lunes 01 de agosto de 2016 - 12:01 AM

ICR debe tener adición para siembras de maíz de II semestre

La cosecha maicera se recolectará en agosto e irá hasta mitad de septiembre, porque hubo siembras atrasadas como las del sur del Cesar y parte de Córdoba.
Compartir

El Plan Colombia Siembra proyectó para los maiceros del país una siembra de 60 mil hectáreas nuevas en el 2016, para terminar en 2018 cumpliendo una meta de 300 mil hectáreas adicionales de maíz en Colombia.

Con esa área se comenzará a romperle el espinazo a las masivas importaciones de ese grano, las cuales rondan las 3,5 millones de toneladas anuales.

300 mil nuevas hectáreas con producciones entre 5 y 6 toneladas, significan que en el país se produciría el 50% de lo ahora importado.

De acuerdo con Henry Vanegas Angarita, director ejecutivo de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas, Fenalce, la tarea inicial comenzó bien y ya se cumplió, y para ello solo necesitaron un semestre.

El directivo dijo que para el segundo semestre se sembrarían otras 40 mil hectáreas adicionales; es decir, cerrarían el año con 100 mil hectáreas nuevas. En Colombia se siembran aproximadamente 550 mil hectáreas.

Sin embargo, el vocero gremial dijo que para no perder ese impulso y seguir con lo planeado en Colombia Siembra, el Incentivo a la Capitalización Rural, ICR, para maíz debe tener una adición presupuestal, pues ya se copó; y además, ampliar la Línea Especial de Crédito, LEC, cupo que se llenará con las primeras áreas de segundo semestre de 2016.

“El ICR se agotó porque fue menor que el de 2015 ya que se tuvieron $100 mil millones para las plantaciones inscritas en Colombia Siembra y el resto para cultivos generales. Se necesita una adición presupuestal”, agregó.

Frente al precio dijo que este no se ha disparado sustancialmente a pesar del paro de transporte o arancel a las importaciones. La tonelada de maíz amarillo está por el orden de los $850 mil y $900 mil para el blanco.

Más apoyo

Vanegas Angarita agregó que la industria debe apoyar de manera decidida el Plan Colombia Siembra, ya que es estratégico tener un componente de producción nacional y “no seguir aferrados solo al maíz importado”.

El directivo dijo que si los industriales se están quejando del costo del importado y piden rebaja de aranceles, pues “produzcámoslo en el país y apostémosle al Plan Colombia Siembra, que es crecer con el país”.

El vocero de los cerealistas dijo que las industrias y los proyectos agrícolas no son de momento, sino de toda una vida. Sin embargo, en su concepto, el modelo económico puede cambiar de la noche a la mañana.

“Ya hay manifestaciones a nivel global en contra de la globalización. Ejemplo claro es el voto del Brexit para que Inglaterra se retirara de la UE y el que muchos apoyen al republicano Trump, quien ha planteado que rediseñará todos los TLC”, agregó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad