lunes 19 de julio de 2021 - 12:00 AM

Grandes empresas de Santander vendieron $18,5 billones en 2020

Las 360 compañías más grandes del departamento generaron aproximadamente 96.000 puestos de trabajo.
Escuchar este artículo

No se puede negar que, a pesar del impacto de la crisis generada por la pandemia, las empresas de gran tamaño lograron sortear con relativo éxito estas dificultades.

En un atípico 2020, este segmento empresarial santandereano alcanzó ventas por $18,5 billones, cifra que representó el 61,7% de los ingresos de todas las sociedades inscritas en la entidad, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Bucaramanga (CCB).

Son al menos 360 empresas inscritas en la CCB que lograron un crecimiento real de 3,8% con respecto al año 2019. El 55,5% de ellas lograron aumentar su operación frente al año anterior, sobresaliendo sectores como el comercio y la industria, con actividades relacionadas a la producción, distribución e intercambio de alimentos, bebidas, tabaco y farmacéuticas.

“Estas 360 empresas tienen gran influencia en la economía departamental debido a que acumulan activos por el orden de los $20,5 billones, valor que representa el 49,1% del total de activos de las sociedades inscritas en la CCB”, señaló la entidad.

La contribución al mercado laboral por parte de la actividad empresarial ha sido fundamental para mantener una tasa de desempleo moderada en el departamento, dadas las circunstancias.

Las 360 empresas que están en la clasificación crearon aproximadamente 96 mil puestos de trabajo, de los cuales un 32% (cerca de 30 mil ocupados) fue generado por nuevas compañías matriculadas en el transcurso del siglo XXI.

No se puede negar que, a pesar del impacto de la crisis generada por la pandemia, las empresas de gran tamaño lograron sortear con relativo éxito estas dificultades.

En un atípico 2020, este segmento empresarial santandereano alcanzó ventas por $18,5 billones, cifra que representó el 61,7% de los ingresos de todas las sociedades inscritas en la entidad, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Bucaramanga (CCB).

Son al menos 360 empresas inscritas en la CCB que lograron un crecimiento real de 3,8% con respecto al año 2019. El 55,5% de ellas lograron aumentar su operación frente al año anterior, sobresaliendo sectores como el comercio y la industria, con actividades relacionadas a la producción, distribución e intercambio de alimentos, bebidas, tabaco y farmacéuticas.

“Estas 360 empresas tienen gran influencia en la economía departamental debido a que acumulan activos por el orden de los $20,5 billones, valor que representa el 49,1% del total de activos de las sociedades inscritas en la CCB”, señaló la entidad.

La contribución al mercado laboral por parte de la actividad empresarial ha sido fundamental para mantener una tasa de desempleo moderada en el departamento, dadas las circunstancias.

Las 360 empresas que están en la clasificación generaron aproximadamente 96 mil puestos de trabajo, de los cuales un 32% (cerca de 30 mil ocupados) fue generado por nuevas compañías matriculadas en el transcurso del siglo XXI.

$!Grandes empresas de Santander vendieron $18,5 billones en 2020
Comportamiento por sectores
Al menos siete sectores estuvieron dentro de las 360 empresas de Santander.
De acuerdo con el informe de la CCB, 147 empresas del sector comercio alcanzaron ventas por $6,1 billones, los cuales representan el 33,3% de las ventas totales de las 360.
El comportamiento estuvo impulsado por la dinámica de las actividades relacionadas con farmacéuticas, alimentos, bebidas y tabaco.
“Este comportamiento es acorde con la coyuntura causada por la pandemia, en la que el consumo doméstico de este tipo de productos fue de trascendental importancia”, resaltó la entidad.
Las empresas industriales constituyeron el segundo grupo más numeroso dentro de las 360, con 75 compañías. Lograron incrementar en 11,2% el valor de sus ventas durante el 2020. Así mismo, el 37,3% de estas empresas superan los 30 años de operación en Santander, destacándose en este caso compañías del subsector de alimentos, bebidas y tabaco.
Por su parte, el sector construcción tuvo una variación negativa. Esto se explica por el cierre obligatorio de operación decretado por el Gobierno Nacional como medida para contener el avance de contagios durante los primeros meses del año. Sin embargo, en el segundo semestre, a causa de los planes de reactivación económica, se observó un cambio positivo en el sector, evidenciado en el reinicio de obras, el aumento de créditos hipotecarios y el mayor licenciamiento de nuevos proyectos, señaló el informe de la Cámara.
Las 17 empresas incluidas del sector agropecuario presentaron un crecimiento de ventas de 8,9%, una variación de 7,1 puntos porcentuales más alta que la registrada en el 2019. Una prueba de la positiva dinámica de todos los subsectores que conforman el sector.
En contraste, los servicios fueron una de las ramas de actividad económica más golpeadas. No obstante, pese a la caída del total de sus ventas, tuvo una rentabilidad de 6,3%, un valor superior en todos los demás sectores del grupo de las 360.
Las 26 grandes empresas del sector de la salud tuvieron una mejor dinámica, pues logró registrar un crecimiento de 6,2%. Esto, además, le valió para ser uno de los más rentables en el departamento durante el año.
Debido al cese de operaciones por el cierre de la economía a causa de la pandemia, el transporte de carga terrestre también se vio afectado durante el 2020. De acuerdo con la Federación de Empresarios de Transporte de Carga, hubo una reducción de 8,1% en el volumen de carga movilizada, frente al 2019.
No obstante, el sector mantuvo una parte importante de su actividad por el abastecimiento a supermercados y almacenes.
Finalmente, las actividades conexas al turismo fueron, sin lugar a duda, las más afectadas. El cierre total de la economía durante el primer semestre del año tuvo un profundo impacto negativo sobre hoteles y restaurantes (ver gráfico). La crisis pudo ser más devastadora, sin embargo, el Gobierno Nacional y las autoridades locales implementaron algunas medidas para impulsar la reactivación en la segunda mitad del año.
Comportamiento por sectores
Al menos sietes sectores estuvieron dentro de las 360 empresas de Santander.
De acuerdo con el informe de la CCB, 147 empresas del sector comercio alcanzaron ventas por $6,1 billones, los cuales representan el 33,3% de las ventas totales de las 360. El comportamiento estuvo impulsado por la dinámica de las actividades relacionadas con farmacéuticas, alimentos, bebidas y tabaco.
“Este comportamiento es acorde con la coyuntura causada por la pandemia, en la que el consumo doméstico de este tipo de productos fue de trascendental importancia”, resaltó la entidad.
Las empresas industriales constituyeron el segundo grupo más numeroso dentro de las 360, con 75 compañías. Logró incrementar en 11,2% el valor de sus ventas durante el 2020. Así mismo, el 37,3% de estas empresas superan los 30 años de operación en Santander, destacándose en este caso empresas del subsector de alimentos, bebidas y tabaco.
Por su parte, el sector construcción tuvo una variación negativa. Esto es explicado por el cierre obligatorio de operación decretado por el Gobierno Nacional como medida para contener el avance de contagios durante los primeros meses del año. Sin embargo, en el segundo semestre, a causa de los planes de reactivación económica, se observó un cambio positivo en el sector, evidenciado en el reinicio de obras, el aumento de créditos hipotecarios y el mayor licenciamiento de nuevos proyectos, señaló el informe de la Cámara.
Las 17 empresas incluidas del sector agropecuario presentaron un crecimiento de ventas de 8,9%, una variación 7,1 puntos porcentuales más elevados que la registrada en el 2019. Una prueba de la positiva dinámica de todos los subsectores que conforman el sector.
En contraste, los servicios fueron una de las ramas de actividad económica más golpeadas. No obstante, pese a la caída del total de sus ventas, tuvo una rentabilidad de 6,3%, un valor superior en todos los demás sectores del grupo de las 360.
Las 26 grandes empresas del sector de la salud tuvieron una mejor dinámica, pues logró registrar un crecimiento de 6,2%. Esto, además, le valió para ser uno de los más rentables en el departamento durante el año.
Debido al cese de operaciones por el cierre de la economía a causa de la pandemia, el transporte de carga terrestre también se vio afectado durante el 2020. De acuerdo con la Federación de Empresarios de Transporte de Carga, hubo una reducción de 8,1% en el volumen de carga movilizada, frente al 2019. No obstante, el sector mantuvo una parte importante de su actividad por el abastecimiento a supermercados y almacenes.
Finalmente, las actividades conexas al turismo fueron, sin lugar a duda, las más afectadas. El cierre total de la economía durante el primer semestre del año tuvo un profundo impacto negativo sobre hoteles y restaurantes (ver gráfico). La crisis pudo ser más devastadora, sin embargo, el Gobierno Nacional y las autoridades locales iniciaron la implementación de algunas medidas para impulsar la reactivación en la segunda mitad del año.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Luisa Fernanda Ruiz Villamizar

Periodista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2009. En el 2016 empecé a cubrir la sección de Economía.

Desde estos espacios ha podido participar en trabajos premiados en Colombia y Santander como, Premio Departamental de Periodismo Económico de la Cámara de Comercio De Bucaramanga y Premio Periodismo Social, de Asocajas, en la categoría de Mejor Artículo de Prensa.

@lruiz07

lruiz@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad