domingo 04 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Chatarrización no va al paso que urge el sector

El gremio de carga ve con preocupación que las metas proyectadas para cumplir con el proceso de chatarrización al cierre de este año, no se podrán cumplir.

Hasta la fecha hay postulados 3.857 vehículos en el país y de éstos se han desintegrado 1.120 con fines de reconocimiento económico, que representan recursos por $56 mil millones aproximadamente.

Según  el Ministerio de Transporte, a corte de agosto de 2009, las cifras muestran un avance del 40%.

Para Santander, según la Asociación Colombiana de Camioneros, ACC, las cuentas son más desalentadoras.

A la fecha hay postulados 380 automotores, de los cuales solo se han destruido 50, con el agravante  de que persiste sobreoferta entre 800 y 900 carros para circular.

'No vemos que se pueda cumplir con las metas, ya que el proceso se mueve a medias y lo mínimo que podemos esperar es que al cierre del año, los vehículos chatarrizados ya estuvieran pagos', afirmó Marcos Tóvar, representante de la ACC en Santander.

Según las proyecciones, al cierre de este año tendrían que haberse chatarrizado 2.800 vehículos, pero sólo se llegará a 1.600.

La demora, según el Ministerio de Transporte, es el incumplimiento de los documentos reglamentarios por parte de los propietarios.

'Hemos encontrado un volumen de propietarios con dificultades documentales en cuanto a las modificaciones y/o transformaciones que han hecho a sus automotores y la legalización de las mismas, puntualizó Jorge Carrillo, jefe de la Oficina de Regulación Económica del Mintransporte.

La peor crisis

Para los investigadores de la Universidad Nacional, el sector de transporte sigue enfrentando problemas estructurales y las medidas tomadas desde el último paro fueron ‘paños de agua tibia’.

Según el Grupo de Investigación en Transporte y Logística, el sector atraviesa por una de las más graves situaciones en los últimos años, sumado a los escándalos de corrupción y la demora en las licitaciones.

Uno de los mayores problemas que identifica el grupo es la calidad de las vías que conectan los puertos con los centros de consumo.

Pérdidas incalculables

Las restricciones comerciales aplicadas por Venezuela y Ecuador le han dado al gremio un golpe, con pérdidas operacionales  cercanas a $1,5 billones, según Asecarga.

Para Colfecar, las medidas representarán una caída del 24% en las operaciones al cierre de 2009.  

Dentro del listado de peticiones de las agremiaciones está la congelación de precios de combustibles, la reglamentación de los operadores logísticos y revisar la puesta en marcha del manifiesto electrónico de carga.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad