miércoles 30 de enero de 2019 - 12:00 AM

¿Renacerán las relaciones comerciales en tre Colombia y Venezuela?

Hablar de reabrir las relaciones comerciales es apresurado debido a la situación que aún se vive en el vecino país, a pesar de ser un destino atractivo para los empresarios, especialmente de los santandereanos.

La autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela ha generado gran expectativa en el mundo, particularmente en el tema del comercio con esa nación.

Para los analistas de mercados es prematuro hablar de reabrir las relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela, aunque contemplar esta idea es una posibilidad que traería beneficios con relación a las exportaciones.

Para Javier Díaz Molina, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, antes de este paso se tendría que dar un cambio de modelo político y económico. En este último se debería empezar con un proceso de reconstrucción del aparato económico, como lo sería controlar la inflación.

“Cuando uno se imagina ese proceso piensa en que Venezuela se destruyó parte de su aparato productivo y eso hay que reconstruirlo, y lo que se observa es que Colombia, como país vecino, sería llamado a participar en ese proceso de abastecimiento, provisión de bienes, materias primas y de servicios. Pero habría que mirar cómo se dará, cuáles son las ayudas internacionales, cómo se financiará. Es claro que necesitan abastecerse, pero también es importante saber cómo lo pagará, cómo será el proceso y eso no está claro”, aseguró Díaz Molina.

Lea también: Santander fortalecerá su potencial exportador

Y es que si bien es cierto que la política de Venezuela ha conducido a un deterioro sistemático de su economía que tiene que ver con la política cambiaria, fiscal, externa de relaciones internacionales y la recuperación de los sectores productivos, Darío Germán Umaña Mendoza, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana, afirma que ese cambio implica un transformación no solo en el modelo económico, sino en la percepción sobre cómo manejar la economía.

“La relación comercial colombiana y venezolana tiene un pasado prometedor. Hasta el 2008 llegamos a cerca de US$9 mil millones de comercio entre los dos países, después de este año y hasta el 2014, año en el que bajó el comercio, se mantuvo la relación comercial en niveles de US$2.500 millones; sin embargo desde el 2015, cuando se agudizaron las dificultades en la economía en general, el comercio ha disminuido de manera importante, pero sigue manteniéndose en US$500 millones. No obstante, por contrabando podemos tener el doble del comercio, es decir, US$1.000”, aseveró Umaña Mendoza.

En caso de que Venezuela logre una recuperación, afirma el directivo de la Cámara, tendrá una capacidad inmensa en sus reservas para poder con la ayuda del financiamiento internacional, generar fenómenos virtuosos de desarrollo, sostenibilidad y nueva demanda.

Recuperar la confianza

En el pasado, Venezuela era un destino clave para Colombia, en el que Santander no fue la excepción.

Hace más de una década, en el 2008, según datos del Observatorio de Competitividad de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, el departamento exportaba US$330 millones FOB al país venezolano; ahora el panorama es otro, ya que en 2018, con corte a noviembre, se logran ventas por US$6 millones FOB.

“Indudablemente Santander sería un directo beneficiado en un escenario donde se restauraran las relaciones comerciales, pues en ese proceso de abastecimiento, la cercanía geográfica es un elemento que lleva a que sea competitivo en ese mercado”, explica Díaz Molina.

Una opinión similar tiene Horacio Cáceres Tristancho, director del Observatorio de Competitividad de la CCB, quien añade que se favorecerían las relaciones comerciales bilaterales, no solo en aspectos industriales sino de otros rubros.

“Hasta ahora es un tema incierto, nadie puede asegurar que los cambios se den”, reiteró Cáceres Tristancho.

Pero así como hubo bonanza exportadora, muchos empresarios como Carlos Pérez, propietario de la desaparecida empresa OC Fashion Ltda., tuvieron pérdidas en el pago de su mercancía.

“En una exportación que hice a Venezuela perdí en aquel momento $58 millones que sumaron las ventas de unas pijamas para damas, era lo que fabricaba en ese momento”, contó Pérez. A otros les tardaron más de un año para que les cancelaran sus facturas.

Esto muestra que la recuperación de la confianza, como dice Cáceres Tristancho, sería clave si se reabrieran el flujo comercial.

Con este debilitamiento en las relaciones comerciales, Santander debió buscar nuevos destinos para sus productos; sin embargo se convirtió en una oportunidad para mostrar que los productos regionales se pueden llevar al resto del mundo, gracias a 16 los Tratados de Libre Comercio, TLC.

Las compras y ventas
Venezuela fue un socio comercial clave para Colombia. Según recuerda Darío Germán Umaña Mendoza, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Colombo Venezolana, “hasta el 2008 llegamos a cerca de US$9 mil millones de comercio entre los dos país, después de este año y hasta el 2014, año en el que bajó el comercio, se mantuvieron las relación comerciales en niveles de US$2.500 millones. Sin embargo, desde el 2015, cuando se agudizó las dificultades en la economía en general, el comercio ha disminuido de manera importante, pero sigue manteniéndose en US$500 millones. No obstante, por contrabando podemos tener el doble del comercio, es decir, mil dólares.
Aunque hoy en día son menos los bienes y servicios que se llevan al vecino país, según la Cámara de Comercio Colombo Venezolana se sigue comercializando alimentos, agroindustrial, farmacéuticos, productos metalmecánicos, automotor, autopartes, productos químicos e insumos para las empresas.
En el caso de las compras que hace Colombia al vecino país son menores, sin embargo hay un comercio importante en el sector petroquímico, fertilizantes y productos del sector metalmecánicos.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad