal, de los 19 cuerpos de agua existentes, 12 están en el corredor inicial ya licenciado.

Es decir, ¿si el diseño base afectaba fuentes hídricas, porque se le otorgó la licencia? y ¿sería razón válida para negar ahora la modificación? ¿No sería posible autorizar la licencia condicionada con el fin que la Concesión realice las modificaciones necesarias y presente el plan de mitigación de impacto ambiental?

Le puede interesar: La prioridad en Santander es reactivar las vías 4G: ANI

Con relación a la zona de coluviones, Manuel Cunha, representante legal de la Concesión Ruta del Cacao, afirma que el nuevo diseño busca construir por fuera de las zonas inestables, que a futuro podrían presentar problemas de movilidad por derrumbes de tierra y rocas.

“Nuestro trazado evita el paso por los coluviones, que históricamente ha representado problemas por los derrumbes en especial en épocas de fuertes lluvias. También nos alejamos de las redes de hidrocarburos lo que representa un ahorro para el Estado de 130 mil millones de pesos para el traslado. Así como evitar demoler el colegio Mirabel, solucionaba el problema de accidentalidad en varios puntos del corredor, entre otros beneficios”, anotó.

Sin validez jurídica

De acuerdo con Paula Castro vocera del grupo de abogados del proceso, cualquiera que sea la decisión de la Anla no tendrá validez jurídica por ausencia de requisitos.

“Existe una violación del debido proceso para la modificación de licencia porque la Anla no solicitó a la Concesión presentar el Diagnóstico Ambiental de Alternativas, DAA, que es requisito en los casos en los que los trazados de las vías son independientes y no doble calzada. Es decir, de acuerdo a la modificación se construiría una vía nueva por lo que tenía que incluir el DAA. Para el caso de los diseños base no se necesitaba porque la vía era adosada”, afirmó la abogada.

Lea también: Vía definitiva a Barrancabermeja deberá ser entregada en el 2021

Con respecto al impacto a las fuentes hídricas, la abogada aseguró que es un problema que presentan los dos trazados. Sin embargo, el impacto en la modificación es mayor porque no se cumple con los 100 metros de protección hídrica.

“Este es un problema de las dos rutas. En algunas fuentes se generarán impactos graves y en otras leves. En la ruta inicial las afectaciones no son graves y en la modificación de las 25 fuentes hídricas, 23 tendrían afectación grave”, dijo Paula Castro, quien añadió que en el estudio de impacto ambiental del trazado inicial se contemplan medidas de prevención y mitigación para los coluviones pero con los yacimientos eso no es posible por lo que consideran que se debe conservar la primera ruta que es la alternativa de menor impacto ambiental.

Presentar un nuevo diseño

De acuerdo con el veedor Juan Carlos Niño Ríos, de la Cámara de Comercio de Bucaramanga en convenio con la Cámara de Comercio de Barrancabermeja, la presencia de coluviones en la unidad funcional 8 representará grandes problemas con la construcción y posterior funcionamiento de la vía.

“Los diseños presentados por la Concesión no fueron objetados por la interventoría ni la ANI, la negativa la está dando es la Anla. De acuerdo a los estudios realizados por la interventoría se recomienda evitar construir por zonas en donde existan coluviones porque ya tenemos antecedentes de grandes problemas por este tipo de fallas geológicas. No obstante, también es importante proteger las fuentes de recursos hídricos por lo que nos acogemos a la decisión de la Anla”, dijo el veedor quien agregó que en beneficio de la movilidad de la región y en pro del medio ambiente, se requiere buscar otra opción al trazado original porque como está es una pérdida de dinero.

Antecedentes del trámite de licencia
5 de febrero de 2014
La ANI solicitó pronunciamiento sobre la necesidad de presentar Diagnóstico Ambiental de Alternativas para los Tramos en citados.
27 de marzo de 2014
La Anla, indicó que no se requería la presentación de dicho Diagnóstico.
21 de agosto de 2015
La ANI dio inicio al proyecto de concesión vial bajo el esquema de APP “Bucaramanga – Barrancabermeja - Yondó” entre la firma Concesionaria Ruta del Cacao y la interventoría Consorcio Gesac.
30 de junio de 2017
La Anla otorgó licencia ambiental al proyecto BBY, el cual tiene una longitud aproximada de 82,43 km.
8 de febrero de 2018
La Concesionaria solicitó a la Anla la modificación de la Licencia Ambiental otorgada respecto de las unidades funcionales 8 y 9 adjuntando la documentación solicitada.
19 de febrero de 2018
Se dio inicio al trámite administrativo de modificación de licencia ambiental para las
unidades funcionales 8 y 9.
9 de julio de 2018
Mediante Resolución 763 del 30 de junio del 2017, la Anla negó la solicitud de modificación de la licencia.
2 de agosto de 2018
La Concesión presentó recurso de apelación para la modificación de la licencia ambiental para las UF 8 y 9.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad