lunes 25 de julio de 2022 - 2:07 PM

El pan sigue subiendo de precio por el encarecimiento de sus ingredientes

El pan es uno de los alimentos que componen la canasta básica en Colombia y muchos hogares de bajos ingresos dependen de este comestible para satisfacer sus necesidades alimenticias.

La mala noticia es que los fabricantes reportan un aumento superior al 60% en los insumos para elaborarlo y, por ende, el incremento del costo se termina transmitiendo a las familias.

Según los datos de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), en este país se consumen 82 kilos per cápita de pan al año y esta cifra es una muestra de su elevada ingesta entre los colombianos. Además, es uno de los víveres que no cuenta con ningún sustituto, dado que su valor lo hace asequible y no existe en el mercado algo similar con precios más bajos.

Lea también: Avanza la instalación de los puentes peatonales y retornos del anillo vial en Bucaramanga

El incremento en los ingredientes se presenta a raíz de varias coyunturas internacionales. Principalmente, debido al incremento del dólar y a la crisis logística y portuaria que ha encarecido el valor del transporte para traer el trigo. Vale mencionar que, según Fenalco, Colombia solo produce el 0,3% del trigo que consume, el resto se importa.

La agremiación de los comerciantes ya había alertado que el aumento de estos precios estaba poniendo en riesgo a unas 25.000 panaderías en todo el país, que además generan unos 400.000 empleos.

Le puede interesar: ¿Por qué ha incrementado el uso de motocicletas en Colombia?

Juan José Osorio, fundador de la panadería Modou, ubicada en el barrio Carlos E. Restrepo, es uno de esos pequeños panaderos que ha experimentado las dificultades de la carestía y apuntó que ese panorama ha sido reiterado desde abril del año pasado, mes en el que se inició el paro nacional en el que se presentaron bloqueos en las carreteras que impidieron la llegada de los insumos a diversas ciudades del país.

“Nosotros trabajamos con una harina especial, y en esa época nos tocó producir con varias harinas diferentes. El aumento del ingrediente en esa época fue del 100%, yo conseguía el bulto a $210.000 debido a la escasez”, relató.

Osorio relató que su equipo de trabajo ha tenido que ingeniárselas para seguir elaborando un buen pan sin bajarle a las cantidades y sin tener que aumentar mucho los precios; una realidad generalizada entre los panificadores colombianos.

Cabe resaltar que, según Fenalco, Medellín es una de las ciudades más consumidoras de pan en Colombia con 13,5 kilos anuales en cada hogar y con unas 2.700 panaderías activas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad