martes 21 de agosto de 2012 - 12:00 AM

Colombianos comen cada vez más pollo

Precio, crecimiento de la industria avícola y un mayor interés por cuidar la salud son los tres factores que han impulsado el hecho de que los colombianos cada vez más consuman pollo.
Escuchar este artículo

Así lo revelaron zootecnistas de la Universidad de La Salle, quienes aseguraron que la ingesta de carne de res está registrando una curva en descenso.

Cifras del Departamento Nacional de Estadísticas, Dane, para el año 2007, hacen referencia a esta caída pues para ese año el consumo de carne de res se ubicaba en 18 kilos por persona al año, frente a los 19 kilos de pollo per cápita.

Los especialistas de la Universidad de La Salle aseguraron que la cantidad era un crecimiento importante, porque 15 años atrás el consumo de la carne del ave era apenas de 7 kilos.

Otros número que confirman esta realidad son las declaraciones que en 2011 dio el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, quien aseguró que el consumo de carne viene en descenso desde el año 2000 con un pequeño repunte en 2010.

En ese mismo año, la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, develó un reporte donde el consumo de pollo per cápita al año había cerrado en 23,8 kilos.

“Desde la zootecnia, por ejemplo, podemos explicar que una de las razones que ha motivado el auge en el consumo de pollo radica en los costos para el productor, lo que técnicamente conocemos como eficiencia productiva, ya que en la industria avícola es posible tener entre 8 y 12 animales en un metro cuadrado (dependiendo el clima) que al multiplicar por 2 kilos de peso por cada animal (al final del ciclo de engorde), estamos hablando de 16 a 24 kilos de proteína animal por metro cuadrado?, dijo Ruth Rodríguez, directora del Programa de Zootecnia de La Salle.

Menor precio
La vocera agregó: “Esta eficiencia se ve reflejada en un menor precio al consumidor, que durante los últimos años, ha oscilado entre $5.000 y $ 6.000 por kilo frente a $10.000 y $12.000 kilo de carne de res”.

Rodríguez dijo que este nuevo panorama se trata de un cambio de la dieta de los colombianos, que obliga a los zootecnistas a pensar en nuevos métodos de producción sostenibles, “rentables, seguros en términos de salud pública, respetuosos en cuanto a salud animal, y amigables con el medio ambiente”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad