miércoles 13 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Nadie ganaría en frente comercial entre Estados Unidos y la India

Aunque para Colombia una guerra comercial entre EE.UU. e India lo afectaría por las fluctuaciones de precios internacionales, al tiempo le podría favorecer para suplir las necesidades del país norteamericano.

El presidente Donald Trump abriría un frente comercial contra India y esto prendió nuevamente las alarmas en el mundo.

¿La razón? Porque India es un mercado emergente de gran importante para el mundo. En los últimos cinco años su economía ha crecido en un promedio del 4%, esto la ha convertido en un mercado significativo en el ámbito mundial, en la misma línea de la Unión Europea, China y Estados Unidos.

Sin embargo, los analistas económicos aseguran que si Estados Unidos iniciara una guerra comercial contra este país, tendría que evaluar el impacto de lo que ese frente comercial ha sido contra China.

“Particularmente India ahora tiene un gobierno con unas políticas de restricción del comercio, lo cual sería clave en este tema. No sé si esto implica una guerra comercial”, asevera Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario.

Además, afirma James Hernández, presidente y cofundador de la consultora Trust Corporate, un frente comercial por proteccionismo mal encausada puede traer consecuencias negativas para el país que la inicia, en este caso sería EE.UU.

Crecimiento impactado

Una guerra donde se limite el comercio libre de países, dice Sepúlveda, tiene un impacto en el crecimiento global de la economía.

“En el corto plazo se acelerarían algunas economías y disminuiría el crecimiento de otras, pero en términos generales traería un menor crecimiento potencial. Después el impacto específico dependería del tipo de guerra económica, entre cuáles países sería y a cuáles sectores se busca proteger. En principio lo que uno sabe es que un comercio internacional fluido habilita el crecimiento económico, si ese comercio se limita a su vez se restringe dicho crecimiento.

Pero esto no sería el único problema que se tendría. Si Estados Unidos pensará en producir a un menor costo los principales artículos o productos que se elaboran en el país asiático sería inconcebible porque eso generaría un espiral inflacionaria importante en el país del norte, ya que tendría que generar programas de incentivo fiscal, crediticio y financiero para los productores nacionales y eso se traduce en una mayor inflación.

“La experiencia que EE.UU. tuvo con China debe hacerle entender que una guerra comercial con ningún país es viable y que en esto el que más pierde es el que la inicia porque tendría que esperar una espiral inflacionaria importante para poder bajar los costos de producción con respecto a los mercados que la producen”, explicó Hernández.

Para los expertos, por ahora se debe esperar cuáles son las medidas arancelarias que planteará Estados Unidos contra India, en una guerra donde nadie ganaría.

$!Nadie ganaría en frente comercial entre Estados Unidos y la India
Santander se favorecería
Si bien Colombia y Santander no tiene un mayor comercio con India y una guerra comercial no tendría un efecto directo, Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de Analdex, aseguró que “el mayor problema es que el comercio mundial se ha reducido y esto le pega a un país pequeño como Colombia. Para nuestras exportaciones la dinámica del comercio mundial es fundamental, si la demanda aumenta, vendemos más, si cae se resiente”.
No obstante, Martín Gustavo Ibarra, presidente de Consultores Araújo Ibarra, señala que sería una guerra en la que Colombia y Santander podrían beneficiarse, ya que se abrirían espacio para suplir algunos productos al mercado de EE.UU. como en el sector textil, confecciones, medicamente y joyería, los que básicamente India comercializa allí.
“Para India es importante, que es el segundo país que más crecido exportaciones con destino a Estados Unidos, tendría repercusiones, pero se puede abrir oportunidades de negocios para Santander”, agregó Ibarra.
Ante esta situación, la economía regional debe plantearse ¿Cuál es su agenda de competitividad?, aconseja Carlos Sepúlveda, decano de la facultad de Economía de la Universidad del Rosario, ya que entre más competitivo y productivo sea, más resistente puede estar ante estos ataques.
De otro lado y debido a que Colombia es un mercado pequeño, puede ser sensible a fluctuaciones de precios internacionales en ciertos productos que pueden afectar ciertas industrias, como aconseja Sepúlveda, hay que preguntarse qué tan diversificado está la estructura productiva del país para que una guerra comercial frente a un sector no los impacte.
Sólo en enero de 2019, las exportaciones colombianas con destino a la Indica sumaron US$25.502 millones FOB, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane.
En datos más locales, en el 2018, 20 empresas de Santander exportaron con destino a Asia un total de US$31.859 millones FOB, lo que significó que tuviera una participación del 7,7%. Combustibles minerales, café y cacao fueron los principales productos comercializados, según datos del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad