jueves 23 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

¿Cómo sería el traslado pensional propuesto en el PGN?

Las propuestas apuntan a que mujeres mayores de 47 años y hombres con más de 52, con al menos 750 semanas cotizadas en el régimen público, puedan llevarse sus fondos de pensiones a Colpensiones.
Escuchar este artículo

En el Presupuesto General de la Nación para el 2022, el Ministerio de Hacienda incluyó la iniciativa que pretende el traslado exprés de afiliados de fondos de pensiones privadas a Colpensiones, o viceversa.

“Durante la vigencia 2022, se permitirá el traslado de afiliados del Régimen de Ahorro Individual al Régimen de Prima Media, siempre que sean hombres mayores de 52 o mujeres mayores de 47 años, y que hayan cotizado como mínimo 750 semanas al Régimen de Prima Media”, dice el artículo 104.

Además, precisó que las prestaciones que se deriven de los riesgos de invalidez y muerte deberán ser reconocidas y pagadas por la entidad administradora ante la cual se hayan realizado efectivamente las cotizaciones a la fecha de ocurrencia de la muerte o estructuración de la invalidez.

La nueva medida beneficiaría principalmente a los colombianos que no recibieron oportunamente la doble asesoría para saber cuál régimen les convenía más.

En Colombia, actualmente para obtener una pensión en el régimen de prima media (Colpensiones) se deben alcanzar 1.300 semanas cotizadas (unos 26 años). En este régimen público la liquidación se realiza con base en el promedio de cotización de los últimos 10 años.

La iniciativa

Cabe señalar que con el artículo 104 se beneficiarían alrededor de 19 mil personas. El impacto fiscal es de $3.8 billones, según el Ministerio de Hacienda.

Para Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, esto es un sistema de corrección del vacío de doble asesoría durante 22 años (entre 1994-2016), cuyas consecuencias no pueden trasladarse a los afiliados.

“En Colombia sólo hasta el año 2016 se implementó el condicionamiento de doble asesoría de forma que, por causa imputable al legislador, los afiliados se trasladaron entre 1994 y 2016 prevalentemente sin el deber de información, buen consejo y doble asesoría”, dijo Jaramillo.

Cabe recordar que la Ley 797 de 2003 restringió la libertad de traslados para afiliados a los que les faltarán 10 años o menos para acceder al derecho pensional (47 años en mujeres / 52 años en hombres), imponiendo a estos afiliados la carga de adelantar procesos judiciales para declarar la nulidad del traslado y posibilitar la escogencia de la mejor opción pensional.

“Relajar la prohibición de traslado por un periodo de seis meses para afiliados que cuenten con 750 semanas y quieran trasladarse después del análisis de la doble asesoría es una opción deseable para corregir las deficiencias en asesoría debida y reducir la litigiosidad y congestión judicial que deriva de estas problemáticas que pueden ser resueltas con la habilitación legal”, indicó Jaramillo.

Críticas de Asofondos

No obstante, para Asofondos, este tipo de iniciativas resultan dañinas, contraproducentes e inútiles en el propósito de ampliar la cobertura pensional, y hacen más sostenible y más equitativo el sistema pensional.

“Nos preguntamos, ¿en esta foto dónde quedan los más pobres? No se ven. Realmente, las iniciativas, ambas, ahondan la desigualdad en el país, ilustran además la ineficiencia en la asignación de los subsidios estatales, pues en las dos propuestas dichos beneficios van a manos de quienes más tienen. Además, amplían el hueco fiscal, con costos extra que en todo caso terminaremos pagando todos los colombianos a través de mayores impuestos”, aseguró Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.

Lo mismo opinó el profesor de ciencias económicas de la Universidad Javeriana y doctor en economía, Oliver Pardo: “No le conviene al país, porque desafortunadamente la mayoría de personas que se trasladarían son personas no necesariamente ricas, pero tampoco pobres, y eso tendría un costo fiscal para el país en el largo plazo. Ese costo fiscal puede ser mayor de lo que retiene la caja el gobierno hoy”.

Para el académico, “hubiera sido mucho mejor que todo esto se tramitara en una reforma estructural apenas inicie el próximo gobierno. Este artículo lo que hace es suplir, de manera temporal, un déficit, pero eventualmente va a generar déficits más grandes”, comenta.

Es de recordar que Colpensiones, por pertenecer al régimen público, es administrado y subsidiado por las finanzas del Estado.

A quiénes les conviene salir y a quiénes no

En el caso particular de las mencionadas propuestas, cálculos de Asofondos muestran que a 4 de cada 5 personas no les convendría trasladarse. ¿Por qué? Las cifras de afiliados que cumplen los requisitos de tener por lo menos 750 semanas cotizadas en el régimen público, muestran que 73,4%

de ese grupo de trabajadores tiene ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos “para ellos, la mejor opción es seguir con sus fondos de pensiones, puesto que con menos tiempo cotizado (22 años) tendrán idéntica o similar mesada que en Colpensiones donde se exigen 25 años de cotizaciones”, precisó Montenegro.

“El traslado sería conveniente justamente para personas de mayores ingresos, quienes representan menos del 40% de aquellos que tendrían las condiciones para proceder con el traslado”, explicó el economista, “de hecho, hay casos de algunas personas cercanas a los 60 años que, aunque tienen las 750 semanas cotizadas, estarían muy lejos de las 1.300 semanas exigidas en Colpensiones para alcanzar una pensión, esto implica que tendrían que cotizar poco más 10 años de forma continua. Y en tal caso, sin lograr pensión en Colpensiones les van a devolver la séptima parte de la plata de su ahorro pensional. En el fondo privado tendrían más chance de pensionarse y si no, les devolverían hasta siete veces más plata”, puntualizó.

Desde hace 27 años las empresas administradoras de fondos de pensiones gestionan el ahorro de más de 17’5 millones de afiliados, de ellos, 80% son jóvenes menores de 45 años. El ahorro de estos trabajadores supera los $340 billones, de los cuales el 60% corresponde a rendimientos generados por las administradoras.

Este régimen, lo demuestra la evidencia, le conviene al 95% de los trabajadores que están en el sistema de pensiones, toda vez que logran su pensión vitalicia más fácilmente (1150 semanas cotizadas o capital ahorrado) y tienen más beneficios, uno de ellos, en caso de no lograr requisitos para pensión, las devoluciones del ahorro (aportes más rendimientos) han sido mayores en este régimen, hasta siete veces más que en Colpensiones. “Cabe recordar que nueve de 10 trabajadores no logran pensionarse en el sistema pensional colombiano por las fallas del mercado laboral; de

hecho, al llegar a la edad de pensión un trabajador, en promedio, solo logra 10 años cotizados”, explicó Montenegro.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Luisa Fernanda Ruiz Villamizar

Periodista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2009. En el 2016 empecé a cubrir la sección de Economía.

Desde estos espacios ha podido participar en trabajos premiados en Colombia y Santander como, Premio Departamental de Periodismo Económico de la Cámara de Comercio De Bucaramanga y Premio Periodismo Social, de Asocajas, en la categoría de Mejor Artículo de Prensa.

@lruiz07

lruiz@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad