lunes 10 de mayo de 2021 - 5:15 PM

Estas son las pérdidas que reportan los gremios tras 13 días de paro en Santander

Empresarios de Santander piden suspender las movilizaciones, entablar diálogos y que se les permita trabajar ante la afectación económica que reportan tras 13 días de paro.
Escuchar este artículo

Diversos gremios económicos registran pérdidas en medio de la crisis que registra el país. Ante esta situación, solicitan que los diferentes sectores que han levantado su voz acudan al diálogo con los gobernantes, cese la violencia y se les permita el funcionamiento normal de sus negocios.

Al respecto, Alejandro Almeyda, director de Fenalco Santander, reiteró que se estima que en medio de la pandemia en el departamento unos 13 mil negocios debieron cerrar sus puertas definitivamente. “Hemos tenido una tasa de desempleo de más del 14%. Nuestros comercios se han visto afectados debido a los cierres masivos”.

Lea también: Video: Bucaramanga tiene seguridad alimentaria, pero a precios más altos.

Almeyda considera que el proceso de reactivación económica se ha visto afectado durante el paro nacional. “Estamos entablando un proceso de marchas pacíficas, un proceso de protesta que hoy no tiene sentido porque el Gobierno Nacional ha decidido parar el decreto de reforma tributaria y generar mesas de diálogo y concertación pacífica para que podamos entre todos conversar y generar lo mejor para el país”.

El líder gremial aseguró que se les ha solicitado a los ciudadanos manifestarse de manera pacífica. “En Bucaramanga más del 86 % de los comercios por donde han pasado las marchas han sido perjudicados. Las afectaciones en materia de daños, solamente en fachadas, son por el orden de $3.500 millones.

Según el representante de los comerciantes, el país pierde más de $155.000 millones diarios por cada día de protesta. “La protesta ha generado vandalismo que ha destruido cientos de sueños de santandereanos. Hemos hecho un llamado a las personas que organizan las marchas para que permitan que los empresarios podamos trabajar. Que podamos sentarnos en mesas de diálogo pacífico en que todos podamos construir país y entre todos articular las finanzas que tanto necesita el Gobierno, para generar los proyectos por los cuales los colombianos tanto reclamamos”.

Lea también: Terminó sin acuerdo diálogo entre presidente Duque y Comité de Paro.

Avícolas

Otro de los sectores que también reporta afectación son las avícolas santandereanas, que representan el 23 % de la producción nacional. Esta industria se encuentra en vilo debido a las dificultades para el transporte de alimentos, agua e insumos para las granjas.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia, Fenavi, advirtió que esta situación pone en riesgo la seguridad alimentaria en la región. Los bloqueos en las vías han impedido la normal movilización han generado aumentos en los costos de los fletes hasta en un 40 %. Martha Ruth Velásquez, directora de Fenavi Santander, explicó que “en las granjas no se puede tener alimento albergado por mucho tiempo. No tienen la capacidad para almacenar por tanto tiempo y sólo se puede conservar por máximo tres días”.

Ante esta situación muchos empresarios avícolas se han visto en la necesidad de reducir hasta un 60 % el alimento a los pollos, y para suplir la demanda del huevo, han acudido a la solidaridad, prestándose los insumos necesarios para conservar la actividad.

Lea también: Reportan normalidad en las vías de Santander en el marco del Paro Nacional.

Terminal de transporte

La Terminal de Transporte de Bucaramanga, TTB, se encuentra operando casi en un 20 % de su capacidad, por la fuerte reducción en el flujo de pasajeros.

Nelson Gómez Dávila, jefe de seguridad y operación de la TTB, explicó que por los bloqueos hubo días en que no se despacharon viajes a algunos destinos. No obstante, resalta que en los últimos tres días se ha venido normalizando la actividad.

En un día normal, la terminal mueve cerca de 8 mil personas, pero actualmente la cantidad de pasajeros apenas alcanza los 1.700 diarios. “Cuando la Policía reporta algún inconveniente, cada empresa decide si viaja o no. En algunas ocasiones los vehículos han estado detenidos por una o dos horas en algunos sectores”, detalló Gómez.

Por el momento, ninguna compañía de transporte de pasajeros ha reportado agresiones contra sus buses. “Las empresas están informando a sus clientes cualquier cierre o novedad que se presente”, aseguró el funcionario.

Lea también: Algunos alimentos han duplicado su precio en Bucaramanga.

Constructores

Durante estos días, el gremio de constructores también se ha visto afectado, pues se ha dificultado la llegada de materiales, se han encarecido los precios y las obras no han podido avanzar con normalidad, lo que también deteriora la confianza del consumidor.

Silvia Rey, gerente de Camacol Santander, explicó que hasta los trabajadores han tenido inconvenientes para llegar a sus puntos de trabajo tanto en las obras, sedes administrativas como en las salas de ventas. “Se han tenido que hacer ajustes revisando el tema de traslados y jornadas laborales”.

Igualmente, el bloqueo de las vías nacionales ha ocasionado escasez de materiales como cemento, pvc y cerámica. “Los precios son mucho más altos. Es una situación muy compleja”, afirmó Rey.

La representante del gremio comentó que es momento de dialogar y buscar soluciones, para seguir generando empleo y evitar el cierre de empresas. “Hay temas de orden nacional. En el ámbito local está toda la disposición de llegar a acuerdos. La reactivación económica ha costado mucho en medio de la pandemia”.

Por el momento, los constructores adelantan la consolidación de información para calcular cuánto dinero representan las pérdidas de las últimas dos semanas.

Lea también: Con plantones, comercio formal solicita más garantías y respeto.

Lecheros

El paro también puso en aprietos a los lecheros de Santander, quienes tuvieron que ingeniárselas para no llegar al extremo de tener que botar el producto. Debido a que la producción de leche es constante, los centros de acopio estaban llenos pues no se podía transportar hacia las empresas procesadoras de Bucaramanga y Boyacá.

Carlos Rodríguez, jefe de Control de Calidad de Lácteos Tamacara, señaló que por fortuna este lunes la situación se ha ido normalizando, aunque debieron asumir mayores costos en los fletes. “Antes el camión llegaba hasta los tanques de la finca y recogía la leche y la llevaba a los centros de acopio. En los días de paro nos tocó pagar transbordos hacia Charalá. Ese incremento representa bastante plata, son pérdidas”.

Rodríguez afirma que la leche de su compañía recolecta leche de más o menos 250 fincas, que reducen cerca de 19 mil litros diarios para tres centros de acopio en Socorro, Oiba y Charalá. “Seguimos trabajando con incertidumbre, porque no sabemos qué va pasar. Estamos haciendo nuestra labor, pero tuvimos que buscar la manera de sacar la leche para no llegar al extremo de botar el producto o detener los procesos”.

Lea también: Hogares y restaurantes de Bucaramanga sufren alzas en los precios de alimentos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad