lunes 02 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Crisis comercial con Venezuela y Ecuador amenaza 300 mil empleos

Trabajar, trabajar y trabajar, fue la frase que acuñó el Presidente, Álvaro Uribe Vélez, hace algún tiempo y que ahora se volvió consigna de miles de colombianos que reclaman a gritos mantener su empleo en medio de una de las peores crisis económicas de la historia.

Sectores del país como la manufactura, industria y agro están en vilo ante la tormenta mundial que desató el colapso bursátil de Estados Unidos.

Según el presidente de la Cámara de Industrias de Guayaquil, Xavier Durán Dyer, es indudable que en el presente año las importaciones de bienes de consumo desde Colombia sentirán, aunque temporalmente, el impacto de la salvaguardia recientemente establecida por el gobierno de Rafael Correa.

El dirigente gremial afirmó que la crisis internacional también contribuirá al deterioro en el comercio entre los dos países, como consecuencia de la caída en el precio internacional del petróleo.

'La capacidad de importación de Ecuador en su conjunto se verá afectada lo que se traducirá en un aumento del desempleo lo que tendrá repercusiones en nuestro comercio con Colombia', puntualizó Durán.

Con la caída de la cotización del crudo la situación será incluso más preocupante con Venezuela, el segundo socio comercial de Colombia. Cálculos del Ministerio de la protección Social dan cuenta que 300 mil puestos están en peligro por el recorte 'chavista' de las importaciones.

Ayudas económicas

El ministro de la Protección Social, Diego Palacio Betancourt, iniciará reuniones desde este miércoles con empresarios, gremios, sindicatos y cajas de compensación para fijar política concretas que estimulen la generación de puestos.

'Habrá ayudas económicas para los sectores de la economía que resulten afectadas por la crisis, siempre y cuando se comprometan a no despedir personal', dijo.

Palacio no dio a conocer el monto de las ayudas, pero precisó que son necesarias para evitar un colapso del mercado laboral.

'Esta semana me reuniré con empresarios de textiles, cuero y zapatos afectados con las medidas restrictivas de Ecuador y tomaremos decisiones', afirmó.

No todo está perdido

A pesar del escepticismo, existen fórmulas y caminos para resolver, o al menos frenar la situación.

El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, aseguró que 2009 es un año de transición en materia de empleo.

El dirigente industrial aseguró que la única vía para lograr trabajos productivos y sostenibles es la de estimular el crecimiento económico competitivo. 'Las acciones para superar la crisis y la desaceleración comprometen al sector público y al sector privado. El gobierno y las autoridades económicas deben dirigir sus esfuerzos a mantener la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros', explicó.

Para el presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores (SAC) Rafael Mejía, la receta para mitigar el impacto de la crisis mundial en el empleo nacional tienen varios ingredientes fundamentales: aumentar la rentabilidad del sector, incrementar la demanda, mantener los niveles de inversión, reducir el costo de los insumos y fertilizantes, controlar la volatilidad de la tasa de cambio y mantener tasas de interés bajas.

Mejía se mostró muy preocupado por una caída en el consumo de Estados Unidos y Alemania. 'Estos dos países representan 38 por ciento de las exportaciones agrícolas del país y ambos están en recesión. Así mismo, Venezuela, que representa otro 20 por ciento del mercado internacional agrícola, verá reducidos sus pedidos por una menor demanda interna', añadió.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad