martes 04 de octubre de 2022 - 2:25 PM

Fríjol, arveja y cebolla son los alimentos con mayores alzas para septiembre, según el Sipsa

Aunque de manera general los productos agropecuarios tuvieron incrementos en sus precios, hubo excepciones como la papa.

La sombra de la inflación ha estado presente a lo largo de este año con especial fuerza sobre los productos agropecuarios y la industria alimentaria.

Colombia no fue ajena a ese fenómeno y el IPC, que ya llegó a dos dígitos desde agosto y se encuentra actualmente en 10,84%, ha sido jalonado por el segmento de alimentos, división que subió 25,4% anual.

Ante este panorama La República consultó las cifras del Sistema de información de precios (Sipsa) del Dane, para saber cuáles son los productos agropecuarios que más subieron y los que han bajado en lo corrido del año, así, ver el impacto real de este rubro en los bolsillos del consumidor.

Enero había comenzado con unos precios estables en algunos productos agropecuarios, pero el impacto de la guerra de Ucrania generó enormes alzas en granos como el fríjol bolón y la arveja verde en vaina, que tuvieron un incremento de 82,3% y 76,2%, respectivamente.

Muy de cerca le sigue la cebolla cabezona blanca, que tuvo un alza de 69,9% y, en el último reporte semanal del Sipsa, se encuentra en promedio en $1.721 el kilogramo.

Los granos, en general, tuvieron un alza importante, y en algunos casos, como el del maíz, los incrementos afectaron otras industrias como la avícola, puesto que representa, junto a la soya, casi 80% de lo que cuesta la producción de pollo, según explicó Gonzalo Moreno, presidente ejecutivo de Fenavi.

El maíz amarillo en cáscara, por ejemplo, subió 21,7%, y el garbanzo importado llegó a 15,2% en lo corrido del año. La lenteja, por el contrario, tuvo una ligera reducción de 0,6%.

Las proteínas también se vieron afectadas por los altos precios; en el caso de la carne de res tipo murillo, el alza fue de 19,5% y en los cortes de sobrebarriga fue de 17,8%. El pollo entero congelado sin vísceras subió 9,2% y fresco creció 16,3%. El cerdo fue la proteína más estable, con un aumento moderado de 5,2%.

La papa fue el producto que más bajó, con una reducción de 52,7%. Este producto, en particular, estuvo por las nubes en la primera parte del año, producto del cierre de los hoteles, restaurantes y cafeterías durante pandemia, que representa 35% de la demanda de este cultivo; los paros y cierres de vías en 2021; y el alza de insumos del cierre de año de 2022.

“A partir de junio la papa empezó a mostrar unos decrecimientos en su precio, porque sale la cosecha de la sabana cundiboyacense; es decir, 65% de papa de la producción del país. Tuvimos unos precios muy bajos en julio y agosto y la primera quincena de septiembre”, explicó Germán Palacio, gerente general de Fedepapa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad