martes 20 de octubre de 2009 - 9:48 PM

Avicultores preocupados por cierre del mercado en lo que resta de 2009

Los avicultores de Norte de Santander sostuvieron ayer una reunión con las directivas nacionales del gremio en donde pusieron el dedo en la llaga y expusieron una serie de problemas que hacen pensar que el año tendrá un cierre negativo.

El presidente nacional de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi), Jorge Enrique Bedoya Vizcaya, le dijo que le preocupa el pesimismo de los avicultores de la región en lo que tiene que ver con el desarrollo del mercado en lo que resta del año y el inicio de 2010.

El dirigente gremial aseguró que para los avicultores nortesantandereanos hay una excelente oportunidad en el mejoramiento de la competitividad, particularmente para los productores de la zona de Chinacota y para los empresarios avícolas de las zonas aledañas a la ciudad de Cúcuta.

Bedoya Vizcaya afirmó que aun en medio de la posición de Norte de Santander ubicada en medio de la informalidad del mercado venezolano y las exportaciones hacia esta zona del país de grandes zonas productoras como Bucaramanga, hay una enorme opción de defender el mercado doméstico a través de estrategias individuales o de conjunto que les permita ser mucho más competitivos y tener así una cercanía más estrecha con el consumidor final.

Sobre la comercialización a través de las tiendas de gran formato, el presidente de Fenavi dijo tener una gran reserva toda vez que más del 75 por ciento de los huevos se venden en las tiendas de barrio lo cual permite el acercamiento al consumidor evitando que el ingreso al productor se quede en manos de los intermediarios. Dijo que para ese fin es necesario buscar alianzas entre los productores, de tal manera que tengan mayor poder de negociación con los proveedores y destacando los beneficios que trae la compra de huevo y pollo producido por los nortesantandereanos para los nortesantandereanos.

'Esta oportunidad no se puede desechar y es parte de la discusión que se abordó en la mesa de encuentro con los avicultores del departamento', indicó.

Con las ultimas medidas adoptadas por Venezuela en el sentido de cerrar el paso a los productos agropecuarios de Colombia quedó totalmente cerrado el capítulo de la relación binacional, por lo menos en lo que tiene que ver con la avicultura.

Expresó su preocupación por el tema contrabando de carne de pollo que vienen del vecino país e hizo un llamado a las autoridades nacionales llámense ICA, Invima, Dian y Policía Fiscal y Aduanera para que no escatimen esfuerzos en hacer el control de ese flagelo el cual no ingresa única y exclusivamente por los puentes internacionales sino por trochas y rutas adecuadas para los mercados ilícitos. De igual forma conminó a esas instituciones a revisar los centros mayoristas en donde se comercializan los productos ingresados de manera irregular.

'En el tema avícola hemos venido haciendo la presión positiva con los entes de control tanto a nivel de nuestra regional como a nivel nacional. Hemos hablado con las autoridades y por supuesto es mucho más lo que se puede hacer. La información que tenemos da cuenta de volúmenes significativos de carne de pollo que ha llegado inclusive a la plaza de 'Paloquemao' en Bogotá. En los últimos días se han hecho unos decomisos que dan, no un parte de tranquilidad, sino la esperanza que la situación puede seguir mejorando', informó Bedoya.

El freno al contrabando, precisó, requiere no solo voluntad política sino un cumplimiento estricto de la normatividad para evitar el detrimento económico de los avicultores pero sobre todo para no poner en riesgo la salud de los consumidores.

Según Fenavi, el hecho que esté llegando pollo a la capital del país da cuenta que no es un lío para nada menor y que requiere de toda la atención de las entidades encargadas de la vigilancia y control pues el pollo de contrabando no solo le daña el negocio impecable a los productores regionales sino a los productores colombianos que distribuyen pollo y huevo para Norte de Santander.

'Nuestras autoridades deben tener muy abiertos sus ojos para evitar que los controles están yendo al traste por culpa de la corrupción', declaró.

El gremio avícola reveló que otro problema detectado es que el pollito de un día que se vende a Venezuela es engordado y sacrificado en Venezuela y luego vendido a Colombia sin la certeza de un adecuado engorde o un exigente sacrificio.

El cierre del mercado de Venezuela que se dio como consecuencia de 'las pataletas' del presidente, Hugo Chávez, le costó a los avicultores más de 80 millones de dólares este año pero para fortuna de los productores funcionó la estrategia del mercado interno que respondió y no permitió mayores perjuicios.

Bedoya indicó que todas las complicaciones y los obstáculos hay que convertirlas en oportunidades y seguir adelante en un mercado que demanda productos óptimos y certificados con calidad, frescura y sabor.

El próximo seis de noviembre se llevará a cabo en Cúcuta el quinto Congreso Binacional Avícola que tendrá como sede el Club del Comercio. Allí se abordarán temas tales como los retos de la avicultura. Este foro se llevará a cabo con los productores venezolanos como muestra que por encima de los desencuentros políticos sigue primando la hermandad y el trabajo en equipo para mejorar en la avicultura regional.

El Congreso tendrá temas sanitarios, manejo de circunstancias, bioseguridad así como productividad y competitividad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad