lunes 30 de noviembre de 2020 - 9:00 AM

Así están los supuestos para negociaciones del salario mínimo que inician hoy

Centros de pensamiento dicen que el alza no debe ser mayor a 6% y rondar 3%. Sindicatos ya propusieron que el salario suba 13,9% a $1 millón
Escuchar este artículo

Hoy comienzan las negociaciones para el aumento del salario mínimo del próximo año entre los sindicatos, empresarios y el Gobierno, una mesa tripartita que este año se da en medio de la peor crisis económica y laboral en la historia del país, lo que de entrada supone dificultades para una concertación.

Como contexto, en 2019, un poco más de 10 millones de colombianos ganaban menos y hasta un salario mínimo y 3,4 millones de empleados más, entre uno y dos salarios, pero con la pandemia el mercado laboral empeoró.

Además, en ese año, las partes no llegaron a un acuerdo y el Gobierno decretó un incremento de 6% ($45.000 en promedio) y el básico quedó en $877.703. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, a septiembre, cerca de dos millones de colombianos perdieron su puesto de trabajo y economistas y empresarios dicen que un alza similar dificultaría dar empleos.

Lea también: Salario mínimo del 2021: aumento sería de $26.334.

Por ello, es necesario ver los supuestos de cara a la discusión.

En principio, los factores establecidos por ley, que se tienen en cuenta para determinar el salario mínimo, son el Índice de Precios al Consumo (inflación) año corrido, que, a octubre, se ubica en 1,38% y la proyección para cierre de 2020 es de entre 1,5% y 1,8%; el Producto Interno Bruto (PIB), que el Gobierno proyecta en -6,5% y el Banco de la República en -7,4%, y el índice de productividad laboral. Este último ítem suma la productividad de capital de cada una los sectores económicos. Por ejemplo, en 2015 fue de 0,15; en 2016, de 1,20; en 2017, de 0,36; en 2018, de 0,28 y en 2019, de 0,21.

En ese orden de ideas, los principales centros de pensamiento del país: la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) y Fedesarrollo aseguraron que el incremento del salario básico para 2021 no debe ser superior a 3%, es decir $26.334 para llegar a $904.137 porque argumentan que una cifra mayor pondría en riesgo la reactivación del empleo.

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, explicó que, “cuando aumenta el crecimiento económico, una parte proviene de una mayor eficiencia de productividad y hay que retribuírsela a los empleados a través de un mejor salario. No sabemos los cálculos de este año, pero, seguramente, no va a crecer mucho y consideramos que el alza debe estar entre 2% y 2,5%, considerando que podría haber algo de aumento en la productividad”.

Lea además: Presidente ya sancionó la ley de presupuesto del 2021 por $313,9 billones.

Entre tanto, el presidente de Anif, Mauricio Santamaría, advirtió que este es un panorama que “nos tiene que llamar a ser responsables con el aumento del salario porque, un incremento mucho más allá de la inflación va a profundizar la crisis y golpear a los hogares de menores ingresos. Hay que encontrar un balance que permita recuperar el poder adquisitivo perdido, que es muy poco, y facilitar el ajuste del empleo, por eso, un aumento entre 2% y 3% es lo máximo que se podría ver”.

Hasta el momento, los únicos que han emitido una propuesta oficial para la mesa tripartita son los trabajadores, con una expectativa de 13,9% ($123.000) para que el mínimo sea de $1 millón, sin tener en cuenta el auxilio de transporte, que pasaría de $102.854 a $117.150.

Aunque no han oficializado una cifra, los gremios han recordado la importancia de un aumento prudente para no afectar la generación de empleo. El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Jorge Bedoya, afirmó que, las conversaciones van a ser complejas y la subida de 6% para 2020 “fue con unas condiciones muy particulares en materia de productividad y el esfuerzo de los empresarios, pero este año las cifras van a ser más bajas por la coyuntura”.

Gustavo Toro, presidente de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, (Cotelco) sentenció que el incremento debe estar cercano a las cifras de proyecciones de inflación (2%) por la afectación del empleo.

“Lo que dice la Corte Constitucional es que el incremento debe estar cercano a la inflación y, teniendo en cuenta eso y las dificultades de la pandemia, debería estar alrededor de la inflación. Hemos perdido muchos empleos y las empresas están muy golpeadas”, concluyó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad