martes 21 de marzo de 2023 - 11:28 AM

Clase media tendría menos posibilidad de comprar casa

El ajuste a los subsidios del programa Mi Casa Ya dejaría por fuera a los hogares de esta franja poblacional. Camacol pide que se garanticen recursos por $3,3 billones.
Compartir

La inflación y las altas tasas de interés en los créditos hipotecarios frenarán las ventas de vivienda en el 2023, pero el puntillazo para que definitivamente las familias de clase media del país no puedan acceder a una casa o apartamento es el fin a los subsidios habitacionales para este grupo poblacional.

El ajuste que le viene haciendo el gobierno al programa Mi Casa Ya, para que estos recursos de ayuda económica del estado solo sean desembolsados para los hogares más pobres y vulnerables derivará en que los de estratos 2, 3 y 4, e incluso 5, queden muy limitados en sus opciones para adquirir vivienda nueva.

Para la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, el panorama de la vivienda en el país ya presenta fuertes señales de desaceleración.

“La única manera de ponerle freno a estas alertas es que el sector privado y el gobierno trabajemos articuladamente para lograr que, a través de la Ley de Adición Presupuestal, se garanticen los $3,3 billones para atender los subsidios del programa Mi Casa Ya pendientes y los proyectados para lo que resta del año, ya que de los 50.000 subsidios anunciados, ya hay 40.000 comprometidos, y los restantes 10.000 no alcanzarían a atender la demanda de solicitudes”, dijo Guillermo Herrera, presidente ejecutivo de la Cámara.

El líder gremial señaló que el deterioro de las ventas mensuales de vivienda comenzó a acentuarse desde el último trimestre de 2022 cuando se suspendieron los desembolsos de recursos de los subsidios del programa de ‘Mi Casa Ya’, que está afectando al sector, y a los hogares que tenían proyectado acceder a una casa o apartamento.

También puede leer: Reforma laboral: Solución del empleo en Colombia es una fuerte política industrial, mas no precarización laboral

“La congelación de estos dineros además de generar problemas económicos a la industria de la construcción, también está desatando problemas sociales, ya que hay unidades habitacionales terminadas, y que ya están pagadas sus cuotas iniciales, pero que no se pueden escriturar y entregar porque no hay subsidios del programa, y que en últimas ayudaban a las familias a aligerar la obligación crediticia mensual”, reiteró Herrera.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad