jueves 13 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Remesas del país se reducirían 16%

América Latina y el Caribe dejarán de recibir US$62.000 millones por concepto de remesas este año, lo que equivale a una disminución de 11%, frente al año pasado.

Lo peor es que en Colombia esta reducción ya se reflejó en el primer semestre del año, cuando los giros internacionales cayeron 10,52%.

Para este año, desde Estados Unidos, donde el desempleo entre latinoamericanos está por encima de la tasa para la población general, pronostican una disminución de 11% en los giros a la región. Esta cifra equivale a US$42.300 millones, según estimaciones del Fondo Multilateral de Inversiones, Fomin, del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Por su parte, las remesas desde Europa, bajarán 14% a unos US$9.000 millones, mientras que los envíos de dinero desde otras partes del mundo se reducirían 4,5% a US$10.400 millones.

En Colombia, los expertos esperan que la disminución sea aún más fuerte y que a final de año llegue hasta a 16%, lo que significa que no entrarían aproximadamente US$700 millones al país por remesas.

'No sólo es una disminución de la entrada de recursos al país, sino que se le suma la revaluación del peso, lo que tiene un afecto doble para las personas que reciben las divisas. Además, si se piensa en los efectos de la crisis, como el desempleo, se crea un cóctel molotov para los sectores medios y bajos, a los que les llegan las remesas', explicó el ex presidente de la Asociación de las casas de cambio, Alfonso Garzón.

Aumentará pobreza

Las consecuencias de este recorte no paran. Para la especialista de Fomin, Natasha Bajuk, este fenómeno tendrá un impacto en los niveles de pobreza.
'Los migrantes suelen consignar para cubrir las necesidades básicas de sus familias, como educación, vivienda y medicinas, y sin los envíos, estas pueden aumentar', explicó.

Según el documento del BID, la baja será provocada por el impacto de la crisis económica global en los trabajadores emigrados, que en su mayoría viven en países industrializados y que han sufrido recesiones, como Estados Unidos, España y Japón.

'La crisis claramente está limitando la capacidad de los emigrados para enviar dinero a sus países de origen', dijo el presidente del organismo multilateral, Luis Alberto Moreno.

'Sin embargo, las remesas han caído menos que otros flujos financieros privados a la Región, dado que los emigrados siguen haciendo sacrificios para ayudar a sus familias y continúan enviando recursos' añadió el directivo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad