martes 14 de marzo de 2023 - 2:11 PM

Economía colombiana podrá aguantar la desaceleración del PIB en el 2023, ¿qué estima Bbva Research?

Bbva Research reveló que el crecimiento económico esperado para 2023 será de 0,7 %. Desde finales de este año, la economía iniciará un proceso gradual de recuperación para crecer 1,8 % en 2024. Se espera que en 2023 la inflación ceda de forma moderada, cerrando en 9 %.

Tras los resultados excepcionales del 2022, este año presentará una desaceleración necesaria y deseada en el crecimiento económico.

De esta manera, según las más recientes proyecciones de Bbva Research para Colombia, la economía nacional tendrá un crecimiento de 0,7 % este año y de 1,8 % en 2024.

Estos niveles, de acuerdo con esta entidad bancaria y sus analistas, ubican a la economía de Colombia en una senda más sostenible de crecimiento en el mediano plazo, reduciendo los desbalances macroeconómicos actuales y ayudando a reducir la inflación.

“Durante este año la economía crecerá 0,7%, resultado que será liderado por el consumo público, que crecerá un 5,9% en 2023 y un 4,4% en 2024, además de la mayor ejecución de obras civiles en 2023, la recuperación de las edificaciones no residenciales en 2024 y la permanencia del crecimiento de las exportaciones en los próximos dos años. Al contrario, el consumo privado podría tener una ligera caída durante 2023, para luego recuperarse lentamente a lo largo de 2024”, precisó Mauricio Hernández, economista de Bbva Research para Colombia.

Senda a la baja

Desde finales de 2022 se empezaron a notar algunas señales de desaceleración de la actividad económica, más evidentes en el gasto de los hogares en bienes duraderos y el mercado de vivienda en Colombia.

Sin embargo, la economía podrá sobrellevar la desaceleración económica gracias a algunas fortalezas que mantendrá en los próximos años.

Según Hernández, “el mercado laboral es hoy más formal con más de 800.000 personas que ingresaron a la formalidad en 2022; el gasto fiscal aumentará este año, no solo por el mayor presupuesto nacional, sino también por la alta ejecución de gasto que sucede en el último año de los períodos de los alcaldes y los gobernadores”.

El economista agregó que el crecimiento global se mantendrá en terreno positivo y el mercado laboral de Estados Unidos se mantiene vigoroso, anticipando otro año de buenas llegadas de remesas al país y se espera una reducción gradual de la inflación total, con una disminución más marcada en el caso de la inflación de alimentos que dará capacidad de compra a los hogares.

Lea también: Reforma laboral: mujeres que pierdan su bebé por situaciones de salud o aborten tendrían licencia remunerada

Más cifras

Según el informe Situación Colombia de marzo de 2023, en términos de precios de bienes y servicios, se espera una reducción gradual de la inflación total, desde 13,1 % en 2022 a 9 % en 2023 y 5 % en 2024, impulsada por una fuerte caída de la inflación de alimentos, la cual pasará de 27,8 % en diciembre de 2022 a 7,6 % en diciembre de 2023.

Este último comportamiento puede ser el más relevante. Para Juana Téllez, economista jefe de Bbva Research: “lo que veremos sobre la inflación en Colombia será algo similar a la tendencia mundial, se prevé que la inflación descienda gradualmente a medida que disminuyan los choques de oferta y se debilite la demanda”.

La experta puntualizó que la persistencia de la inflación básica y la solidez de los mercados laborales obligarán a los bancos centrales a tener unos tipos de interés oficiales más altos de lo previsto y a no recortarlos antes de 2024. “Al fin y al cabo, los bancos centrales seguirán empeñados en reducir la inflación”.

Tasas de interés

De hecho, el Banco de la República está próximo a terminar su ciclo de incrementos y lograr una tasa de intervención terminal.

Luego, la dejará inalterada en ese nivel durante la mayor parte del año, para iniciar el relajamiento progresivo de la política monetaria al final de 2023 y continuar en 2024.

Esta reducción de la tasa de interés será posible gracias a la caída paulatina de la inflación y el menor ritmo de crecimiento.

En cuanto a la tasa de cambio, “el peso colombiano se mantendrá débil, explicando, en parte, las buenas perspectivas de las exportaciones. Esperamos un dólar en 4.862 pesos, que es una tasa favorable para los exportadores y para la entrada de remesas, siendo esta última un dinamizador del consumo”, aseguró Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research para Colombia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad