viernes 01 de julio de 2022 - 12:00 AM

La tarea es frenar la inflación con la subida de tasa de interés para que no se recaliente la economía del país

La decisión fue tomada de forma unánime por los miembros de la Junta Directiva del Banco de la República, una situación que no se ha visto en las últimas decisiones, cuando de hecho, otros miembros han votado por incrementos aún mayores.

El Banco de la República pisó ayer el acelerador a la política monetaria de Colombia y subió la tasa de interés en 150 puntos básicos para ascender a 7,5% en junio. Este incremento se convierte en la subida más fuerte en los últimos cinco años.

Esa elevación de tasas no se veía desde 2017, cuando el país tuvo el tipo de intervención más alto que alcanzó 7,75% y bajó a 7,5%. Ahora el argumento principal de la Junta Directiva del Emisor es controlar el panorama inflacionario.

Tres razones

Juan Camilo Pardo, analista económico de Corficolombiana, indicó que para esta decisión de Banrep se tuvo en cuenta tres temas principalmente:

1. El buen dinamismo de la actividad económica. “Este ha estado fundamentado en el consumo privado, lo que se refleja en indicadores clave como el crecimiento de dos dígitos en la cartera de consumo y en la fuerte expansión de las ventas al por menor”.

2. La inflación. “La observada se encuentra en niveles superiores al rango meta superior del Banco y las expectativas en el corto plazo aún se mantienen desancladas”.

3. El comportamiento de la cuenta corriente. “Este exceso de demanda se está presentando en un contexto en el que el financiamiento internacional se hace más costoso debido al endurecimiento de las condiciones financieras”.

Presión inflacionaria

Carolina Monzón, gerente de Investigaciones Económicas del banco Itaú, consideró que la decisión del Banco de la República reiteró su compromiso para contener las expectativas de inflación no solo para el 2022, sino dentro uno y dos años.

“Esta aceleración del ciclo de subida de la tasa de interés va relacionada con los datos que se conocieron recientemente, como un déficit de cuenta corriente más amplio, aceleración de la política monetaria de la Reserva Federal y dinámica favorable del consumo interno y del crédito”, explicó Monzón.

Precisó que las puertas quedaron abiertas para continuar con la presión alcista y la próxima reunión será el 29 de julio, ya que en agosto no hay reunión de política monetaria y retomarían hasta septiembre. Esa será la última del actual Minhacienda Restrepo y le dará la bienvenida al nuevo ministro José Antonio Ocampo.

“Creemos que el techo será de 9,5%, teniendo en cuenta los riesgos internacionales que se acentuaron, pero la prioridad es frenar la inflación que para fin de año estará por el orden del 9%”.

Lea: Revelan entramado de corrupción con los recursos de regalías para la paz

Freno

El analista económico Germán Machado, magíster en Economía, afirmó que la decisión del Emisor revela que la inflación se encuentra profundamente desbordada y que el déficit externo es de una enorme preocupación.

“Es claro que las decisiones de los meses anteriores no bastaron para controlar completamente las expectativas, ni cambiar significativamente el patrón de consumo. Las cifras que se han ido conociendo sobre el crecimiento del crédito y del consumo de los hogares muestran que la economía va andando a una velocidad mucho más alta de lo que se considera sostenible y saludable, y que la junta del Banco ha considerado necesario seguir con el apretón monetario para ponerle un freno”, enfatizó Machado.

Puntualizó que la decisión tiene, simultáneamente, dos frentes. Por un lado, la subida de tasas busca encarecer el crédito, frenar un poco el consumo y bajarle la velocidad a la economía con el objetivo de controlar la inflación. “El precio por pagar será que el nuevo Gobierno tendrá un primer año de menor crecimiento económico y menor generación de empleo, en un entorno que será retador por la posible recesión económica global”.

Segundo, dijo Machado, la decisión de la Junta busca tener efectos sobre el balance de la cuenta corriente. “Colombia sigue siendo una economía que compra mucho más de lo que vende y el déficit externo es enorme. Subir las tasas de interés le pone un freno al consumo de bienes importados y ayuda a atraer más capitales del exterior, lo que ayuda a cubrir el faltante”.

Machado destacó que, sorprendentemente, el ministro Restrepo anunció que el Gobierno nacional no necesariamente dará cumplimiento al Marco Fiscal de Mediano Plazo, que presentó hace apenas un par de semanas. Ese anuncio (no incrementar el precio de los combustibles siguiendo la senda prevista en el Marco Fiscal para analizar las presiones inflacionarias) tendrá un efecto negativo sobre el déficit fiscal colombiano que recibirá el Gobierno del presidente Petro.

Machado destacó que, sorprendentemente, el ministro Restrepo anunció que el Gobierno nacional no necesariamente dará cumplimiento al Marco Fiscal de Mediano Plazo, que presentó hace apenas un par de semanas. Ese anuncio (no incrementar el precio de los combustibles siguiendo la senda prevista en el Marco Fiscal para analizar las presiones inflacionarias) tendrá un efecto negativo sobre el déficit fiscal colombiano que recibirá el Gobierno del presidente Petro.
La decisión está en línea con las expectativas del mercado y está sustentada en la buena dinámica de la economía, el aumento en las expectativas de inflación y el mayor nivel de tasas de interés internacionales. Un cambio importante es que esta decisión se dio de manera unánime entre los miembros; en las reuniones anteriores había división sobre si 100 puntos o 150 puntos
José Germán Cristancho, gerente de Investigaciones Económicas de Davivienda
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad