miércoles 21 de abril de 2010 - 10:00 AM

Arroceros amenazados por contrabando, narcotráfico e importaciones

Los productores de arroz de Norte de Santander revelaron que tal y como van las cosas en materia de ilegalidad, al cerrar el 2010 al departamento ingresarán más de 200.000 toneladas del cereal que sigue teniendo como origen Venezuela y como clientes potenciales comercializadores de la central mayorista de Cúcuta (Cenabastos) y algunos molinos.

La situación es tan grave y desobligante que en el distrito arrocero de El Zulia se comercializa arroz venezolano, asunto que resulta una afrenta para los productores regionales que ven el ilícito en sus propias narices. El presidente del Comité de Arroceros de Norte de Santander, Pedro Pablo Calderón, informó que infortunadamente el precio del arroz en el departamento es el más bajo de todo el país por el factor contrabando.

Denunció que inclusive hay narcotráfico metido en el negocio del arroz traído desde Venezuela, toda vez que los traficantes de drogas lavan dinero con compras del alimento que hacen inclusive a pérdida para poder monetizar los dólares que ganan con las actividades ilícitas.

El dirigente gremial rechazó las posibles importaciones de arroz desde Ecuador y aclaró que si bien hay compromisos firmados al amparo de la Comunidad Andina, estos no se cumplen, y aclaró que para este caso se trata de un cereal almacenado de vieja data el cual presenta un deterioro visible porque viene contaminado con hongos y gorgojo consecuencia del largo almacenamiento.

Según Calderón, el solo hecho de hablar de importaciones redunda en el rompimiento del mercado porque los comercializadores de todo el país, en especial los de zona de frontera, se reúnen entre ellos y definen el precio al productor.

'Nos toca someternos a lo que ellos digan y aceptar el precio que impongan porque no hay una ley que meta en cintura el comercio y le pague un precio justo al agricultor que tiene de por sí altos costos de producción', explicó.


Fondo de estabilización

El presidente del Comité de arroceros de Norte de Santander, Pedro Pablo Calderón, dijo que el Gobierno debería implementar un fondo de estabilización de precios, que no es asunto complicado ni imposible por cuanto el gremio arrocero no está pidiendo regalos ni favores.

'Tan solo se pide un aval para la competitividad del sector que permita un alto grado de productividad y rentabilidad', dijo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad