martes 08 de diciembre de 2020 - 12:00 AM

‘El salario mínimo será clave para la reactivación económica”

Este jueves 10 de diciembre, tanto las centrales obreras como los empresarios oficializarán las ofertas para el incremento del salario del próximo año.
Escuchar este artículo

Aumentar o no el salario mínimo para el 2021, tras la emergencia económica ocasionada por la pandemia del COVID-19, ha marcado la negociación de esta mensualidad que reciben los trabajadores colombianos. En la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, CPCPSL, que adelanta actualmente el Ministerio de Trabajo junto a las centrales obreras y empresarios; los investigadores académicos aseguraron que el aumento del salario mínimo será clave en la reactivación económica y la recuperación de la demanda.

Lo único claro hasta ahora, dicen los expertos, es generar mecanismos para crear empleos formales, en donde los programas de subsidios a la nómina serán cruciales. Sin embargo, esto debe acompañarse de instrumentos para generar incentivos temporales sobre los grupos más afectados, con el fin de mitigar los efectos distributivos de la pandemia.

De acuerdo con el estudio ‘Panorama de la negociación del salario mínimo para 2021’, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario y de la Universidad EIA de Medellín, que analiza los principales aspectos de la negociación colectiva del salario mínimo para el año 2021, es necesario “incluir incentivos a la contratación laboral indefinida, reducción de costos patronales de seguridad social por bajos índices de rotación y la combinación de estrategias de cuotas y rutas preferenciales de acceso al empleo formal para grupos especialmente vulnerables: mujeres, jóvenes, personas con discapacidad”.

Entre tanto, Cecilia López Montaño, economista, aseveró que “esta es una negociación atípica, pero decisiva, donde se debe considerar el salario como demanda y no como costo, y donde se debe revisar el sacrificio hecho por todos en este momento de crisis, pero sobre todo hasta dónde va el de los empresarios y el de quiénes generan empleo”.

Balance del primer semestre

Así como la pandemia ha sido atípica obligando a tomar decisiones en tiempo real y que cambian con la coyuntura, para los académicos es posible considerar el aumento del salario de acuerdo con la recuperación económica.

“La totalidad de derechos laborales fueron reorientados para afrontar la crisis económica y sanitaria afectando la capacidad de consumo y los denominados costos ‘no salariales’. Como parte de la necesidad de recuperar la demanda agregada, un aumento mesurado consecuencia de la incertidumbre y una renegociación en función del balance del primer semestre 2021 puede ser un escenario a considerar”, señalaron Diana Londoño, Iván Daniel Jaramillo y Paul Rodríguez, del Observatorio Laboral de la U. del Rosario, y Andrés García Suaza, de la Universidad EIA de Medellín, autores del informe en mención.

Para los investigadores académicos, “el incremento del salario mínimo debe adscribirse a los criterios de constitucionalidad (mínimo, vital y móvil) previstos en el artículo 53 de la Constitución Política en un contexto de pisos legales de difícil mejora en la negociación colectiva multinivel, que explica la fuerte incidencia del piso legal en el sistema de relaciones laborales en Colombia.

El próximo encuentro de la Comisión se dará el jueves 10 de diciembre, donde las diferentes partes oficializarán las ofertas parar el incremento del salario del próximo año.

¿Más desempleo?
Por su parte, los analistas del Centro de Estudios Económicos de Anif, Carlos Felipe Prada y Anwar Rodríguez, anotaron que es preocupante la pérdida de empleos en la mayoría de los sectores formales, afectando de manera desproporcional a las mujeres, al tiempo que reiteraron e insistieron en la recuperación del empleo que requiere esfuerzos inmediatos, a través de iniciativas con metas concretas y medibles y cronogramas precisos.
“Con el fin de generar un millón de empleos en el horizonte de un año, sugerimos la adopción de medidas de emergencia como: pequeñas obras públicas intensivas en trabajo, flexibilización temporal en la contratación y acelerar la inversión pública”, agregaron.
En esto coincidió Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research, durante un diálogo con empresarios de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, advirtió que un aumento elevado del salario mínimo en 2021 incrementará los índices de desempleo e informalidad en el país.
Según Téllez, para que el país pueda recuperarse hay que proteger el tejido empresarial y hacer que el mercado laboral se reactive, ya que, aunque venía de atrás con problemas estructurales, estos se han hecho más visibles con la pandemia.
La decana de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes,
La decana de la facultad de Economía de la Universidad de los Andes, Marcela Eslava, centró su exposición en los efectos del salario mínimo en el empleo y el ingreso de la clase trabajadora, donde en uno de sus apartes explicó, que en lo estructural, es difícil pensar que Colombia esté en la región donde incrementos del salario mínimo mejoran los ingresos de la clase trabajadora, en el momento en que presentó un panorama del salario en precios corrientes.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad