lunes 09 de mayo de 2016 - 11:04 AM

Los colombianos comienzan a endeudarse menos este año

El menor ritmo de crecimiento de la economía y el alza en las tasas de interés de referencia del Banco de la República ya lograron impactar la demanda de crédito en el país. Eso significa que menos colombiano se están endeudando para financiar sus gastos de consumo, hipotecarios y ordinarios.
Escuchar este artículo

Según un informe de Asobancaria, en el 2015  la cartera registró un crecimiento real de 8,3 %, lo que implicó una desaceleración de 3,2 puntos con respecto al año anterior.
 
“Si bien el crecimiento de la cartera mostró una moderación con respecto a la dinámica que había exhibido en los últimos años, sus ritmos de crecimiento continuaron siendo saludables”, indicó el presidente de ese gremio Santiago Castro.
 
Pero para este año, las proyecciones del gremio indican que la desaceleración continúa, es decir, que menos familias están tomando préstamos.
 
La estimaciones muestran que el crédito solo crecería este año 5,2%, pero se recuperaría durante el 2017. Las líneas más afectadas serían el microcrédito, vivienda y consumo.
 
 “Las cifras reportadas por la Superintendencia Financiera muestran que en enero pasado todas las modalidades de cartera siguieron desacelerándose, con lo cual la cartera total creció 7,4% real frente al 8,3% de un año atrás”, dijo el dirigente gremial.
 
Pero la desaceleración venía de antes:  Los préstamos de   vivienda pasaron de crecer 16,1 %  en 2014 a   11,5% en 2015, mientras que los créditos de  consumo pasaron de un repunte de 9,2 % a crecer 5,3 % durante el mismo periodo.
 
Consumo, el más afectado
 
De acuerdo con Santiago Castro, las menores condiciones económicas del país seguramente afectarán  el comportamiento del consumo de los hogares, y por ende, su nivel de endeudamiento durante lo que resta  del 2016.  
 
Esto por un “aumento en la tasa de desempleo,  pérdida de confianza del consumidor,  niveles superiores en los precios de los bienes importados y mayores tasas de interés.
 
De esta forma estiman que las colombianos pedirán menos créditos de  consumo (los de libre inversión que se usan para comprar carro, viajes, etc). Se calcula que estas línea crecería  alrededor de 4,0 % este año, una cifra menor que en el 2015.
 
“Para 2017, y bajo el supuesto de que la economía crezca por encima del 3,0 %, que el nivel de desempleo no se deteriore y que las tasas de interés se estabilicen, la cartera de consumo podría retornar a crecimientos superiores al 5,0 %”, dijo el Presidente de Asobancaria.
 
Frente a tal comportamiento, el  director del Centro de Economía y Finanzas de la Universidad Icesi, Julio César Alonso, señala que esta coyuntura es la combinación de dos fenómenos:  Por un lado, la confianza de los consumidores ha caído, es decir, que perciben que  el presente año no será bueno.
 
“Eso hace que no se quieran seguir endeudando. Y ese sentimiento lo refuerzan las cifras de desempleo, inflación y desaceleración del Producto Interno Bruto, PIB”.
 
Y por  el otro lado está el aumento de las tasas  de interés que encarecen el crédito.  Eso es natural en una época de desaceleración de la economía, puntualizó.
 
El propio ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, así lo reconoce al  afirmar que “con el aumento de la tasa de interés (del Banrepública) se encarece el crédito y eso frena un poco la demanda, y hace que esa presión inflacionaria que hay en la economía pueda disiparse”.
 
Por su parte, Agustín Vera, director de estrategias cuantitativas de Global Securities, indicó que “desde marzo de 2014 la tasas de referencia Emisor han  venido aumentado desde cerca de 3% hasta el 7% de hoy,  lo que ha llevado a incrementar las tasas de créditos de consumo. Por esta razón los clientes piensan con cautela a la hora de endeudarse.
 
Recalcó el analista que  “la dinámica de endeudamiento solo podrá tomar dinamismo cuando se observen claras señales  de menor inflación y  mejoren las expectativas de crecimiento, no obstante hace unos días, el FMI recortó nuevamente las expectativas de crecimiento de 2,7% a 2,5%”.
 
En otras palabras, los hogares están a la expectativa sobre lo que pueda pasar, para decidirse a tomar más créditos, o no.
 
Menos carros
 
Un ramo que se afectará será el de los vehículos a crédito.
Por ello,  Bbva Research estima que este año se venderán 260.000 unidades, un 8,2% menos que las ventas del año 2015 las cuales alcanzaron las 283.000 unidades.
 
Alrededor  el 70% de las ventas carros nuevos se hacen a través de un crédito.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad