Publicidad

Nacional
Jueves 08 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Estas son las duras penas de prisión para los evasores de impuestos tras modificación de la Corte

La ley planea penas de cárcel de entre cuatro y nueve años para quienes en su declaración de renta, omitan activos, declaren un menor valor de los activos o declaren pasivos inexistentes mayores a 1.000 salarios mínimos, es decir, $1.300 millones.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Archivo / VANGUARDIA
Archivo / VANGUARDIA

Compartir

Archivo / VANGUARDIA

La Corte Constitucional confirmó ayer que sí habrá cárcel para los colombianos que evadan los impuestos, luego de declarar exequible los artículos que fortalecen los tipos penales de la Ley 2277 de 2022, que es la reforma tributaria.

“Buenas noticias: habrá cárcel por omisión de activos o inclusión de pasivos inexistentes. La Corte Constitucional declaró exequibles los artículos que fortalecen los tipos penales de la Ley 2277 de 2022. Se logrará evitar el daño que los evasores le causan al recaudo tributario”, dijo el director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, Dian, Luis Carlos Reyes.

De esta manera quedaron avalados los mecanismos de lucha contra la evasión y la elusión tributaria que contemplan penas privativas de la libertad para quienes cometan estos delitos.

Estas medidas entraron en vigencia desde el 13 de diciembre de 2022.

Con estas modificaciones, aquellos contribuyentes que omitan o declaren activos por un menor valor o declaren pasivos inexistentes con propósito de defraudación o evasión por un monto igual o superior a 1.000 salarios mínimos legales vigentes, es decir, $1.300 millones con el mínimo de este año, podrán recibir penas de prisión de entre 48 y 108 meses (de 4 a 9 años). Las penas podrían aumentar en una tercera parte de ese periodo en caso de que la omisión de activos supere los 2.500 salarios mínimos legales vigentes (de 5 a 12 años), alrededor de $3.250 millones, y en la mitad cuando supere los 5.000 salarios mínimos legales vigentes (de 6 a 13 años y medio), unos $6.500 millones.

“La pena máxima es de 13,5 años por la prescripción de la acción penal para omisión de agente retención. Pero la máxima en sí es de nueve años”, puntualizó el abogado tributarista Carlos Giovanni Rodríguez, socio fundador de firma Jiménez Higuita Rodríguez & Asociados.

Otras penas

Sobre la defraudación tributaria, la ley dice que cuando se genere un menor valor a pagar o un mayor saldo a favor igual o superior a 100 salarios mínimos legales vigentes, la sanción privativa de la libertad será entre 36 y 60 meses (de 3 a 5 años).

Si la defraudación es igual o superior a 2.500 salarios mínimos legales vigentes, la pena podría aumentar en una tercera parte de ese periodo (de 4 a 6 años y medio) y en la mitad si es superior a 5.000 salarios mínimos legales vigentes (de 4 años y medio a 7 años y medio).

Para ambos delitos la pena podrá extinguirse con el pago de los impuestos, sanciones tributarias e intereses correspondientes siempre y cuando quien los comete no haya incurrido en estas conductas más de dos veces.

Sin embargo, si la evasión y defraudación tributaria son cometidas tres o más veces, la pena carcelaria no podrá extinguirse con los pagos de las obligaciones. En estos casos, ponerse al día servirá a los reincidentes para rebajar la pena hasta la mitad.

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) destacó el valor de estas sanciones porque pueden ser determinantes para prevenir los daños que la evasión y la elusión de impuestos le causan al recaudo tributario.

En ese sentido, son un paso a favor de la financiación de los programas sociales y proyectos de desarrollo que Colombia necesita.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Miguel Orlando Alguero

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad