sábado 12 de febrero de 2022 - 12:00 AM

Video: Alzas en precio de la pastusa en Bucaramanga no son ‘buena papa’

Una libra de papa ‘negra’ en plazas de mercado de Bucaramanga se consigue hasta en $2.000. Por ello los comensales se las han tenido que ingeniar para no dejar de comerla o remplazarla por un producto que se le parezca. Hablamos con comerciantes en busca de respuestas sobre estos elevados valores.

Gladys Rincón es una comerciante de la Plaza de Mercado Central de Bucaramanga. El año anterior vendía la libra de papa pastusa gruesa a $500 y desde enero pasado tuvo que subirle a $2.000 porque, según ella, el bulto de 50 kilos del producto, que lo compraba en $120.000, ahora le cuesta $300.000.

Para no perder a su clientela tuvo que generar una opción para las ventas y fue de clasificar la papa por su tamaño. La mediana la está ofreciendo a $1.800, pero si le compran mayor cantidad la deja hasta en tres libras por $5.000. “Quienes llevaban el producto por arrobas ahora sólo les alcanza para 10 kilos, máximo”, aseveró Rincón.

En la entrada de este centro de mercadeo se ubica Blanca Cecilia Lagos, quien también depende del producto para su negocio. Esta mujer elabora papas rellenas y aseguró que por los elevados costos de la materia prima, “tuve que subirle $500 a cada una. Pasé de ofrecerla de $2.000 hace unos mes a $2.500 este año”.

Aunque el tamaño sigue siendo el mismo, doña Blanca optó por freír más empanadas que papas rellenas y en su vitrina móvil redujo de 50 a 15 la cantidad de este producto que ofrece a diario.

Otra de las mujeres que también tienen este producto como parte de su negocio es Eslendy Ortiz, quien tiene un restaurante en el último piso de la Plaza de Mercado Central. A los desayunos que vende, que llevan papa cocida, les incrementó $2.000 en el valor total y pasaron de costar $8.000 a $10.000 actualmente.

Además, si el cliente desea papas a a francesa, tiene un costo adicional y se vende por porción. Por ello, para el caso de los almuerzos corrientes, Ortiz Jaimes decidió remplazar la papa por la yuca, por el menor valor en el que se encuentra en el mercado.

Precisamente, los vendedores de plátano hartón y yuca están aprovechando la carestía para ofrecer como alternativa sus productos. Así las cosas, una libra de yuca se consigue en $1.500 y una de plátano en $1.900, algunos pesos menos que la pastusa.

Por su parte, el representante de la Asociación de Productores Agrícolas de García Rovira, Olinto Calderón Basto, atribuyó las alzas a varios factores.

El primero fueron las heladas de enero y febrero que quemaron gran parte de las cosechas que se sembraron desde la mitad de 2021 y que estarían listas para abastecer los mercados durante los inicios de 2022.

Cárdenas también expresó que los precios de los insumos, como los abonos, subieron de precio y las personas que antes compraban un bulto de 50 kilos por $150.000 ahora se encuentran en $200.000.

Además, el jornal de los obreros pasó a $30.000, antes $25.000, y con la comida adicional sale el día a $50 mil cada uno.

El cultivador calculó que “por cada hectárea sembrada, un papicultor invierte más o menos $15 millones, pero con esta variación de los precios es incierto si puede recuperarle”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Milton Velosa

Comunicador social - periodista egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Llega a Vanguardia en el 2012 al equipo web, trabajando en temas de movilidad e infraestructura. Ganador del premio departamental de periodismo Luis Enrique Figueroa en la categoría mejor trabajo audiovisual para internet, en los años 2016 y 2021 y del Premio Silvia Galvis 2021.

@milvelosa

mvelosa@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad