sábado 11 de julio de 2020 - 12:00 AM

“Será improductivo abrir si no hay demanda”: hoteleros

Lo que sigue es que el Gobernador y los alcaldes de cada municipio realicen la solicitud a los Ministerios de Salud e Interior para la implementación del plan piloto de reapertura.
Escuchar este artículo

Hoteles y gimnasio se unen a los sectores como restaurantes y aéreo para retornar a sus actividades económicas.

De acuerdo con el decreto 999 de 2020, los mandatarios de los municipios no COVID o de ‘baja afectación de COVID’ (como han sido calificados) podrán solicitar a los Ministerios de Salud e Interior permisos para implementar los planes pilotos de reactivación en las actividades de la industria hotelera, la operación aérea y aeroportuaria; la comercialización de los productos de los establecimientos y locales gastronómicos; gimnasios; actividades náuticas y la apertura de museos y bibliotecas, entre otros.

“Los municipios ‘no COVID’ o de ‘baja afectación’, con el cumplimiento obligatorio de los protocolos de bioseguridad, pueden aplicar para una paulatina apertura e implementación de pilotos en los sectores que complementan el sector turismo como lo son los restaurantes, los zoológicos o los parques temáticos. En el caso de los municipios de ‘alta o mediana afectación’ los alcaldes también tienen la posibilidad de activar pilotos para restaurantes con servicio a la mesa, siguiendo así el camino hacia la reactivación”, afirmó José Manuel Restrepo, ministro de Comercio, Industria y Turismo.

Esto lugares deberán implementar medidas de bioseguridad en el alojamiento, con los huéspedes, en alimentos y bebidas, el uso de áreas húmedas y zonas comunes como los restaurantes donde deberán maneja un distanciamiento de 2 metros en las mesa y el desayuno no podrá ser bufet sino a la mesa.

Articulación de las propuestas

Lo anterior es una buena noticia para los empresarios hoteleros de Santander, especialmente porque durante la pandemia la ocupación hotelera ha caído hasta un 95% y las pérdidas en la capital santandereana llegan a los $20 mil millones.

Para Sergio Emilio Morante, presidente de la junta directiva Probarichara, aunque los planes pilotos, la apertura depende del mercado de lo contrario será improductivo abrir.

“Si no hay turistas es poco rentable abrir un hotel. Habrá oferta sin demanda y no se tendrán ingresos para asumir los costos operacionales que tiene el funcionamiento de estos lugares”, añadió Morante.

Para los empresarios, la propuesta terminaría siendo una falacia sino se logra la reapertura del transporte aéreo e intermunicipal y se permite la movilidad del transporte particular sin restricciones.

“Mientras no haya aeropuertos ni transporte con las principales ciudades es un canto a la bandera. Conectar a Bucaramanga con Cúcuta es un excelente ejercicio, pero esta ciudad no es un fuerte en la movilidad de huéspedes”, aseveró Héctor Cristancho, gerente del Hotel Dann Bucaramanga

Sin embargo, enfatiza que la reapertura de los vuelos piloto es abrir una puerta para conectarse con otras ciudades como Cali y Medellín, por eso se siente optimista con este regreso.

Aunque el Gobierno nunca decretó el cierro de los hoteles del país, muchos de estos lo hicieron por la poca demanda que existía. En Bucaramanga hay 36 hoteles y solo seis de ellos siguieron funcionando durante la pandemia. Sus huéspedes han sido en caso puntuales como personal médico o funcionarios del estado, entre otros.

En la provincia el panorama es menos alentador. Por cuenta de la coyuntura del COVID, según Morante, en Barichara hay 120 hoteles, de los cuales 30 han cerrado sus puertas de manera definitiva.

“El inicio de la reactivación debe ser escalonada. Sí pensamos que puede haber más agilidad en la puesta en marcha de los pilotos. Los hoteleros están muy golpeados y no queremos seguir arriesgando los empleos de los colaboradores, ni que más hoteles se arruinen”, puntualizó Gustavo Toro, presidente ejecutivo nacional de Cotelco

Pero el gremio es esperanzador. Saben que la situación va a mejor, pero su proceso será lento. “Debemos hacernos a la idea de que esto llegó por mucho tiempo y pensar en los hoteles cómo reinventarnos en el servicio, no podemos hacer lo mismo que lo hacíamos”, precisó Cristancho.

Los gimnasios están listos
El decreto también anuncia el regreso de los gimnasios. A partir del 1 de agosto, los alcaldes deben regular los protocolos de bioseguridad que se deben implementar en cada lugar y hacer la solicitud ante el Gobierno Nacional.
Ya muchos de ellos están preparados para su regreso. De acuerdo con David Anaya, vicepresidente de la Asociación de Gimnasios de Santander, informó que el control irá desde la toma de temperatura al ingresar, control de salud de sus afiliados, cita previa y por grupos para las clases, y las máquinas tendrán un distanciamiento físico, entre otros.
Las pérdidas para los empresarios de este sector no están cuantificadas, pero el funcionamiento de muchos de los centros de acondicionamiento está en la cuerda floja.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad