lunes 23 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Empresarios apoyan incremento superior a la inflación

Si en algo hay consenso entre los empresarios y ejecutivos consultados por La República, es que el incremento del salario mínimo para el próximo año debe estar por encima de la inflación causada en 2009, y que no se deteriore la calidad de vida de quienes ganan menos, pero que esto, a su vez, no afecte la generación de empleo.

Para el gerente de la constructora Londoño Gómez, Alberto Londoño, 'con una inflación tan baja (menor al 3% en el año), lo ideal sería que el incremento fuera de dos puntos porcentuales por encima de ésta, para que se genere mayor desarrollo'. Y asegura que el ajuste al salario básico debe darse de forma concertada entre el Gobierno, los industriales y los trabajadores, pero se tienen que establecer reglas para que los sindicatos cumplan los plazos determinados.

La presidenta de la operadora de televisión satelital Directv, Carmen Lucila Osorno, cree que el incremento debe ser de 5% ($24.850), 'para que se les garantice a los trabajadores que mantendrán o incrementarán su poder adquisitivo', así mismo plantea que 'a medida que las personas son mayores tienen más responsabilidades y eso debería ser tenido en cuenta a la hora de asignar un salario'.

La ejecutiva de la multinacional estadounidense afirma que para mantener la estabilidad económica de sus empleados, intentan reducir la rotación de personal, 'lo que ha dado excelentes resultados en todas las áreas de la empresa'.

Los laboratorios Sanofi Aventis llevan a cabo, cada dos años, una reunión con su sindicato para estipular los incrementos salariales, que según el gerente General de la compañía, Mauricio Botero, debe estar regido por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que cierre el año, más medio punto porcentual.


POSICIONES

La Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), propone un alza de cinco puntos porcentuales por encima de la inflación, mientras que la primera oferta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) es de 9% ($44.700) al salario actual.

Por su parte, los gremios proponen un aumento entre 3% y 5%.

La posición del Banco de la República se mantiene alrededor de 3%, es decir, $14.900, que dejaría el mínimo en $511.900.

De igual forma piensa el Presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), Sergio Clavijo. Para el economista, el ajuste debe tener en cuenta la proyección de la inflación causada, la proyectada y la productividad que para 2009 será de menos 2%.

Anif también prevé que un incremento por encima de 3% lleve a un aumento del desempleo, que según el Dane llegó a 12,2% en septiembre.

Entre tanto, el presidente de Leaders for Management, Luis Felipe Jaramillo, señala que la mejor forma de asignar un salario es basándose en la productividad.

'El salario mínimo es un indicador de la línea de pobreza, además de un generador de desempleo y subempleo, pues en la medida que se incrementa, junto a unos parafiscales superiores al 52 por ciento, los pequeños y medianos empresarios se ven obligados a funcionar de manera informal', señaló Jaramillo.

Lo cierto es que la mejor opción sería la concertación, pero con posiciones tan dispares lo más probable es que el Gobierno decrete el incremento del salario para 2010, con una medida que se incline más por la generación de empleo, que por subir los ingresos de los trabajadores.


CONCILIADO

El salario mínimo debe ser conciliado y se tienen que establecer reglas para que los sindicatos cumplan los plazos determinados, pues al no hacerlo resulta establecido por decreto. Con una inflación tan baja habría que incrementarlo dos puntos por encima de ésta para generar desarrollo.

Los incrementos salariales deben estar regidos por la inflación que cierre este año, más un aumento de medio punto porcentual.

Así como se considera que el salario mínimo es generador de bienestar, funciona de forma adversa en cuanto a que se incrementan los trabajos informales con ingresos inferiores al básico. Lo ideal sería fijarlo de acuerdo a la productividad, evitando medidas populistas perversas para la economía.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad