viernes 08 de enero de 2021 - 3:10 PM

¿Deudas?: abecé de cómo acogerse a un plan de alivios

Entre el primero de agosto y el 30 de diciembre de 2020 el Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD), establecido para el sistema financiero colombiano, benefició a 1,93 millones de usuarios.

Entre el primero de agosto y el 30 de diciembre de 2020 el Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD), establecido para el sistema financiero colombiano, benefició a 1,93 millones de usuarios de estos establecimientos (empresas, hogares y personas), según el informe presentado por la Superintendencia Financiera.

La entidad recordó que esta iniciativa, cuya característica principal está en la posibilidad de redefinir las condiciones de los créditos ante la nueva realidad económica, permitió que los deudores redefinieran sus créditos por un valor de 34,6 billones de pesos.

Además de la posibilidad de ajustar la cuota a la nueva capacidad de pago de los deudores, otra de las características del PAD es que la tasa de interés en los procesos de redefinición de las condiciones del crédito no se incrementa.

Al corte del 30 de diciembre, la superintendencia precisó que para aquellos deudores cuya redefinición implicó una reducción de cuota, el promedio de disminución fue de un 28,7 %.

Para aquellos casos en los que se dio una disminución de la tasa de interés, el promedio de este recorte fue de un 1,51 %. Con relación a la ampliación del plazo o rediferido del saldo total, el aumento promedio en tiempo fue de 29 meses y respecto a los nuevos períodos de gracia o prórrogas otorgados, su duración promedio es de 5 meses (ver gráfico y Para saber más).

Las entidades

Desde que se implementó el PAD, el Grupo Bancolombia señaló que alrededor de 1,1 millones de créditos fueron objeto de alivios, por un saldo superior a los 17 billones de pesos. De esta cifra general, casi 921.000 créditos terminaron el año con alivios vigentes, por un monto cercano a los 14,5 billones de pesos, indicaron voceros de ese establecimiento financiero.

Por su parte, Oswaldo León Gómez, gerente de Confiar Cooperativa Financiera, dijo que entre agosto y diciembre un total de 591 deudores con 1.034 obligaciones redefinieron esas obligaciones bajo los términos del PAD, para un total de 30.182 millones de pesos, siendo las líneas dirigidas a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y microempresas las que más optaron por los alivios.

“Esto evidencia que los sectores que más han sufrido en medio de la pandemia es el de los emprendedores”, dijo el dirigente cooperativo, quien resaltó que estas medidas de acompañamiento han impactado positivamente la cartera de créditos, permitiendo dar una solución estructural a las personas.

“En nuestro caso, en promedio, observamos que las disminuciones de cuota se ubican cercanas al 34 % lo cual representa un alivio en el flujo de caja. De otro lado, los periodos de gracia que en promedio son de 4 meses que otorgan tiempo para retomar el pago de sus créditos mientras la economía sigue reactivándose”, anotó Gómez.

Además, calificó como tímido el comportamiento de los usuarios financieros frente al PAD, pues precisó que esa cooperativa financiera contabiliza más de 85.000 obligaciones crediticias, con lo que solo un 1,2 % de los clientes acogió los beneficios.

La extensión

Mediante la Circular Externa 022 del 30 de junio de 2020 la Superintendencia Financiera impartió una serie de medidas para brindar a las entidades de crédito y a los deudores herramientas para que, de acuerdo con su nueva realidad económica, pudieran redefinir las condiciones de sus créditos a través del llamado PAD.

Originalmente el programa regiría desde el primero se agosto hasta el 31 de diciembre de 2020, pero su vigencia se extendió hasta el primer semestre de este nuevo año, en virtud de otra Circular expedida el pasado 15 de diciembre, sin perjuicio de que las soluciones que se realicen en el marco del PAD puedan ir más allá del 30 de junio de 2021.

Ante esta prolongación, Bancolombia aseguró que seguirá acompañando a sus clientes a través de conversaciones personalizadas que le permita comprender sus necesidades particulares y, en caso de ser necesario, redefinir las condiciones financieras, de tal forma que puedan cumplir con sus obligaciones. Esto ante el entendimiento de que la situación asociada a la covid-19 aún genera dificultades para algunos de ellos.

Para el gerente de Confiar, la extensión del PAD resulta conveniente toda vez que posibilitará que las entidades financieros sigan ofreciendo estos alivios. “En el caso de los deudores, ellos tendrán la oportunidad de entender el mecanismo, porque en ocasiones falta información, y es clave que cuenten con el respaldo de las entidades crediticias para poder avanzar en la recuperación económica, y evitar situaciones que compliquen su historial de pago”.

El comportamiento

Mientras las autoridades y el sistema financiero propician planes de alivio para los usuarios, la central de información crediticia Datacrédito Experian aconseja a las personas consultar su historia de crédito y convertir esta práctica en un hábito.

Entre las bondades de hacer este ejercicio periódicamente, la entidad enumera que esto puede reducir los trámites a la hora de presentar una solicitud de crédito ya que esta herramienta, en muchos casos, reemplaza el tener que presentar soportes sobre su pasado crediticio.

Gracias a esa historia las personas aumentan sus posibilidades de acceder al crédito, independientemente de sus ingresos. “La historia de crédito genera desarrollo económico, pues permite que las personas que no cuentan con garantías puedan acceder a más y mejores oportunidades”, anotaron voceros de Datacrédito.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad