Publicidad

Nacional
Jueves 22 de junio de 2023 - 12:00 PM

El flujo aéreo nacional cayó 9 % de enero a abril, por la quiebra de Viva Air y Ultra Air

Los destinos que más cayeron en pasajeros aéreos nacionales fueron San Andrés y Providencia.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Archivo/VANGUARDIA
Archivo/VANGUARDIA

Compartir

Archivo/VANGUARDIA

La salida del mercado de las aerolíneas Viva y Ultra Air, actualmente en proceso de reorganización empresarial, sigue generando efectos adversos en el sector turístico.

Esta vez, la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) reveló que, de enero a abril, se presentó una caída en el flujo nacional de pasajeros aéreos de 9%, explicada, según dijo José Andrés Duarte, presidente de la agremiación, por la quiebra de las aerolíneas bajo costo, con un millón de pasajeros menos movilizados.

Además, como lo vienen reportando Cotelco y también las agencias de viajes, esta crisis viene acompañada de un incremento de 200% en los tiquetes aéreos en lo que va del año. Según el gremio, solo en mayo, esta tasa alcista fue de 29,4 %.

“En el sector se viene dando una situación de decrecimiento. La operación que tenían Viva y Ultra pesaba mucho en el turismo nacional. La inflación, el alza de los precios de los tiquetes y el IVA de 19% en el sector turístico, también están afectando la demanda”, indicó Duarte.

Y es que se trata de la quiebra de dos aerolíneas low cost que operaban, principalmente, rutas turísticas y nacionales. “Las dos aerolíneas, Viva y Ultra, democratizaron el acceso al transporte aéreo en el país. Esa caída en el flujo aéreo nacional de 9 % refleja el hueco comercial que dejaron las dos aerolíneas, que suplían la demanda de viajeros con menor poder adquisitivo”, agregó Juan Felipe Ríos, experto en temas de aviación.

Por eso, con sus salidas, el mercado aéreo colombiano perdió una oferta de alrededor de 63 rutas. Además, se quedó sin parte de la oferta de precios bajos, pues, según sus estrategias comerciales, Viva llegó compitiendo con precios hasta 45 % más económicos que el mercado y Ultra con descuentos de hasta 15 %.

Solo en el caso de Viva se dejaron de operar alrededor de 46 rutas y 26 destinos, entre ellos siete internacionales. Las rutas nacionales iban a lugares como: Bogotá, Armenia, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Cali, Cúcuta, Leticia, Medellín, Montería, Neiva, Pasto, Pereira, Riohacha, San Andrés, Santa Marta, Valledupar y Villavicencio. En el caso de Ultra, dejó de operar 17 rutas nacionales, las cuales iban a 10 destinos como Medellín, Cali, Bogotá, Santa Marta, Cartagena, Pereira, Cúcuta, San Andrés, Barranquilla y Montería.

Aproximadamente, Viva transportaba en un año a 5,1 millones de personas y Ultra ya movilizaba a 1,5 millones de pasajeros. Por eso mismo, los destinos más afectados terminan siendo, como lo reportó Cotelco, lugares como San Andrés, que, por ejemplo, están recibiendo cerca de 200.000 turistas menos por la crisis aérea.

“Los destinos que más cayeron en pasajeros aéreos nacionales fueron San Andrés y Providencia, con 199.000 turistas pasajeros menos que entre enero y abril; Cartagena, con 149.000; Cali, con 142.000 y Pereira, con 100.000 menos”, dijo Duarte.

Pero, por el contrario, el flujo internacional aéreo, que es liderado principalmente por Avianca y Latam, y otras extranjeras, se comportó de manera positiva en el periodo anteriormente mencionado. De esta forma, las cifras revelan que los internacionales subieron 27% entre enero y abril, comparado con 2022.

Además, en general, sin importar el transporte, el ingreso de visitantes extranjeros que llegaron al país entre enero y mayo de 2023 creció 3,5 % respecto a 2019, con más de ,1,7 millones de turistas, según Cotelco.

Y es que, Avianca y Latam son las aerolíneas que vienen conquistando ese mercado que dejó abandonado Viva y Ultra tras su cese de operaciones. En un análisis que hizo La República, se evidenció cómo estas dos empresas ya han conquistado 17,6 % del mercado que dejaron las low cost. Avianca ha mordido 11 % y Latam Colombia, 6,6% de la participación de mercado de Ultra y Viva entre enero y marzo.

Por eso, el llamado de Duarte es a que, desde el Gobierno, se ayude a que el sector aéreo vuelva a recuperar su dinamismo con la entrada de nuevos jugadores, pero también con más aperturas de rutas. Según dio a entender el directivo, existe la posibilidad de que Wingo, Easyfly o JetSmart hagan una expansión de su operación para ayudar a cubrir aún más el hueco comercial que dejaron las low cost.

No solo el sector aéreo se ha visto afectado, pues el hotelero y el de las agencias de viaje también han sufrido golpes por la inflación, el alza de los tiquetes en aerolíneas, el IVA de 19 % para la industria turística y la salida de Viva y Ultra. En mayo, según Cotelco, la ocupación hotelera fue de 54,69 %, 1,62 puntos porcentuales menos que la de 2022, cuando había sido en ese mes de 56,31 %. Además, se prevé que habrá una disminución de 4,8 % en la ocupación hotelera con respecto al mismo periodo de 2022.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por El Colombiano

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad