viernes 14 de diciembre de 2018 - 7:43 PM

Salario mínimo, un ingreso que apenas alcanza para vivir

Continúa la puja, la misma de cada diciembre, entre empresarios, sindicatos de trabajadores y el Gobierno nacional para definir el incremento del salario mínimo para 2019.

Una decisión que impacta de múltiples formas la economía del país, pero sobre todo la vida de los casi 10 millones de colombianos que reciben a hoy 781.242 pesos de sueldo y que por estos días cruzan los dedos anhelando mejorar sus ingresos  para cubrir, al menos,los gastos básicos mensuales.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), de las 23 millones de personas que se encuentran ocupadas en el país, aproximadamente el 44 % devengan un salario mínimo.

Este es uno de los aspectos que refleja la importancia que tiene esta población en la fuerza laboral y para la economía del país, sin embargo, las condiciones sociales y económicas en las que se encuentra representa uno de los principales obstáculos que muchas veces no les permite a estas personas mejorar su calidad de vida.

El director del Dane, Juan Daniel Oviedo, aseguró que este es uno de los temas que más ha inquietado la discusión del incremento del salario mínimo, porque la decisión que se va a tomar en la mesa tripartita tiene un efecto en casi el 50 % del total de las personas ocupadas en el país.

“Si hacemos un umbral con las personas que ganan hasta un 10 % más del salario mínimo podremos cubrir el 51 % de los ocupados en el país. Es decir que aproximadamente 11,5 millones de personas estarían en este rango y por eso las decisiones que se están tomando en la comisión de concertación son supremamente importantes, porque van a impactar casi que a la mitad de la población ocupada del país”, indicó Oviedo.

No obstante, otro de los aspectos que caracteriza a esta población es su imposibilidad de acceder a una mejor formación académica, lo cual representa uno de los principales limitantes para tener una mejor remuneración por su trabajo.

Lea también: Estos son algunos de los cambios de la Ley de Financiamiento

“Cuando miramos quiénes son las personas que ganan este salario, son aquellas que tienen unas deficiencias importantes en formación de capital humano, porque en promedio tienen un título de bachillerato. Solo cuando vamos a la población que gana entre uno y dos salarios mínimos empezamos a ver un mayor liderazgo con formación técnica, mientras que los que tienen formación universitaria están en los que ganan más de dos salarios mínimos”, explicó Oviedo.

Asimismo, otro de los temas que permite evidenciar la realidad de las personas que ganan un mínimo en el país es la forma en como gastan sus ingresos.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de presupuestos de los Hogares, las personas que devengan hasta un mínimo gastan el 30,6 % de su salario en temas de arriendo y servicios públicos, el 25,7 % en alimentación, 13,4 % en bienes y servicios diversos, 7,5 % en transporte y un 7,4 % en restaurantes y hoteles.

Por su parte, los sectores en donde menos gastan son en los temas relacionados con educación, a lo cual solo dedican el 1,2 % del gasto de sus ingresos, seguido de 1,8 % en temas de salud, 2,5 % en recreación y cultura, el 3 % en muebles y artículos para el hogar, y el 3,7 % en prendas de vestir y calzado.

El decano de la facultad de Economía de la Universidad Central, Erick Behar, resaltó que las personas que ganan el mínimo en Colombia son generalmente madres cabeza de familia, parejas en donde ambas personas devengan un mínimo o familias en donde alguno de sus miembros recibe ese tipo de ingresos.

“Lo complicado de esto es que muchas de estas personas se ven obligadas a acudir a la informalidad para conseguir los recursos para subsistir”, indicó Behar.

Por su parte, Iván Jaramillo, experto del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, aseguró que muchas de estas personas reciben un ingreso inferior a los recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas, porque devengan menos de la mitad del costo de la canasta familiar, la cual está calculada aproximadamente en 1.600.000 pesos.

“Estamos hablando de un ingreso que no satisface completamente las necesidades básicas y esto es un problema porque salen a buscar otros trabajos para complementar sus ingresos que generalmente son en la informalidad. Este escenario se viene presentando porque el salario mínimo no ha tenido un buen incremento en los últimos 20 años sino que lo que se ha venido realizando es un ajuste conforme a la ley, pero no un incremento real que permita aumentar el poder adquisitivo de estas personas”, explicó Jaramillo.

De acuerdo con el experto, esta realidad no les permite a estos trabajadores y sus familias tener un tipo de ahorro o adquirir bienes y servicios de mejor calidad, porque los recursos que perciben son insuficientes para ese objetivo.

Lea además: No se deje estafar, aprenda a diferenciar los billetes falsos de $20.000

Así va la negociación

Este sábado 15 de diciembre se vence el primer plazo para llegar a un acuerdo para el incremento del salario mínimo de 2019 y los empresarios, sindicatos de trabajadores y Gobierno nacional no lograron llegar a una concertación sobre el aumento salarial y seguirán reuniéndose esta semana para seguir evaluando cada una de las propuestas.

En ese sentido, las propuestas por parte de Confederación General de Trabajadores (CGT) y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) se mantienen en el 10 % y 12 %, respectivamente, lo cual representaría un incremento de 78.126 pesos o 93.749 pesos.

Por su parte, los gremios representados en la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), la Asociación de entidades Financieras y Bancarias (Asobancaria), la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias (Acopi) y la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), presentaron el pasado martes una cifra de incremento del 4 %, la cual fue condicionada ante el futuro que puede tener la reforma tributaria y el proyecto de establecer una prima para la canasta familiar que ya fue aprobado en primer debate en el Congreso.

Sobre este tema, el presidente de la SAC, Jorge Bedoya, aseguró que esperan aclarar algunos aspectos, como la ley de financiamiento y la propuesta de prima para la canasta familiar, en una reunión que tendrán con el presidente de la República, Iván Duque, y evaluar las posibilidades de presentar otra propuesta.

Lo cierto es que el panorama de la negociación se viene complicando debido a la brecha que existe entre las propuestas de los empresarios y los sindicatos de trabajadores, en donde se mantiene una diferencia de aproximadamente 46.800 pesos.

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad