miércoles 01 de septiembre de 2021 - 11:11 AM

Incentivos y capacitaciones para el trabajo, estrategias para incentivar el empleo juvenil

El presidente de la CCB, Nicolás Uribe aseguró que los empresarios están apalancando la recuperación económica y del empleo
Escuchar este artículo

En un foro que organizó la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, aseguró que, con el propósito de reactivar el empleo juvenil, desde el Gobierno Nacional se diseñó una estrategia de cuatro puntos: incentivos tributarios, el programa sacúdete, hacer capacitaciones para el trabajo, y las inversiones del Estado en infraestructura.

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), Nicolás Uribe, aseguró que los empresarios están apalancando la recuperación económica y del empleo, por lo que dijo que hay que facilitar espacios que le permitan a las empresas reducir costos y tener acceso al crédito, lo que permitiría la generación de empleo.

Así, la CCB cuenta con cerca de 600 servicios distintos que buscan apoyar a los empresarios. Por ejemplo, un programa para nuevos empresarios que ha atendido 35.000 personas en los últimos años, en donde se incluyen jóvenes. A través de esta ruta, y de manera gratuita, se hace un acompañamiento a quienes quieren ser empresarios, teniendo en cuenta que los emprendimientos son la base de la generación de nuevos empleos.

Por otro lado, Carolina Durán, secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, aseguró que en la capital se expidió el decreto 238 de 2021, que regula la creación del programa Empleo Joven, con el fin de disminuir la brecha de desempleo en este sector de la población, que se ha ampliado en la pandemia.

Lea también: La Organización Ardila Lülle entrará al negocio del café, tras un acuerdo con Tostao'

Este beneficio no es excluyente con los programas que tiene el Gobierno Nacional, con lo que las empresas podrían acceder a beneficios de hasta 80% de los costos laborales.

El consejero presidencial para la juventud, Juan Sebastián Arango, anotó que los jóvenes han sido de los más afectados durante la pandemia y, más aún, lo han sido las mujeres.

"Hay una inmensa disparidad entre hombres y mujeres y por eso, cuando veíamos las manifestaciones, la gente se preguntaba porqué tan fuerte el feminismo en estas marchas", dijo Arango.

En línea con lo anterior, el ministro Cabrera dijo que el enfoque de varias de las estrategias de empleo juvenil están enfocadas en las mujeres. Además, se estaría creando un enfoque en la economía del cuidado.

"Estamos creando una nueva teoría que se llama economía del cuidado, para aquellas mujeres que tienen que cuidar, estamos creando esa figura a ver cómo podemos mejorar", dijo el ministro.

Por otro lado, durante la pandemia ha aumentado el número de jóvenes que no estudian ni trabajan y, en ese sentido, Arango anotó que, de la mano del Sena, se deben empezar a certificar habilidades y competencias para los jóvenes.

Mientras que Durán aseguró que desde las distintas secretarías de Bogotá se está trabajando en programas de formación profesional, y de formación en habilidades que se están demandando en el mercado, tales como el bilingüismo, habilidades tecnológicas o las habilidades blandas.

El futuro del trabajo después del covid-19

Ángela Samper, Office Manager de Mckinsey & Company Colombia, ahondó en las consecuencias que ha tenido la pandemia sobre el mercado laboral.

Por un lado, aseguró que el covid-19 ha aumentado el desafío de la transición laboral, dada la automatización de algunos empleos. Así, se calcula que aproximadamente 100 millones de trabajadores necesitarán cambiar de ocupación, 25% más que antes.

Los cambios de largo plazo serán mayores en los empleos que requieren de un mayor nivel de proximidad física, tales como los puestos de trabajo en la primera línea del comercio minorista.

Otro de los hallazgos del estudio es que ha habido un crecimiento del trabajo en salud, Stem y transporte y un decrecimiento en los puestos de trabajo de servicio al cliente, servicios de comida y apoyo de oficina.

Se espera que en la próxima década casi todo el crecimiento de la demanda de mano de obra se de en las ocupaciones con salarios altos; mientras que los trabajadores con bajos salarios serán quienes tendrán que aprender más habilidades para poder hacer la transición del trabajo, siendo los grupos demográficos más vulnerables los que experimentarán una mayor presión.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad