viernes 20 de noviembre de 2020 - 3:10 PM

Video: Las lluvias convierten en trochas intransitables las vías veredales de Santander

Los fuertes aguaceros no cesan en Santander y afectan directamente a los campesinos de la región, a quienes se les dificulta la comercialización de sus productos por el deficiente estado de las vías convertidas en trochas intransitables.
Escuchar este artículo

Un ejemplo de las dificultades que padecen por estos días las zonas rurales de la región es Puerto Parra, moverse por sus veredas es una odisea.

Desde la semana pasada, día tras días, han caído torrenciales precipitaciones en este municipio, cuya casco urbano se ubica a 240 kilómetros de Bucaramanga. Las consecuencias se reflejan en las vías que comunican a las poblaciones que habitan en las veredas.

Entre las carreteras deterioradas está la vía del 20, que comunica a Puerto Parra con Cimitarra, así como la vía a Playa Alta, a orilla del río Carare. Igualmente, una de las zonas más afectadas es el corregimiento de Las Montoyas, en cuyo centro poblado residen más de 2 mil personas.

El alcalde de Puerto Parra, Abelardo Pérez Romero, aseguró que el pasado lunes el municipio se declaró en estado de calamidad pública debido a la emergencia. De esta forma, se puso a disposición la escaza maquinaria que tiene el municipio, que no da abasto para atender todos los puntos críticos.

“La gente está ayudando a sacar todo el lodo que hay en las vías. Con las retroexcavadoras estamos ayudando a empujar los carros para que puedan pasar”, describe el mandatario.

Socorrer a los transportadores de la industria de la palma ha sido una ardua tarea, pues estos vehículos pesados se quedan enterrados. Si los grandes productores se ven afectados, la situación para los pequeños agricultores es peor. “Carros que llevan pollo, bebidas y pan están perjudicados, al igual que quienes recogen la leche en las fincas”, afirma Abelardo Pérez.

Para acceder a los servicios de salud el estado de las vías también se convirtió un obstáculo en las zonas apartadas. No obstante, los pobladores se las han ingeniado para socorrer a los pacientes con complicaciones. “A los enfermos graves los suben por la línea férrea en las llamadas ‘motogarruchas’ hasta Puerto Parra, donde los espera la ambulancia. Sigue siendo un peligro moverse en ese transporte artesanal, pero lo hacen para salir del paso. La gente tiene problemas para salir desde las fincas a los centros poblados para buscar asistencia médica”, relata el Alcalde.

Pese a que hace cinco días se declaró la calamidad pública, Puerto Parra aún espera el apoyo de la Gobernación de Santander y el Gobierno Nacional.

Por ahora funcionarios de la Alcaldía, la propia comunidad y los palmeros han hecho labores para tratar de mejorar las carreteras, pero sin maquinaria suficiente los avances se dan a paso lento. “Hay gente limpiando los bordos y con la retroexcavadora se ha sacado barro. Este fin de semana vamos a tratar de echar material de arrastre, los palmeros aportarán las volquetas y el Municipio la motoniveladora. Todo ha sido un trabajo de la comunidad, por ahora la Gobernación no se ha hecho presente”.

Otros municipios de Santander han reportado situaciones similares como Rionegro, Páramo, Sabana de Torres, Encino y Molagavita. En la última semana se han registrado afectaciones graves en carreteras como la que comunica Chima con Simacota, Carcasí con Enciso y Macaravita con Capitanejo. En las vías de la provincia de Soto Norte también han ocurrido derrumbes en las últimas horas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad