sábado 15 de enero de 2022 - 12:00 AM

Industria de la confección y de las artes gráficas de Santander dice que entra en crisis por escasez de hilaza e insumos

Empresarios de la confección y de las artes gráficas de Santander hacen un llamado a mandatarios locales y nacional para que brinden herramientas a las manufacturas y así implementar una reconvención industrial y unir así la cadena productiva, tras la crisis que se avecina para la fabricación de telas y camisetas para los próximos meses.
Escuchar este artículo

Los empresarios de las industrias de confecciones y artes gráficas en Santander, agremiados en la Cámara Colombiana de la Confección Santander y la Asociación Colombiana de Estampadores e Industria Gráfica (Aceigraf), alertan sobre la crisis que se avecina para la fabricación de telas y camisetas para los próximos meses.

Esto se debe a la escasez de hilaza en el país, insumo necesario para la elaboración de dichos productos. Así lo confirmó Franky Guevara Campos, director de la Cámara Colombiana de la Confección Santander.

“Nos hace falta la hilaza para fabricar las camisetas de esta época electoral. Se pueden conseguir otras, pero a altos precios. Por eso, las campañas políticas prefieren invertir en otras alternativas como la publicidad digital y contenidos en redes sociales. Llevamos un mes de campaña y la industria no ha visto el trabajo”, señala Guevara Campos.

Así lo confirma Betty Forero Ortiz, dueña de Confecciones Johantex, quien apenas la semana pasada empezó a trabajar, pero dice que los insumos están muy costosos.

“No hay forma para abastecer la demanda. El panorama está preocupante en el sector y los insumos suben cada 15 días al igual que las telas entre el 15% y el 20% desde noviembre del año pasado”, advierte

Lea: Es oficial: Gilinski se queda con el 25,25% de Sura

Para otras regiones

El líder gremial reclama que las campañas políticas locales se han ido a Medellín y Bogotá para buscar las camisetas, al igual que la impresión, estampados y bordados. “Los empresarios de la región somos los perjudicamos. El dinero se queda allá, pero los votos los pone Santander. Les pedimos que sean coherentes con el discurso de fortalecer la industria local”.

Según la Cámara de Comercio de Bucaramanga, hay 1.980 empresas del sector confección en Santander, de esas 350 comercializan los insumos de las confecciones y hay 4.800 unidades productivas o talleres satélites que se encargan de estampar, cortar, bordar, ensamblar, Las confecciones generan 60 mil empleos.

“La situación se genera debido a la crisis mundial para la fabricación de este producto, principalmente en países asiáticos, y los retrasos en la producción y el transporte marítimo. Colombia importa el 96% del hilo que se necesita para la producción nacional de telas”, explica Guevara.

Mercados

Lo que han hecho estas empresas es buscar otros mercadas como el de Brasil, pero las telas e insumos son más costosos. El gremio estima que los incrementos en costos de producción se encarecen entre el 40% y 60% y esos sobrecostos se trasladan los consumidores finales.

Cada cuatro años con motivo de la temporada electoral, los empresarios de las confecciones y las artes gráficas generan ingresos extras con la fabricación de camisetas, estampados y otros souvenirs, como gorras, para las diferentes campañas políticas.

Según Guevara, a raíz de esta escasez, no habría producto para ofrecer a estas campañas por lo que se perderían esas fuentes de ingresos, que estarían entre $20 mil millones y $30 mil millones.

“Alertamos a los gobiernos locales, departamental y nacional para que apoyen a estas industrias y nos permitan conjurar esta crisis, que ya está afectando la producción local por la baja en la oferta de telas”, advirtió el líder gremial.

Entre los afectados están talleres de estampados, bordadoras operarias de máquina, empresas de impresión digital, publicistas y otros empresarios de la cadena.

Lea: Crecimiento mundial se desacelerará hasta el 2023: Un “aterrizaje brusco” para economías en desarrollo

Factura

Aceigraf considera que hoy pasa factura la dependencia al mercado asiático, debido a las políticas de desindustrialización que se han venido implementando por los gobiernos de turno preocupados por la globalización. “Esta misma fortalece el empleo en Asia y destruye los puestos de trabajo en el país, creando dependencia de un producto que hoy escasea en el mundo”.

Los empresarios de las confecciones y las artes gráficas hicieron un llamado a los alcaldes del área metropolitana, al gobernador de Santander y al Gobierno nacional, para que brinden herramientas a las manufacturas y así implementar una reconvención industrial que les permita volver a unir la cadena productiva para la elaboración de las telas y buscar alternativas para la adquisición de los insumos, que en este momento se necesitan con el fin de recuperar la producción nacional.

Según cuentas del gremio, entre las décadas de los 60 y 90 en el país había cerca de 350 mil hectáreas de algún, hoy son solo 10 mil. Lo que indica que la producción nacional mermó cuando se dio la apertura a otros mercados internacionales.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad