domingo 25 de diciembre de 2022 - 3:40 PM

Estas son las lecciones empresariales y de productividad del Mundial Catar 2022

Las selecciones de fútbol que disputaron la Copa Mundial de la Fifa en Catar, según expertos, son ejemplos de productividad, calidad y competitividad, que las mipymes y grandes empresas del país pueden adoptar para aumentar sus negocios.

Los partidos del Mundial de Fútbol pueden ser beneficiosos para entender la importancia de la productividad en los procesos internos en las compañías.

La razón es sencilla: cada partido deja múltiples lecciones empresariales de las cuales se puede aprender.

Pero ¿cuáles son los temas fundamentales que en el campo y en la empresa deben tener en cuenta los competidores para asegurar el triunfo? Colombia Productiva, del Ministerio de Comercio, presenta algunos:

Goles y ventas

Uno de los primeros puntos en común entre estos dos mundos es la necesidad de obtener resultados. Ya sean goles o nuevas ventas. Para llegar a ese objetivo, debemos pensar en la noción básica de productividad, es decir, tener los mejores resultados con los recursos disponibles.

Catar ha dejado varios y buenos ejemplos. Selecciones con alta posesión del balón perdieron contra equipos que jugaron menos, pero que fueron más efectivos. Arabia Saudita sorprendió a Argentina, pues con una posesión de apenas 30% y tan solo tres tiros al arco, anotó dos goles y ganó. Sin duda, el equipo saudí fue más productivo.

Un buen técnico y gerente

Para alcanzar esos niveles de productividad que nos permitan ser competitivos, lo primero que una empresa y, en este caso, los equipos mundialistas deberían revisar es su gerencia.

La buena gerencia debe planear y ejecutar una correcta estrategia. Si esta no existe y no es clara para todos los miembros del equipo, los resultados no van a llegar.

Un buen ejemplo de esto en el mundial de Catar lo dio Alemania, una selección campeona en mundiales pasados, que ha tenido problemas para gestionar a los jugadores más jóvenes y le ha costado encontrar su modo de juego, su estrategia.

En cambio, otros equipos con menos “figuras” han tenido mejores resultados: es el caso de Corea del Sur y Japón, que priorizaron el orden táctico en sus partidos.

Los jugadores y los empleados

Tener buenos colaboradores (jugadores y empleados) que desempeñen su trabajo correctamente, optimicen los recursos y mejoren su rendimiento con el tiempo se traduce en buenos resultados.

Para mejorar la productividad laboral, las compañías pueden ajustar factores como la cultura organizacional, la asignación de funciones y la distribución de cargas. En Catar, esa productividad laboral la observamos en varios indicadores.

Uno de ellos es el de los pases efectivos, como aporte individual en la construcción del gol. O de las ventas. Según el balance de este Mundial, el español Rodri registró 638 pases correctos y menos de 40 pases errados.

Las faltas y los problemas de calidad

La calidad es la base de la productividad y también un elemento común entre la industria y el deporte mundialista. "Podemos evidenciar la ausencia de calidad en los disparos errados a la portería: nuestra meta, nuestro gol, es aumentar las ventas".

Pero sin conocimiento de nuestro mercado y de nuestros clientes, vamos a gastar recursos y tiempo valioso, que nos generarán problemas.

El exceso de faltas y tarjetas es otra muestra de cómo la baja calidad afectará nuestra competitividad, pues reducirá el rendimiento nuestro juego (nuestra operación), el tiempo de los procesos será mayor y consumiremos un alto número de recursos que no darán los resultados esperados. "Las faltas son productos no conformes y debemos tomar acciones para que este número sea bajo".

Logística y cómo llegar al cliente

Cada partido en el mundial ha contado con una logística distinta: tener muchos pases antes de buscar el arco, transiciones rápidas o goles con balón detenido han sido algunas. Argentina superó un récord propio al realizar 28 pases antes de marcar un gol, hecho que cumplió en su encuentro ante Polonia.

Esa fue una cadena de distribución bastante larga. Pero cada caso es distinto y debemos estar preparados a garantizar cada parte de nuestra logística. En particular, la entrega a nuestros consumidores es un momento sensible en nuestra operación.

La sostenibilidad

Durante todo este proceso no se puede olvidar la sostenibilidad y eficiencia de los recursos.

Cada técnico en la cancha, como cada buen gerente en la empresa, debe evaluar el estado físico de sus jugadores para saber cuándo es adecuado hacer los cambios que garanticen el desempeño del equipo. O cuándo es necesario ahorrar algunos recursos para el futuro.

Entre tanto, la sostenibilidad nos ha dejado señales más contundentes: jugadores y aficionados de Japón dejan limpios sus espacios, recogen sus desperdicios y aportan algo para compensar el uso que le dieron al estadio.

Un mundial para ganar

Las mipymes y las empresas del país se juegan su propio mundial todos los días. "Por eso, desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, a través de Colombia Productiva, ayudamos las compañías a ser más productivas, más rentables y a crear una oferta comercial competitiva".

Para el gerente general de Colombia Productiva, Aurelio Mejía, “el 65% de los incrementos de productividad en las empresas depende de acciones que se hayan en su interior. Al igual que los equipos de fútbol, las empresas deben tener clara su estrategia, gerentes que hagan el mejor uso de su talento humano, planes de sostenibilidad y de eficiencia energética, y procesos con mejores estándares de calidad. Por esto, desde Colombia Productiva brindamos asistencia técnica, formación y cofinanciación para ayudar a las mipymes a ser más competitivas, para que puedan ganar sus propios partidos y llegar a más mercados”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad