miércoles 15 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Santander está tranquilo ante la disminución de reservas de gas en el país: Vanti

El aumento de consumo de gas en Colombia más allá de lo proyectado ha dejado como resultado la disminución de la reservas, por lo cual, el Gobierno buscará alternativas para evitar una futura pérdida de autosuficiencia que llevará al país a la importación del combustible.
Escuchar este artículo

Tras el anunció de la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, sobre la disminución en las reservas de gas, las cuales cayeron 2,9% y redujeron su vida media útil de 11,7 a 9,8 años, han sido muchas las reacciones sobre si se iniciará un racionamiento del servicio en el país, así como de las alternativas para el aumento de las reservas.

También puede leer: Vanti le apunta al uso del gas en la industria y los vehículos

Entre las opciones, el Gobierno, empresarios y gremios del sector de hidrocarburos aseguran que el país tiene el gas natural suficiente para garantizar la demanda actual con producción local o con importación, pero para poder tener mayor tranquilidad a largo plazo, se necesitan acciones puntuales que motiven la inversión, exploración y el aumento de la demanda de gas natural.

El presidente de Vanti (antes Gas Natural Fenosa), Rodolfo Anaya Abello, aseguró que Santander a través de la empresa Gasoriente puede estar tranquilo del suministro de gas a largo plazo.

“Tenemos contratos con productores de gas a diez años lo que significa que la disminución presentada en las reservas no representa un riesgo para la región. No obstante, como dijo la Ministra es importante aumentar la explotación de yacimientos convencionales, la realización de los pilotos de yacimientos no convencionales y el desarrollo de proyectos en el mar Caribe”, dijo.

Fracking, una alternativa

El vocero de Vanti destacó que el país tiene un potencial muy grande de gas en el subsuelo que se debe aprovechar para generar empleo, proyectos productivos en las regiones, ingresos nacionales, movilidad sostenible, equidad en los hogares y seguridad energética.

“Si no se adelantan dichas exploraciones y explotaciones en 2021-2023 podríamos necesitar gas importado para suplir la demanda de gas domiciliario en algunas zonas del país, a un precio de más del doble del interno”, dijo.

También le puede interesar: Polémica porque el fracking en Colombia volvió a tomar fuerza

Por su parte, Orlando Cabrales, presidente de la Asociación Colombiana de Gas Natural, Naturgas, destacó el aumento de la demanda del gas en el 2018 del 16% con respecto al 2017, lo que muestra que los colombianos estamos viendo los beneficios del gas natural para una mejor calidad de vida, competitividad económica y calidad del aire en las ciudades.

“El potencial en materia de gas es muy grande pero necesitamos desarrollar nuestros recursos en yacimientos convencionales y no convencionales, para seguir impulsando el gas natural que es un combustible muy importante para la transformación energética del país”, anotó el vocero de Naturgas.

Lea también: Bucaramanga requiere renovar flota de buses para mejorar la calidad del aire: Naturgas

Así mismo, destacó que el desarrollo de proyectos en el mar podría asegurar el abastecimiento más allá del 2031.

“Las explotaciones costa afuera serán viables si se encuentran reservas suficientes (para abastecer a Colombia y posiblemente exportar) a costos competitivos en boca de pozo”, afirmó.

Según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, Colombia tiene un potencial de 54.7 teras de pies cúbicos de gas en estos yacimientos que quedan a grandes profundidades. Esto significaría multiplicar por diez las reservas actuales del país.

MinMinas reportó bajas reservas de gas
Con corte al 31 de diciembre de 2018, el país logró incorporar 272 giga pies cúbicos a sus reservas probadas, principalmente por la reclasificación de recursos y descubrimientos que permitieron adicionar 34 Gpc. No obstante, se evidencia un incremento del 16% en la producción comercializada de gas, que pasó de 332 a 386 giga pies cúbicos en 2018.
“El gas natural es un combustible fundamental para la transformación energética. Sin embargo, por cada giga pie cúbico producido solo estamos incorporando 0,7 a nuestras reservas probadas. Las proyecciones muestran que si no encontramos nuevas fuentes en 2021-2023 podríamos necesitar gas importado”, agregó la ministra.
Se calcula que el uso de gas natural vehicular reduce la contaminación del medio ambiente con cerca del 40% menos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel, y representa una reducción del 75% en material particulado.
Actualmente, 9.5 millones de familias, establecimientos comerciales e industriales utilizan gas natural, además de 230 mil vehículos livianos y 1.000 vehículos de transporte público, camiones, volquetas y recolectores de basura que se movilizan con esta fuente de energía.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad