martes 28 de junio de 2016 - 12:01 AM

Santander puede convertirse en una potencia acuícola del país: Aunap

La carne de pescado es uno de los productos con mayor demanda en el mercado externo.

Muestra de lo anterior es que el país logra colocar anualmente U$40 millones en carne de pescado exportada a Estados Unidos, con una ventaja adicional sobre su más fuerte competidor, que es China, al llegar con un producto refrigerado, mas no congelado.

Ese propósito, factor sustancial en la comercialización, logra cumplirlo en menos de 60 horas, para estar en las góndolas de los almacenes de cadenas en ese país.

De acuerco con Pedro Julián Contreras, profesional de la Aunap, quien participó en el foro “Pesca y las estrategias para el desarrollo regional del nororiente del país y el Magdalena Medio”, realizado en Barrancabermeja en el marco de Feriagro, Santander y el Magdalena Medio cuentan con un recurso hídrico para el desarollo pesquero en cautiverio que invidiaría los proyectos de Betania, en el Huila, que se han caracterizado por ser los mayores cultivadores de tilapia para exportación del país.

El profesional de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca expresó que “la región nororiental del país (Santander y Norte de Santander) tiene una riqueza hídrica muy grande, superior a Cauca, Antioquia y Boyacá, que son los fuertes productores de trucha”.

El profesional de la Aunap señaló que estudios preliminares adelantados por Fedeacua dan cuenta de que en los embalses de Santander y Norte de Santander se tendría un potencial de producción en piscicultura que podría estar entre las 15.000 y las 20.000 toneladas al año.

“Se constituiría como una fuente de demanda de bienes y servicios, convirtiéndose en una alternativa económica para la región” agregó.

Según el conferenciante, en el departamento se tiene agua en todos los pisos térmicos, lo que permite el cultivo de peces apetecidos por el mercado externo, como lo son la tilapia y la trucha.

El verdadero potencial

Según la Aunap, en el Magdalena Medio se tienen fuentes hídricas permanentes y de gran importancia, como por ejemplo las contenidas en los ríos La Miel, Negro, Carare, Opón, Cimitarra, Sogamoso y Lebrija.

En ellas es posible desarrollar estanques, tal y como se hace a gran escala en Huila y el Tolima. Ese producto se podría colocar en Estados Unidos y Europa, mercados insatisfechos de alta demanda.

Para atender el mercado local, se trabajaría con acuicultura a pequeña y mediana escala, a través de núcleos de producción por municipio, modelo que involucra 16 unidades de producción, inversión que no supera los $300 millones por municipio.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad