sábado 25 de octubre de 2008 - 6:24 PM

La pesadilla del 24 de octubre de 1929 vuelve 79 años después

Setenta y nueve años después del 24 de octubre de 1929, el célebre 'jueves negro', las plazas financieras de todo el mundo revivían el 24 de octubre de 2008 la pesadilla de una crisis financiera que ha ido contaminando progresivamente toda la economía.

El jueves 24 de octubre de 1929 la Bolsa de Nueva York se hunde al no encontrar comprador 13 millones de acciones. El 24 de octubre de 2008, los mercados se derrumban una vez más, acumulando pérdidas, en la mayoría de los casos, superiores al 45% desde comienzo del año.

El 24 de octubre de 1929 estuvo marcado por el pánico de los inversores. A media jornada, el índice Dow Jones Industrial Average (DJIA) perdía ya un 22,6%. Según la leyenda, al final de la mañana ya se habían suicidado 11 especuladores tirándose al vacío desde los rascacielos de Manhattan.

Wall Street consigue sin embargo recuperarse y cerrar la sesión con una pérdida de sólo el 2,1%, gracias a la intervención de varios bancos, que compran acciones masivamente. Pero el respiro dura poco, porque Wall Street vuelve a desplomarse el 28 y 29 de octubre. Ese mes sus pérdidas totalizan un 30% y en noviembre la Bolsa de Nueva York pierde un 50% más.

El 24 de octubre 2008, el 'crack' que golpea las plazas financieras desde mitad de septiembre se desarrolla en el silencio de unas salas informatizadas, aunque traumatizadas por más de un mes de crisis bursátil. Desde comienzos de octubre, las pérdidas del Dow Jones superan el 20% y se acercan peligrosamente al 40% desde el inicio del año.

El 24 de octubre de 1929 marcaba el comienzo de una crisis que iba a paralizar la economía mundial durante los cuatro siguientes años.

Y con todo, nada parecía presagiar ese 'jueves negro'. Los años 1920 habían sido florecientes para la economía estadounidense, aupada por el alza de los beneficios de las empresas y la subida de las acciones, que permitieron a los especuladores enriquecerse rápidamente.

Pero tras la jornada fatídica en Wall Street, la recesión hunde la economía estadounidense en la primavera de 1930 y genera, sucesivamente, una fuerte reducción de la producción, quiebras y un paro masivo.

En octubre de 2008, 79 años más tarde, el ex presidente de la Reserva Federal estadounidense Alan Greenspan, elogiado años antes por su política monetaria flexible y generadora de crecimiento, no duda en hablar de tsunami financiero para describir la situación, y se dice sorprendido por la amplitud de la crisis.

La economía estadounidense sólo consigue salir de la crisis de 1929 con una política de gasto público y de intervención gubernamental en la vida económica, con el 'New Deal' del presidente Franklin D. Roosevelt concebido en 1933.

Como entonces, en octubre de 2008 vuelven a ser los poderes públicos los que mantienen en pie unos bancos hundidos a base de miles de millones.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad