martes 24 de agosto de 2021 - 12:00 AM

No tenemos en riesgo la pérdida de recursos: Invías

Los contratistas tienen hasta el 25 de agosto para ceder su participación en los contratos y presentarle al Invías qué compañía continuará con la ejecución de las obras. En caso de incumplimiento, se utilizaría la figura de cesión unilateral.
Escuchar este artículo

Después de que se conociera el polémico contrato del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, MinTIC, y la Unión Temporal Centros Poblados por $1,07 billones, donde se hizo un anticipo de $70.000 millones, una nueva denuncia se conoce.

Esta vez el turno fue para el Instituto Nacional de Vías, Invías, quien adjudicó cuatro contratos a las compañías ICM Ingenieros que participan en la U.T. Centros Poblados.

Debido a la inhabilidad sobreviniente que recayó sobre esta empresa, su participación en dichos contratos no puede continuar.

“La empresa ICM tiene una trayectoria de más de 20 años de ejecución de obras de infraestructura en el sector transporte con el Invías y muchas otras entidades del Estado”, aseguró Juan Esteban Gil, director del Invías.

Entre el 2010 y 2018, ICM ha ejecutado siete contratos con la Nación, seis ya los terminó y el último, la vía hacia el departamento del Chocó, se encuentra en ejecución. Su fecha de terminación es en diciembre de 2022. Durante el último semestre a la compañía se le adjudicaron tres contratos adicionales.

“Muy importante mencionar que esta caducidad de este contrato generó una inhabilidad sobreviniente en esos cuatro contratos que se encuentran en ejecución donde participa la firma ICM y de esta manera se define un plan de acción”, reiteró Gil.

Los contratos

Uno de los contratos adjudica a ICM, a través del consorcio Vías Cauca, es la construcción del tramo Altamira - Florencia, por valor de $45.000 millones. Este proyecto sólo tiene el 13% de su ejecución y tuvo un anticipo de $17.000 millones.

El segundo, a través del consorcio Corredores Viales, es para construir el tramo Vado Hondo-Labranzagrande-Yopal y la vía El Paletará.

Según Gil, ICM no es el contratista directo de las obras sino miembro del consorcio. De igual manera, precisó que en tres de estos contratos no se otorgó anticipo. Solo la vía Altamira-Florencia sí tiene dicho anticipo, por $17.000 millones.

“Los anticipos son generados y aprobados por el Invías, con cumplimiento de pólizas de buen manejo del mismo. Se diseñó un manejo de plan para garantizar la plata que se ejecuta dentro de los contratos y se abre una fiducia, de manera conjunta entre el contratista y el interventor. Se desembolsaron $17.000 millones, pero al contratista se le permitió sólo $1.200 millones. No están en riesgo de que ICM Ingenieros se lleve los recursos, hay un consorcio respaldando la operación, un interventor verificando el rendimiento de los recursos y la verificación de las pólizas en su totalidad”, puntualizó Gil.

Debe ceder los contratos
El director del Invías, Juan Esteban Gil, afirmó que los contratistas tienen hasta el 25 de agosto para ceder su participación en los contratos y presentarle al Invías a quién cederá.
Según explicó Gil, esta situación genera una inhabilidad sobreviniente y no caducidad, según establece el artículo 9 de la ley 80.
“Se define que se debe ceder la participación de la empresa dentro de los consorcios y esta firma debe salir de los contratos”, afirmó Gil.
En este sentido, ahora el consorcio deberá presentar una nueva empresa que cumpla con los requerimientos técnicos, jurídicos y financieros al Invías.
“En adelante viene una revisión jurídica, técnica y financiera de las empresas, no se les reconocerá ningún dinero a las organizaciones que tienen la inhabilidad y mientras tanto el consorcio deberá garantizar el cumplimiento del contrato”, puntualizó Gil.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Luisa Fernanda Ruiz Villamizar

Periodista de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2009. En el 2016 empecé a cubrir la sección de Economía.

Desde estos espacios ha podido participar en trabajos premiados en Colombia y Santander como, Premio Departamental de Periodismo Económico de la Cámara de Comercio De Bucaramanga y Premio Periodismo Social, de Asocajas, en la categoría de Mejor Artículo de Prensa.

@lruiz07

lruiz@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad