miércoles 23 de noviembre de 2022 - 11:30 AM

Productores en Santander alertan sobre la crisis de la cadena productiva de la guayaba y el bocadillo veleño

Alertaron que los precios de los fertilizantes y otros insumos han incrementado los costos actuales de una canastilla de guayaba, que actualmente son de $30.000 aproximadamente, puesta en finca.

Productores de guayaba de las provincias de Vélez, en Santander, y Occidente y Ricaurte, en Boyacá, a través de un comunicado, pusieron en conocimiento a la opinión pública de una crisis en la cadena productiva de la guayaba, que repercute en la calidad de vida de quienes dependen de este sector.

Quienes firman el comunicado son: asociaciones de Productores de Guayaba de las Provincias de Vélez, Occidente y Ricaurte, que incluyen los municipios: Albania, Vélez, Barbosa, Moniquirá, Guavatá, Puente Nacional, Jesús María, Florián, Briceño, Tununguá, Pauna; y asociaciones de Productores de Bijao de las Provincias de Vélez y Ricaurte.

Son 13 puntos que exponen en el texto. El primero hace referencia a que la guayaba regional es la principal materia prima del bocadillo veleño, 46.800 toneladas se procesan en los municipios de Vélez, Guavatá, Barbosa, Puente Nacional y Moniquirá. Actualmente, 4.800 personas viven de esta actividad productiva.

"Muchos de los productores de la guayaba de la región realizaron la transición de plantaciones silvestres a cultivos desde hace 8 años, para optimizar las actividades de manejo y para entregar a los industriales del bocadillo frutas libres de plagas y enfermedades", precisaron las asociaciones.

Recordaron que, como cultivo, la guayaba tiene altos costos de establecimiento y mantenimiento; y pese a todos los esfuerzos, no se ha logrado en la región contar con oferta de fruta constante durante todo el año.

"Por factores climáticos, esta situación se ha presentado en todo el país, pues en los primeros meses del 2022, hubo escasez de guayaba en varios departamentos, llevando la canastilla de guayaba a un precio histórico de $50.000 (25 kilos)", puntualizaron en el documento.

Asimismo, para la fecha de expedición de este comunicado, en el país, existe una sobreoferta de guayaba, y aunque en la región hay suficiente oferta, se ve el ingreso de fruta de otras regiones como Antioquia, Cundinamarca y Valle del Cauca; "en camiones u otros vehículos que, con la ola invernal, afectan nuestra malla vial".

También alertaron que los precios de los fertilizantes y otros insumos han incrementado los costos actuales de una canastilla de guayaba, que actualmente son de $30.000 aproximadamente, puesta en finca. En tanto que el valor con costos de transporte en fábrica no supera los $13.000.

El séptimo punto del comunicado hace referencia a la deficiencia en la malla vial, la mayor parte de los productores no venden la fruta directamente en la agroindustria; de allí que, los intermediarios juegan un papel importante como eslabón de la cadena de la guayaba. Sin embargo, no existe un control del precio pagado al productor. Por ejemplo, el precio de la canastilla que en Albania cuesta a $8.000, en Güepsa, un municipio más cerca al área de procesamiento fue pagada a $4.000.

"Históricamente, los precios de la guayaba han sido muy variables, Aunado a esto, la forma de pago al productor también lo es. A veces estos pagos se demoran más de dos meses, por lo que no se cuenta con los recursos para fertilizar los cultivos en las fechas que corresponden", advirtieron los productores de la región.

Debido a esta crisis, se lee en el comunicado, muchos productores han manifestado la posibilidad de disminuir la oferta y que en la región se reemplace la guayaba por cultivos como el café u otras alternativas.

"Aunque en este momento la situación no es igual para la hoja de bijao, también este eslabón, sufre esta variación de precios, por lo que se requiere una intervención real, para mitigar los riesgos que generan estas situaciones", reiteraron.

A la fecha, ni la guayaba ni el bijao han sido incluidos como cultivo, para los beneficios del Gobierno como subsidios en compras de insumos, priorización en cadenas productivas y otros.

"Por la grave afectación a la infraestructura vial, a causa de la ola invernal, muchos municipios se encuentran en calamidad pública; se han reportado deterioro de las vías de comunicación: primarias, secundarias y terciarias y hay riesgo en varios sectores de quedar incomunicados totalmente".

Finalmente, indicaron que esta crisis afecta en toda la región a 5.000 familias.

"Debido a todo lo anterior, hacemos un llamado a la opinión pública, a entidades gubernamentales, al Gobierno nacional, a instituciones, cultivadores, procesadores e industriales, para realizar una intervención urgente en la infraestructura vial y para apoyar procesos que permitan estabilización del precio en los eslabones de la cadena, con el que industriales y productores de guayaba logren tener un equilibro que permita negociaciones justas".

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad