Publicidad

Nacional
Miércoles 26 de abril de 2023 - 12:00 PM

Faltarían 234.741 sillas para suplir demanda en cuatro ciudades por salida de Ultra Air y Viva Air

A Medellín, Cali, San Andrés y Santa Marta les haría falta oferta ante la demanda de pasajeros, lo que podría incrementar los precios.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Archivo/VANGUARDIA
Archivo/VANGUARDIA

Compartir

Archivo/VANGUARDIA

Con el sector aeronáutico pendiente del futuro de las aerolíneas de bajo costo, el mercado se mantiene en crisis por los miles de pasajeros que quedaron desatendidos con la suspensión de las operaciones de Viva y Ultra. Se estima que, si estas compañías no vuelven a operar faltarían 234.741 sillas para suplir la demanda de pasajeros en cuatro ciudades Medellín, Cali, Santa Marta y San Andrés, siendo esta última la más afectada.

Según un análisis realizado por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) a través de la Resolución 20743, el cese de operaciones de las empresas redujo 24,44 % la oferta de silla y 18,79 % las frecuencias disponibles. “Inclusive si las aerolíneas restantes en el mercado volaran con una ocupación de 100 %, en promedio, existiría una escasez de 115.000 sillas en todo el país”, detalló la SIC tras analizar datos entregados por la Aeronáutica Civil.

Bajo este panorama, a San Andrés le harían falta 40.762 sillas para suplir la demanda de viajeros, lo que equivale a una diferencia de -53,9 %, comparado con el exceso de sillas que había antes de la crisis en que cayeron las compañías. Por su parte, en Santa Marta faltarían 37.734 sillas para atender la demanda de pasajeros y -32 %, comparado con lo que se tenía hace unos meses.

Medellín sería la ciudad en donde más faltarían sillas para suplir la demanda de pasajeros y donde más caería. En total les haría falta 103.206 sillas, lo que equivaldría a una diferencia de -30,6% comparado con el tiempo en el que estaban activas las dos aerolíneas. En el caso de Cali, con 53.039 sillas menos sería la segunda ciudad más impactada por el panorama. Antes de esta turbulencia, la ciudad tenía un exceso 66.407 sillas disponibles.

En otras ciudades como Bogotá, Cartagena y Barranquilla se ha presentado una reducción de las sillas disponibles, pero como eran ciudades con exceso de demanda, antes de la salida de las dos ‘low cost’, en promedio sí existirían sillas disponibles. Sin embargo, cuando se analiza el promedio de las opciones, en Bogotá se daría una reducción de 78 % en la disponibilidad, mientras que en Cartagena esta sería de 89,6% y en Barranquilla de 66,3 %.

Este análisis fue fundamental para que la SIC admitiera un esquema de garantías para cerrar la investigación en contra de las involucradas. Este incluye la constitución de un patrimonio autónomo independiente que recibiría los derechos políticos y económicos de Viva Air, el cual será administrado por terceros independientes y se encontrarán bajo la vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia. De este modo, Castlesouth perdería su papel protagónico y se acabaría el veto negativo sobre la ‘low cost’.

A esto se suman otras determinaciones como la obligación de ambas aerolíneas de seguir prestando su colaboración y adoptando las medidas de protección a los pasajeros afectados por la decisión tomada por Viva de suspender sus operaciones. Para los pasajeros afectados por vuelos cancelados y que no hayan sido reparados, ambas tendrán que emitir un voucher por un valor equivalente al valor total de la compra más 50% que pueden redimir para volar en las rutas de ambas aerolíneas hasta el 31 de diciembre de 2025.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por La República

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad