jueves 22 de abril de 2021 - 12:00 AM

Los detalles que dejan en entredicho a la reforma

Para los analistas, la tributaria tiene algunos artículos lesivos y que indudablemente golpearían a la canasta familiar.
Escuchar este artículo

Mientras el Congreso de la República estudia el proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible presentado por el Gobierno Nacional, analistas y gremios ponen en entredicho la solidaridad que ésta contempla.

Para algunos, gravar los bienes y servicios a los estratos económicos altos podría ser una alternativa favorable; sin embargo, se deben definir los hogares vulnerables a los que les transferirán la devolución del IVA, como se plantea en el documento.

Con la propuesta, el Gobierno busca recaudar $23,4 billones. El objetivo de este dinero sería mitigar los efectos de la crisis económica ocasionada por el COVID-19.

En Análisis en Estudio de Vanguardia, el sistema informativo de Santander, se revisaron los puntos clave de la tributaria como la ampliación de la base gravable de este impuesto, al incrementar el recaudo de 39% a 43% del potencial, así como eliminar de la categoría de bienes exentos y pasarlos a excluidos, aumentar el número de contribuyentes naturales y otros impuestos temporales como el solidario. Según el Gobierno, en otros países los asalariados tributan más.

Sin embargo, Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, asegura que en el país los propietarios de grandes grupos empresariales pagan menos impuestos.

El Análisis en Estudio lo encontrará en www.vanguardia.com y las redes sociales @vanguardiacom. A continuación esos detalles de la propuesta que ‘golpearían’ su bolsillo.

“Con la propuesta de aumentar la base gravable para personas naturales, el Gobierno busca controlar de evasión de los contribuyentes”, Oscar Rueda Serrano, docente de Contaduría Pública.
Un déficit de antes
Es importante reconocer que en la pandemia, el gasto del Gobierno fue mayor que el recaudo tributario. Sin embargo, desde antes el Gobierno venía con un déficit fiscal.
“Es cierto que Colombia gastó más de lo que recibió, pero esto es temporal, mientras que el déficit estructural es lo principal que debe llenar. Una de las fuentes de esa deuda fluye de un recorte a los impuestos que se hicieron a las empresas del país, lo cual no está mal si se compensara con más impuestos de las personas con altos ingresos, dueñas de las empresas, pero lo que se propone es taparlo con más IVA e impuestos a los asalariados”, afirmó Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana.
Con relación al IVA a productos básicos, Reyes cree conveniente gravar algunos servicios y bienes a personas con ingresos altos, pero es importante definir los hogares con ingresos bajos para beneficiarse con la devolución del IVA.
“El problema no es la estructura de la política con los parámetros que se tienen, simplemente que la devolución del IVA se está dando únicamente al 20% de los hogares más pobres y Colombia es un país de bajos ingresos”, destacó Reyes.
Para el experto, un hogar que tenga un ingreso del salario mínimo es de bajos recursos económicos y no soportaría que le gravaran más bienes y servicios de productos básicos.
Salir de bienes exentos, retroceder 40 años
Para Martha Ruth Velásquez, directora Fenavi Santander, la propuesta de eliminar casi 30 bienes de la canasta básica de la categoría de bienes exentos y pasarlo excluidos, traerá precios más altos de los alimentos.
“Salir de la categoría de exentos significa que no tendrán derecho de recibir la devolución del IVA de los insumos que hacen parte de toda la cadena productiva. Obviamente el costo de producción tendrá unos incrementos que repercutirán en el consumidor final, así el productor no quisiera trasladarlo, tendrá que hacerlo porque el negocio sería inviable”, aseguró Velásquez.
Pero el encarecimiento del producto no es el único problema en la propuesta, ya que para sectores como el avícola los pondrá en desventaja con los importados, quienes ingresan al país sin pagar IVA.
“Es una medida lesiva y que golpea la canasta familiar, está en juego la seguridad alimentaria”, afirmó Velásquez.
Si se aprobara la reforma, productos como el huevo y pollo podrían tener incrementos de hasta $20 la unidad y $400 el kilo, respectivamente.
“La unidad de huevo tipo A puede estar alrededor de los $400 y un kilo de pollo entero se podría encontrar en $7.000, esto se ajusta según el canal donde se compre el producto, pero al final todos tendrán una afectación al alza”, recordó Velásquez.
La líder gremial recordó que el país aún no ha salido de la pandemia y sus afectaciones, y los colombianos no podrían asumir incrementos en alimentos tan económicos como esta proteína.
Más contribuyentes
a declarar renta
Según el Gobierno, en otros países los asalariados tributan más. Sin embargo, Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, destaca que en el país los propietarios de grandes grupos empresariales, donde están los asalariados, terminan pagando menos impuestos.
El proyecto plantea que, en el 2022 las personas que ganen más de $4,1 millones al mes o $50 millones anuales deberán pagar renta. Para el 2023 esa misma tarifa la empezarían a pagar las personas que ganan 2,9 millones al mes o $35 millones al año, y $2,5 millones o 30 millones para el 2024.
“Actualmente las personas vienen declarando, pero no significa que tributen, con la reforma tendrían que pagar un impuesto a la renta en la medida que si bien los ingresos gravados son $4,1 millones no es sobre este monto que se vaya a pagar, se deben considerar deducciones que han sido recortadas en la propuesta como la medicina prepagada, a los dependiente, entre otros, entonces esto hace que aumente la renta líquida gravable y se grave con impuesto y pasen a tributar”, explicó Oscar Rueda Serrano, docente de Contaduría Pública de la Universidad de Santander, UDES.
Para el caso de los contribuyentes con ingresos de $1,4 millones que entrarían a declarar, Rueda Serrano recuerda que esto no significa que tengan tributar. “Con esta propuesta el Gobierno busca controlar de evasión de los contribuyentes”.
Por su parte, Reyes precisó que “las personas más ricas de Colombia pagan menos impuestos a través de una serie de maniobras tributarias para eludir su responsabilidad con la sociedad, maniobras que no están a la disposición de quienes viven de su trabajo”.
Al mismo tiempo considera que debe existir más control sobre las personas con mega salarios al momento de tributar.
“No se está poniendo énfasis que las personas de altos ingresos, quienes ganan alrededor de $300 millones al mes, o hasta $1.000 millones, son quienes reciben renta de capital; al contrario se están concentrando en asalariados de cualquier nivel. Esto le quita la legitimidad a la reforma porque nos están diciendo que seamos solidarios, pero sino empieza desde bien arriba, porque una persona que se gana el mínimo tendrá que ser solidaria”, puntualizó.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad