viernes 31 de julio de 2009 - 10:00 AM

Santander en caucho, no quiere ser sólo látex

Santander en materia de caucho tiene claro para donde se alarga.

Quiere ser un epicentro productor que abastezca la demanda de la industria de Bucaramanga y, de paso, aprovechar su cercanía a puerto para llegar al mercado externo, donde hay un déficit de un millón de toneladas anuales.

De acuerdo con Hernán Hernández Peñaloza, presidente de la junta directiva de la Mesa Sectorial de Caucho, en Santander se tienen 6 mil hectáreas, de las cuales sólo hay en producción 200; sin embargo, en 2010 entrarán a 'ordeño' 1.000 hectáreas y entre 2011 y 2012, llegarán a producción otras 3 mil.

Lo anterior significa que en tres años el departamento será el epicentro cauchero más importante del país.

En el Encuentro Nacional Cauchero, financiado por la Usaid (cofinancia 17 proyectos en el país), Hernández Peñaloza dijo que gran parte de esa producción provendrá de clones de alta producción, los cuales pueden llegar a las dos toneladas de látex año por hectárea.

'Se tiene que aprovechar la cercanía a puerto y esa es una de las grandes ventajas competitivas de las plantaciones del Magdalena Medio', agregó.

Respecto a la planta de procesamiento para la transformación del látex, en busca de un valor agregado, Hernández Peñaloza dijo que tiene un valor de $2.000 millones y el 80% ya se encuentra, literalmente, en el bolsillo.

'No tiene sentido montarla ahora, cuando no hay látex para procesar. Se tendrá lista en 2012', agregó.

El dólar

De acuerdo con Antonio Valencia Villegas, coordinador de Alianzas productivas de Asoheca, en Florencia, Caquetá, hay dos factores que no están favoreciendo a los caucheros en el momento: los bajos precios del petróleo y la revaluación del dólar.

'Cuado hay un crudo barato muchos industriales optan por buscar sustituto del caucho natural, por lo que hay menos demanda; y al tener un dólar más barato pues hay menos pesos en el momento de exportar', agregó.

Caquetá es el mayor sembrador de Colombia con 6.000 hectáreas, de las cuales 1.200 están en producción.

Poseen una planta que transforma sus 700 toneladas de caucho natural al año; sin embargo, solo se utiliza el 20% de la capacidad instalada.

Sacan al mercado caucho técnicamente especificado (TSR20) para la industria, el cual tiene un precio de $4.500 el kilo, casi el doble de si se vende sin transformar.

'El cultivo es rentable, pero hay que ser competitivos y eficientes', agregó.

Según el directivo, en 2008 estaban colocando el kilo de caucho a US$3,3 y hoy lo venden a US$1,4.

Brasil, el cauchero


En Brasil todo es gigante y no podría dejar de serlo a la hora de sembrar caucho.

De acuerdo con Tarsicio José Gualberto Fernandes, experto del Brasil, ellos producen 90 mil toneladas anuales, pero importan 180 mil.

'Se trabaja igual que Colombia, con financiación de proyectos y programas de expansión con pequeños campesinos. Creo que en unos 20 años esta zona subtropical de Suramérica (Colombia, Brasil, Venezuela, Ecuador) podría estar compitiendo con esos gigantes del sudeste asiático', agregó.

'Brasil es inmediatista por lo que cultivos como el caucho llevan tiempo en desarrollarse a pesar de tener grandes extensiones para su siembra', agregó. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad