Publicidad

Local
Jueves 15 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Mujeres cacaoteras líderes en el agro y en su hogar

El proyecto busca hacer recomendaciones en términos de política pública y mejorar la economía del cuidado especialmente en lo que respecta al trabajo doméstico no remunerado.

Compartir
Imprimir
Comentarios
 Suministrada / VANGUARDIA
Suministrada / VANGUARDIA

Compartir

Suministrada / VANGUARDIA

 Suministrada / VANGUARDIA
Suministrada / VANGUARDIA

Suministrada / VANGUARDIA

Ser emprendedor o empresario, trabajar en el campo, pero al mismo tiempo tener un hogar y criar a los hijos puede ser una odisea para muchos, especialmente, para las mujeres. Si a eso se le suman obstáculos como el no tener las herramientas adecuadas como una estufa o la suficiente capacitación para sacar adelante sus productos, se convierte en una tarea casi imposible.

Es precisamente esa problemática la que se buscó atacar con el proyecto piloto que se adelantó con las mujeres de la Asociación Zurron’s Cacao, quienes fueron capacitadas en economía del cuidado y en cómo optimizar el trabajo doméstico no remunerado con sus familias.

Esto con el fin de crear una metodología que permita formular recomendaciones y una política pública que se pueda replicar en distintas partes del país, rompiendo así el mito de que “el hombre es el que provee y la mujer se encarga del hogar”.

Durante cerca de cinco meses se realizó un trabajo no solo con las mujeres de Zurron’s Cacao, sino con los integrantes de sus familias en el marco de la iniciativa “Prácticas de Innovación y apropiación de las TIC en la Economía del Cuidado para la reducción/optimización del Trabajo Doméstico no Remunerado”.

Nicolás Urbano, coordinador técnico del proyecto piloto de Proterritorio, explicó que la próxima semana en la vereda La Ceiba, en Rionegro, Santander, se realizará la clausura de este proyecto desarrollado con el apoyo de la Unión Europea, la Agencia de Cooperación Internacional Italiana y la FAO Colombia. Este es un proyecto que hace parte de 12 pilotos más que se realizan en el marco de un gran programa de Desarrollo Rural con Enfoque Territorial sobre la Economía del Cuidado.

Urbano manifestó que el objetivo de la iniciativa era construir elementos metodológicos e identificar elementos prácticos para hacer sugerencias y recomendaciones en términos de política pública sobre la economía del cuidado, trabajo doméstico no remunerado, configuración de nuevos imaginarios de género, desarrollo económico justo y protección de lideresas.

La metodología

El proyecto comenzó haciendo un diagnóstico específico. Inicialmente se identificaron las principales actividades en las cuales las mujeres destinaban su tiempo en términos de trabajo doméstico y de cuidado, como por ejemplo, la preparación de los alimentos, el lavado de la ropa, la recolección de leña, el cuidado de personas con alguna discapacidad o con un nivel avanzado de edad, en la compra y el suministro de los alimentos, etc.

Con el diagnóstico se identificó cual era la actividad en la que las mujeres ocupaban más tiempo y que les impedía disponer para ellas y para el trabajo en la asociación.

Una vez se identificó la actividad, se inició una serie de talleres con temas como liderazgo adaptativo, la importancia de la redistribución de roles al interior de la familia, el reconocimiento a las labores que se realizan y la importancia que tiene el trabajo no remunerado, no solo para sus hogares, sino también para la economía nacional.

Adicionalmente, las mujeres también tuvieron la oportunidad de participar en eventos en Bogotá como Choco show; en Bucaramanga en la feria Bioexpo, la feria de negocios verdes más grande de Colombia; también participaron en el Festival de Cine Verde en Barichara. En algunos casos participaron como invitadas y en otros como expositoras.

Y con el diagnóstico se hizo también una inversión en donde se les entregó una dotación. En este caso se les suministró a la gran mayoría estufas, para optimizar los tiempos en la preparación de alimentos y recolección de leñas.

También a varias familias les entregaron las lavadoras, porque muchas familias ocupaban muchas horas lavando la ropa en el lavadero y de esta manera optimizar los tiempos.

Acompañamiento técnico

En el desarrollo del proyecto también se hizo un acompañamiento técnico y se hizo un diagnóstico de cómo estaban en su modelo con respecto a la maquinaria, el empaque y producción.

De acuerdo con Urbano, en el momento en que se inició el proyecto, la asociación estaba maquilando, es decir, acudían a otra fábrica para que les transformara el chocolate y con el proyecto se logró poner en marcha un pequeño taller en donde van a transformar su propio chocolate, reduciendo costos y logrando mayores márgenes de rentabilidad.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Nelly Vecino Pico

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad