lunes 16 de mayo de 2022 - 9:21 AM

La economía crecería a una tasa anual de hasta 8,3% en el primer trimestre del 2022

El consumo privado desde la demanda y la construcción desde la oferta, los jalonadores del crecimiento de la economía durante el primer trimestre.

La noticia económica de hoy en Colombia estará a cargo del Dane, que dará a conocer el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el primer trimestre (enero-marzo) de este año.

El presidente, Iván Duque, ya develó lo que sería el dato y manifestó que va a ser uno de los mejores arranques de año del siglo en esa materia.

Como de costumbre, los centros especializados lanzaron sus apuestas.

Todas son generosas y ubican el indicador cerca al 7%. Ese también es el caso del equipo técnico del Banco de la República, el cual estima que la economía habría crecido 7,2% en el primer cuarto del año, lo que habla de un mayor optimismo teniendo en cuenta que anteriormente proyectaba un 5,2%.

El país tuvo durante 2021 un rebote en la economía que significó que contra 2019 hubiera un crecimiento de 2,4%. Esto quiere decir que además de recuperar lo retrocedido en el primer año de la pandemia, hubo una mejoría.

Durante los dos primeros meses, Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) del Dane ha mostrado un buen comportamiento, aunque también refleja una desaceleración frente a los datos del segundo semestre de 2021.

$!La economía crecería a una tasa anual de hasta 8,3% en el primer trimestre del 2022

Proyecciones

“En el caso particular del consumo, las importaciones de bienes de este tipo, las cifras de comercio al por menor, los ingresos reales de restaurantes y hoteles, y las compras con tarjeta de crédito indican que el gasto de los hogares sigue dinámico, con niveles similares a los registrados a finales de 2021”, se lee en el Informe de Política Monetaria más reciente del Banrepública.

Por su lado, Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), indicó que espera que el PIB se ubique entre 6,9% y 7,4% con un pronóstico puntual de 7%. Esto, agregó, estaría más que todo empujado por el comportamiento de la economía en enero y febrero, pues en marzo se habría dado un crecimiento más modesto.

“Las cifras indican que la mayoría de las actividades productivas están con un valor agregado por encima de lo que se registraba justo antes de la llegada de la pandemia”, valoró a través de un documento la Anif.

Ahora, para el cierre del primer trimestre, los analistas esperen que se mantenga este ritmo de alza. Para este lapso, el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia espera que la tasa anual sea de hasta 8,3%. Esta estimación considera que el consumo privado y la construcción han tenido han sido los factores claves e para la dinámica de la economía.

Sin embargo, esta estimación es la más optimista. Otros analistas consideran que el ritmo si bien será bueno estará sobre 6%. Mauricio Hernández, economista de Bbva Research, considera que esta será el alza y afirma que es un desempeño sobresaliente a pesar de ser una desaceleración con respecto a las cifras de cierre del año pasado.

José Ignacio López, director de investigaciones económicas de Corficolombiana, expresa que se mantiene el patrón de crecimiento dado por el consumo de los hogares y esto significa que el crecimiento sería de 7,5% para los tres primeros meses del año.

Sobre este punto coinciden los expertos y es que si bien la inflación ha sido elevada durante el inicio del año, el consumo privado se mantiene como principal responsable de la dinámica. “Sectores como comercio o el de servicios tendrán un comportamiento sobresaliente para este lapso”, asegura López.

Lea: Cinco asociaciones productoras de Santander le proveen mango, guayaba, lulo y mora a Postobón

Comportamiento de la economía

El hecho de que haya una mayor apertura y se hayan levantado restricciones como el uso de tapabocas en espacios públicos ha sido un impulsor. Así lo explica Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas de Banco de Bogotá, que resalta que esto ha dinamizado a los sectores de servicios.

Añade que el crédito de consumo ha mantenido la buena dinámica, pese a que hay datos que deberían frenar el consumo como la inflación y el alza en tasas del Banco de la República.

Carolina Monzón, gerente de investigaciones económicas de Itaú, afirma que algunos conceptos como entretenimiento pueden tener un comportamiento de doble dígito, por cuenta de la eliminación de restricciones de aforo.

Esto se sumaría a la tracción que ya venían mostrando la industria y el comercio, que ya deberían mostrar crecimientos de un dígito.

Hernández agrega que la construcción también deberá ser un factor impulsor, particularmente explicado por la edificación de vivienda y la mayor ejecución de obras civiles que se ha visto.

Los analistas esperan que por cuenta de la inflación y el alza en la tasa de intervención del Banco de la República, este crecimiento visto en los primeros meses tienda a una corrección, para cerrar el año con un crecimiento de 5% de acuerdo con las expectativas del Emisor.

Hernández destaca que la subida del tipo de intervención es necesaria para controlar la inflación e incentivar el ahorro, aunque afecte el gasto de los hogares.

Monzón señaló que otros factores como el alza en precio del petróleo, la TRM y choques externos podrían tener un impacto directo en el crecimiento vía consumo.

A cierre de año, de acuerdo con el Informe de Política Monetaria del Banco de la República, se lograría cerrar la brecha de producto, con lo que el crecimiento observado se corresponde con el esperado, con lo que López coincide.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad