Publicidad

Nacional
Martes 27 de febrero de 2024 - 12:00 PM

En qué va la reforma pensional Este martes se retoma la discusión en el Senado

Después de ocho meses del último trámite este martes 27 de febrero se iniciará el segundo debate en la plenaria del Senado Cuáles son las opciones en qué va la discusión

Compartir
Imprimir
Comentarios
Suministrada / VANGUARDIA
Suministrada / VANGUARDIA

Compartir

Suministrada / VANGUARDIA

Comienza el periodo de sesiones y la reforma pensional reactiva su curso en el Senado. ¿Cuáles son las opciones de que la iniciativa pase en el Senado? ¿En qué va su trámite en el Congreso? ¿Cuáles son los puntos críticos de debate?

El Observatorio Fiscal de la Javeriana presenta un breve repaso de las tres opciones que tiene el Gobierno para tener la radiografía completa y tomar decisiones más informadas.

El primer camino es mantener el sistema tal cual y como está. Con dos regímenes de pensiones que compiten entre sí por los aportes obligatorios a pensiones que hacen los afiliados.

Uno, manejado por el Estado, que es el Régimen de Prima Media (RPM) y el segundo, el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), que es manejado por empresas privadas, conocidas como Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Sin embargo, en este escenario se presentan diferentes problemas estructurales como la inequidad, la inestabilidad y la deficiencia en la cobertura, pues se estima que el 45% de los adultos mayores del país no reciben pensión.

Este es el escenario si se acepta la ponencia de archivo presentada por la oposición o si la propuesta de reforma no logra ser aprobada de aquí al 20 de junio.

La segunda opción es la propuesta del Gobierno, que actualmente se está debatiendo. En esta, lo que se pretende es implementar un sistema pensional donde el régimen público (en cabeza de Colpensiones) y el régimen privado (en cabeza de las AFP y otras entidades autorizadas) se complementen en vez de competir.

La propuesta consta de 4 pilares: el pilar solidario, que consta de una renta básica para adultos mayores de 65 años que no cuentan con pensión; el pilar semicontributivo, que cubre a las personas que devengan menos de un salario mínimo; el pilar contributivo, en el que cotizan todos los trabajadores formales pero sólo disfrutan quienes cotizaron las suficientes semanas, este tiene dos componentes: el de prima media y el de ahorro individual; y, finalmente, el pilar de ahorro voluntario.

Como tercer camino, el país tiene sobre la mesa la propuesta alternativa. Esta ponencia propone reducir el umbral del pilar contributivo de tres salarios, como propone el Gobierno, a 1,5 salarios, ya que aseguran que con un umbral así se podrían liberar recursos que están mal focalizados.

Además, busca disminuir los subsidios a quienes no lo necesitan y plantea que el Banco de la República sea el encargado de manejar las cotizaciones y no Colpensiones como actualmente se hace.

Según los cálculos realizados en esta propuesta, el umbral del pilar contributivo de 3 salarios mínimos hará que a 2070 se aumente en un 51,3 % del PIB el gasto fiscal para cubrir el Pilar Contributivo.

La discusión se reinicia este martes en un ambiente poco favorable para el Gobierno, de acuerdo con analistas, que reflejan la oposición que se ha mostrado desde el cuerpo legislativo a las iniciativas oficiales, como la reforma a la salud, que también retomaría su debate en los próximos días.

Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, aseguró que la reforma pensional va en sentido correcto, pues permite corregir algunos factores, como la cobertura de la población. No obstante, existen preocupaciones en torno al impacto fiscal.

Según los cálculos del centro de estudios, si la reforma se aprueba tal como está, el valor neto del sistema de protección pasaría de $119,9 billones a $184,5 billones, lo que representaría un incremento del pasivo pensional en $64,6 billones.

“Las cifras que presentamos hablan de un impacto de casi 65% del PIB, es una cifra muy alta, que se puede corregir eventualmente con la reducción del umbral del pilar público, desde tres a un salario mínimo y medio, lo cual no solamente reduciría el costo fiscal en cerca de 20 puntos del PIB, sino que además generaría que la reforma sea más progresiva”, aseguró Mejía.

En la propuesta del Gobierno se contempla un esquema de pilares, donde el solidario, impactaría 16 puntos del PIB; el apartado semicontributivo haría lo propio en 12 puntos y el pilar contributivo de 36,2 puntos, al sumar la prestación anticipada y la diferenciación en las semanas de la cotización de las mujeres.

Mientras tanto, de acuerdo con Anif, reducir el umbral del pilar contributivo desde tres salarios mínimos a un salario y medio permitiría un ahorro fiscal de 30 puntos del PIB, lo cual equivale a financiar 25 líneas del metro de Bogotá.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Miguel Orlando Alguero

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad