jueves 26 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Llegó la hora de la venta

A las 8 a.m. de hoy, en Bogotá, se definirá el futuro de la Empresa Electrificadora de Santander, Essa.

La compañía que presta el servicio público de energía a cerca de 530.000 usuarios en el departamento y que pertenece en su mayoría al Gobierno Nacional (82% de las acciones), saldrá a subasta.

El Departamento de Santander y Empresas Públicas de Medellín, EPM, intentarán quedarse con la empresa.

Así, si todo sale como se tiene previsto, culminará un proceso que comenzó hace dos años y que tiene como fin la venta de las acciones de la Nación en tres electrificadoras regionales: Santander, Norte de Santander y Cundinamarca.

El proceso anterior incluía a las electrificadoras de Meta y Boyacá. Sin embargo, el proceso para la primera quedó suspendido luego de que el alcalde de Villavicencio interpusiera una acción popular exigiendo la democratización de la empresa.

Para el caso de Boyacá, el Gobierno dio un nuevo plazo para que consiga un socio operador.

Durante este, que es el segundo intento de venta de la Essa, y acogiendo una fórmula planteada por la Gobernación de Santander, el grupo de EPM y Santander presentará una oferta por el valor de la electrificadora regional, intentando ‘pegarle’ al valor fijado por el Gobierno y su banca de inversión para estos activos.

El precio se mantendrá en secreto en un sobre cerrado. Lo mismo sucederá con la propuesta de Empresas Públicas de Medellín y el Departamento de Santander, según explicó el viceministro de Minas y Energía, Manuel Maiguascha. (Ver recuadro: Así será la subasta).

Seguirá siendo estatal


De alcanzar el precio, la Electrificadora mantendría su carácter estatal al quedar EPM como operador estratégico con el 75% de las acciones, al tiempo que Santander ampliaría su participación accionaria pasando de 14,27% a 25% (aproximadamente).

El precio que se convierte en el gran interrogante hasta hoy, a juicio de los expertos, difiere del valor de la última valoración de la empresa que fue realizada en 2007 y que alcanzó $350.000 millones.

El diputado Carlos Alberto Morales, conocedor de temas energéticos, ha señalado que para esa época la Electrificadora no había mejorado sus indicadores económicos y el sector energético tenía otras reglas de juego.

Morales explicó que hoy el ambiente es diferente y esto podría haber llevado a una nueva valoración más alta del precio de la empresa, más acorde al nuevo escenario del negocio.

Así las cosas y con base en unas utilidades que pudieron haber llegado a $70.000 millones durante 2008, se espera que el nuevo precio para la empresa alcance los $600.000 millones.

En caso de no lograr el precio que busca, el Gobierno realizará una nueva subasta pública abierta, donde podrán participar desde el sector solidario (cooperativas, fondos de empleados), hasta multinacionales del sector privado.

síntesis
¿Cómo se escogió a EPM?


Todo parte de la propuesta que el Gobierno Nacional hizo a los departamentos de permitir que éstos pudieran comprar las electrificadoras regionales.
El Gobierno indicó que estaba dispuesto a vender todas las acciones a los departamentos y un socio que se seleccionara. Ese socio debería ser propietario de la mitad más uno de las acciones.

Este socio debería ser un ente público; una empresa dedicada al negocio de la electricidad con un mínimo de 65.000 usuarios de este servicio.

Las empresas que se ajustaban a ese perfil eran: Empresa de Energía de Bogotá, EEB; Empresas Públicas de Cali, Emcali, y Empresas Públicas de Medellín, EPM.
Tras dos meses de negociaciones, Santander logró un acuerdo con EPM, el pasado 12 de febrero, donde lograba una prima por el 10% de la negociación que se convertiría en acciones de la Essa. Esto, como una forma de retribución a la invitación que la región hacia a EPM a participar como su socio en la subasta de hoy.

Cuestionan la venta

Por otra parte, el congresista Óscar Reyes Cárdenas cuestionó esta semana el proceso de venta de la Essa, por considerar que el Gobierno está desatendiendo los conceptos en contra del proceso de venta que hicieron en su momento la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República.
Reyes Cárdenas, de Convergencia Ciudadana, recordó que ambos entes de control y vigilancia señalaron que la venta de estos activos no se ajustaba a la Constitución.

En el mismo sentido, se interpuso este martes 24 de febrero, en el Juzgado 10 de Bucaramanga, una acción popular en Bucaramanga que busca detener el proceso.

El dinero de la venta irá a la vía a cúcuta

Ya sea en manos de EPM o de otro operador nacional o internacional, los recursos resultantes de la venta de la Empresa Electrificadora de Santander, Essa, se destinarán a la construcción de la doble calzada vial entre Bucaramanga y Cúcuta, al menos en el tramo Bucaramanga – Cuestaboba (kilómetro 70 de la carretera).

Esa fue la precisión hecha por el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, al gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, quien confirmó que esa es la intención que tiene el Gobierno Nacional con esos recursos.

La misma destinación que fue solicitada por un grupo de congresistas de Santander para el primer proceso de venta. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad