domingo 25 de septiembre de 2022 - 12:11 PM

Alto costo de vida frenaría el comercio a final de año

Hace unos meses el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que enfrentar el alto costo de vida causaría dolor. Y ese dolor se refiere al freno de mano que hay que meterle al consumo de las personas en el mundo.

Colombia está en la misma encrucijada que los demás países: debe decidir entre privilegiar la generación de riqueza o subir más la tasa de interés para que la gente deje de gastar y se enfríen los precios.

La próxima semana se reúne la junta directiva del Banco de la República y allí se sabrá si aumenta más el costo de los préstamos interbancarios. Además iniciará en el último trimestre del año, que históricamente ha sido el mejor para el comercio.

Claudia Bustamante, quien se desempeñó como economista de Fenalco Antioquia, subrayó que la temporada decembrina puede significar hasta el 20% de la facturación anual para muchos establecimientos. De ahí que la medicina contra la fuerte inflación pueda tener un sabor amargo entre estas empresas.

¿Qué impulsa el gasto?

Camilo Herrera, director de la consultora Raddar, explicó que, dependiendo del trimestre en que se mire, el gasto de los hogares aporta hasta el 74% a la generación de riqueza total en Colombia. Partiendo de lo anterior, el consumo habría totalizado cerca de $870 billones el año pasado e impulsó el crecimiento vigoroso de 10,7% que tuvo la economía.

En este contexto, Herrera coincidió en que las compras aumentan durante la segunda mitad del año. Básicamente, porque la mayoría de los cumpleaños en el país se celebran en ese lapso. Además, porque llegan las fiestas decembrinas y las vacaciones.

No obstante, desde su óptica tiene sentido que el Banco de la República trate de frenar el gasto, pues ese exceso de demanda contribuye al incremento en los precios que se pagan por productos y servicios.

“Frenar el gasto parece una mala noticia, pero en el fondo es una buena noticia, porque un gasto desbordado significa después una elevada deuda”, subrayó el experto.

Y añadió que las compras tienen que llegar a un techo, especialmente porque muchos hogares ya adquirieron bienes durables como carros, televisores o muebles.

“Los bienes durables están llegando a su tope y eso frena el gasto. Pero van a seguir creciendo los servicios y los productos semidurables, como la ropa”, complementó.

Empresas que se preparan

Claudia Bustamante mencionó que las empresas no ignoran el hecho de que muchos colombianos tendrán más dificultades al momento de hacer las compras navideñas.

Y quizás la encuesta Pulso Social, del Dane, sea una buena métrica para anticipar lo que podría pasar en la recta final de este año. Con corte a agosto, el 66% de los jefes de hogar consultados indicó que tenía menos posibilidades de adquirir ropa, calzado y alimentos (ver gráfico).

A pesar de ello, Bustamante recordó que la prima navideña es un ingreso extra que les llega a los trabajadores y de ella dependerá la dinámica en el comercio. Desde su perspectiva, si no la destinan al pago de deudas, se libera para utilizarla en los regalos o en los gustos que cada quien desea darse cuando cuenta con ella.

Lo cierto es que, de momento, para los expertos consultados no es descabellado que mucha gente adelante sus compras antes de que incrementen más los intereses.

Así mismo, hay otro factor que según los especialistas puede ser favorable para los comerciantes: las tasas que están pagando los bancos por ahorrar el dinero son inferiores al porcentaje de inflación (10,84%). Por ende, los usuarios prefieren tener la plata a la mano y gastarla en prendas, calzado, televisores, tecnología o en vehículos.

Los especialistas enfatizaron también en que el comercio acumula unos crecimientos superlativos durante la época de reactivación económica. De hecho, algunos líderes gremiales han manifestado que sus ventas no aumentan más porque la crisis de suministros ha impedido la llegada de mercancía con mayor frecuencia.

Mientras los comerciantes están a la expectativa, en lo que coinciden los analistas es en que será necesario bajarle al gasto o será mucho más complejo ponerle un alto a los elevados precios que están pagando hoy día los colombianos a la hora de cubrir sus necesidades básicas

Oposición a la subida de tasas

Cuando el Banco de la República inició el ciclo de aumentos en la tasa de interés, se presentaron algunas voces opositoras. Una de ellas fue la Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), quien sostuvo que el alto costo de vida en Colombia es causado por factores externos que no pueden controlarse. Entre las causas de esa carestía desbordada mencionó la escasez de contenedores que elevó los fletes marítimos y obligó a transmitirle parte de esos costos al consumidor final. A su juicio, subir las tasas poco ayudaría a amortizar este choque y, en cambio, podría desacelerar el crecimiento económico de manera prematura.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad