jueves 06 de octubre de 2022 - 12:00 AM

Reforma tributaria podría afectar el empleo, desarrollo e inversión: gremios

Sectores de la economía aseguran que la nueva versión de la tributaria afecta de manera importante la dinámica empresarial, el desarrollo productivo y social, así como la competitividad del país.

El consenso entre diferentes gremios económicos del país es que la reforma tributaria afecta la inversión, la generación de empleo y el desarrollo económico, tras los cambios hechos reflejados en la ponencia radicada en el Congreso para iniciar el debate,

A pesar de que la tributaria pasó de $25 billones a $22 billones, los sectores económicos consideran que el Gobierno nacional, entre los ajustes, cambió algunas reglas de juego que ponen en jaque renglones de la economía como la minería y los hidrocarcarburos.

José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, asegura que la nueva versión del proyecto de reforma tiene puntos buenos, malos y por mejorar.

Entre lo bueno, López resalta el abandono del impuesto a exportaciones y se reemplaza por una sobretasa a actividades de hidrocarburos, minería y esmeraldas. Asimismo, los dividendos quedarían grabados a un máximo de 19% y no 39%, y la ganancia ocasional se grava al 15% y no al 30%.

Mientras tanto, en lo malo, según el analista, se destacan las varias sobretasas a sectores específicos (financiero, hidrocarburos, minero, generación hidroeléctrica), que es un “mal precedente extender un sistema que discrimina sectores. Esto pone en duda la equidad horizontal”.

Asimismo, López advierte que la reforma no logra avanzar en ampliar la base de personas que pagan impuestos. Y respecto a los aspectos por mejorar, resalta que el país continuará recaudando buena parte de sus impuestos a través de las empresas, castigando las de menores márgenes. “Esto desincentiva la inversión y la formalidad”.

Por su parte, los analistas económicos Daniel Velandia y Diego Camacho, de Credicorp Capital, consideran que el proyecto inicial se diluyó algo, pero las propuestas principales se mantienen prácticamente inalteradas.

“Cabe destacar que el nuevo texto propone una sobretasa temporal del 5% en el impuesto sobre la renta para el sector financiero durante los próximos cinco años, lo que supone una tasa estatutaria del 40% hasta 2027. Además, para el sector minero-petrolero se propone una significativa sobretasa permanente (10% en 2023, 7,5% en 2024 y 5% a partir de 2025) y la no deducibilidad de las regalías, lo que aumentaría sustancialmente la carga fiscal del sector. También una sobretasa del 3% a los generadores de energía hidroeléctrica entre 2023 y 2026”, explican los analistas.

De hecho, el Ministerio de Hacienda estima que con estos cambios se contribuiría con $9 billones más en impuestos, es decir, el 40% del total de ingresos fiscales adicionales esperados de la reforma.

Lea: ACP advierte que la tributaria de Petro conlleva a una sobrecarga fiscal en la industria del petróleo y gas

Gremios hablan

Entre los primeros en pronunciarse fue Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas (ACP), quien señala que la carga fiscal de la industria del petróleo y gas pasa del 65% al 81%.

“En 2023 pagaría el 50% del recaudo ($11 billones de $22 billones). Vaya paradoja: pagan la tributaria con los recursos de la industria que quieren destruir, que ‘envenena el mundo’”.

En este mismo sentido se pronunció Juan Camilo Nariño, presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM). “Hemos tenido una interlocución con el Gobierno, pero infortunadamente no se tuvo en cuenta. El llamado es a un diálogo y construcción nacional en el que todos aportemos soluciones. El sector privado nunca ha dicha que no aportará, pero sin ahorcar los negocios e inversiones que tienen repercusiones en el empleo”.

Agrega que la carga fiscal al sector minero pasará del 72% al 92% en promedio. Es decir, que de $100 el Gobierno se quedará con $92 por cuenta de impuestos. “Esto tendrá un impacto profundo en la inversión nacional y extranjera. Nuestro sector recibe el 15% de toda la inversión extranjera directa, pero esta se afectará”.

Otro gremio que lanza un S.OS. es la Asociación Nacional de Industriales (Andi), liderada por Bruce Mac Master, que indica que ve con alta “preocupación” la propuesta de reforma tributaria actual.

La Andi expone que se trata de un proyecto de ley que cambia “significativamente las condiciones del texto que había sido sometido inicialmente a discusión el día 8 de agosto por el Ministerio de Hacienda”. Para la Asociación Nacional de Industriales, de llegarse a aprobar la reforma tributaria del gobierno Petro, tal cual como está propuesta, afectaría la actividad empresarial y la inversión futura.

Más reacciones

Por su parte, María Claudia Lacouture, presidenta de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, sostiene que la urgencia para atender con la reforma tributaria las necesidades fiscales del país no puede significar el marchitamiento de sectores industriales y productivos que se verán afectados con una desproporcionada carga tributaria, dobles impuestos o desestímulo a la actividad empresarial y la atracción de inversión.

“Instamos a los congresistas a hacer una reflexión crítica sobre los efectos de la reforma tributaria y las necesidades reales para el desarrollo del país sin ahogar a quienes crean empleo, mueven la economía y pagan los impuestos”.

Asimismo, la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) señala que para el sector de generación de energía eléctrica la propuesta en relación con el tema de impuestos y planes de internacionalización de las Zonas Francas es imposible de cumplir, ya que estas constituyen un servicio público que atiende a todos los colombianos. De acuerdo con el gremio, las principales implicaciones son mayores costos para los usuarios, desconfianza en las inversiones futuras y el alza de tarifas para consumidores.

Carlos Cante, presidente ejecutivo de Fenalcarbón, también se suma a las advertencias y dice que las medidas propuestas por la tributaria como la no deducibilidad de las regalías, más una sobretasa de renta dirigida hacia la actividad, que afecta a toda la cadena de suministro, resultan excesivas y carecen de sustento técnico.

“Esto afecta de manera notoria la rentabilidad de la industria y sus posibilidades de inversión, desconoce la variabilidad de precios y costos, pero de manera particular amenaza con generar un efecto inflacionario sobre toda la economía, al impactar directamente los costos de bienes y servicios como la generación de energía, la producción de acero, cemento, ladrillo, cerámicas, que utilizan el carbón dentro de sus procesos productivos”, explica el líder gremial.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad