lunes 03 de junio de 2019 - 12:00 AM

Petróleo y la guerra comercial golpean a la industria aérea

El conjunto de ganancias de la industria llegó al al umbral más bajo desde 2014. El costo del combustible está incidiendo en la competitivad del sector. En Europa se necisita 70% de ocupación para lograr punto de equilibrio.

Las aerolíneas prevén un beneficio neto de US$28.000 millones en 2019, un 21% por debajo del pronóstico de hace seis meses.

El sector aéreo ha sacado la tijera para adecuar sus estimaciones para 2019 al entorno alcista de los precios del petróleo y a la escalada de tensión en el comercio mundial.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, Iata, contempla que el conjunto de la industria alcance un beneficio neto de US$28.000 millones este año, el umbral más bajo desde 2014.

La cifra, que es un 21% inferior al cálculo de hace seis meses y está un 6,6% por debajo de 2018, supone “unas ganancias sólidas en plena oleada de proteccionismo y pese al alza del precio del combustible”, según Alexandre de Juniac, director general y CEO de Iata.

Lea también: Palonegro presentó crecimiento del 10% en movilidad de carga

La rentabilidad, no obstante, sigue siendo exigua. Las aerolíneas obtendrán un margen sobre beneficios del 3,2%, frente al 20% de gigantes tecnológicos como Apple y Google. Es decir, US$6,12 por pasajero.

La razón es simple: mientras los ingresos crecerán un 6,52% este año, los costes subirán a mayor velocidad.

En concreto, un 7,45%, con el crudo a la cabeza. La factura de combustible aumentará un 14,4% -Iata asume un precio de US$70 por barril- y copará un 25% de los costes operativos de las compañías.

Lea También: Aeronúatica Civil otorgó certificación al Aeropuerto Internacional Palonegro

Punto de equilibrio

Europa, donde un vuelo necesita un 70% de ocupación para alcanzar el punto de equilibrio, será una de las zonas más afectadas por este deterioro. Las aerolíneas del Viejo Continente ganarán US$8.100 millones, casi un 14% menos que en 2018.

En su caso, además del combustible y la debilidad en el comercio mundial (es una de las regiones más expuestas), sufrirán el efecto de la congestión en los cielos europeos, que el ejercicio pasado hizo que los minutos de retraso se elevaran un 61,8%. Una subida que se tradujo en US$2,15 millones de costes operativos para las aerolíneas.

Norteamérica mantendrá su pujanza y aportará el 54% del beneficio de la industria a nivel mundial, y Oriente Medio y África cerrarán en rojo.

PIB, el afectado
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, advirtió las consecuencias de la actitud proteccionista de Estados Unidos y afirmó que si eso degenera en una guerra comercial con China, uno y otro país perderán entre cinco y seis décimas del producto interior bruto (PIB).
"El proteccionismo es la principal amenaza para el crecimiento mundial", subrayó Moscovici.
Añadió que desde que proliferan las tensiones comerciales "tenemos una ralentización muy clara que se ha producido y que podría ir a más".
Afirmó que la posición de Donald Trump contraria al libre comercio perjudica también a Estados Unidos y si hay guerra comercial con China la Comisión Europea estima que tendrá "un impacto muy fuerte de 0,5-0,6 puntos de PIB tanto para China como para Estados Unidos".
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad