Publicidad

Nacional
Martes 12 de septiembre de 2023 - 12:00 PM

Se destapa la primera carta para el alza del salario mínimo del 2024: se habla de un aumento de dos dígitos

Compartir
Imprimir
Comentarios
Suministrada / VANGUARDIA
Suministrada / VANGUARDIA

Compartir

Suministrada / VANGUARDIA

A mediodía de este martes 12 de septiembre, el viceministro de Hacienda, Diego Guevara, reveló lo que sería la primera carta del Gobierno Petro para el alza del salario mínimo, que aplicaría en el 2024.

Guevara precisó que este incremento en Colombia para el próximo año se daría por el orden de los dos dígitos.

Esto quiere decir que el mínimo en territorio colombiano volvería a subir de nuevo en doble dígito, como lo hizo para el 2023, con un alza del 16 % y ascendió a $1′160.000.

“Definitivamente, con una alta inflación, no tenemos duda de que el aumento estará en dos dígitos. Yo creo que eso nadie lo va a poner en tela de juicio”, sostuvo el viceministro de Hacienda.

Estas declaraciones van en línea con las proyecciones del cierre de la inflación en Colombia para este año. “La inflación está rondando el 11 % y van mes consecutivos bajando. Lo importante hoy es la tendencia del IPC que es a la baja. Quisiéramos que bajara más, pero tenemos que mantener el crecimiento del precio de los combustibles. Hay unos factores que ayudan a reducir y otros a subir”, aclaró el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla.

Por eso dijo que se estima que la inflación al cierre de 2023, en Colombia, terminará en 9,2 %.

Sobre estas estimaciones, Luis Fernando Mejía, director del centro de pensamiento Fedesarrollo, precisó: “En términos de las expectativas, las noticias todavía no son buenas, el mercado está estimando que la inflación en diciembre cerrará en el 9,2 % y que aun año, las expectativas para el mes de agosto, todavía se mantendrá una inflación del 6,3 %, muy por encima del techo del Banco de la República, que es del 4 %”.

Otros anuncios

Guevara agregó que esta cifra se contempla por el comportamiento que ha venido registrando la inflación en Colombia, que si bien ha cedido, se mantiene por encima del 11 %.

En agosto de 2023, la inflación mensual se ubicó en 0,70 % y la anual descendió a 11,43 %. Estos datos estuvieron por encima de las expectativas promedio de los analistas del mercado, que de acuerdo con la encuesta del Banco de la República esperaban una variación mensual del 0,44 %.

“Lo que muestra la trayectoria de inflación y para que los trabajadores no pierdan su capacidad productiva, la ley colombiana define el piso de la negociación: inflación más productividad, más el margen de negociación. Es un efecto como el que tuvimos este año que hay que asumir”, reseñó el funcionario de Minhacienda.

Añadió que se avanza en la implementación de la Unidad de Valor Básico (UVB), que tiene el objetivo de desindexar varios bienes y servicios de la inflación anual. “Se creó la UVB para que muchos de los montos dejen de estar indexados a salario mínimo y más bien únicamente a inflación”, puntualizó Guevara.

En definitiva, este año, la discusión sobre el aumento del salario mínimo, que suele ocupar todo el mes de diciembre, se adelantó para septiembre.

Es así que el alto costo de vida, que este año se disparó a niveles que no se veían desde hace más dos décadas, y la alta volatilidad del dólar, hacen presagiar un aumento que podría estar en los dos dígitos.

Salario mínimo del 2023

Hay que recordar que Gobierno, empresarios y trabajadores llegaron a un acuerdo para fijar el salario mínimo de Colombia en 2023 en 16 % al alza, en diciembre del año pasado.

El salario mínimo en Colombia llegó a $1’160.000 en 2023 y el subsidio de transporte ascendió a $140.606. En total, la remuneración fue de $1.300.000.

Esa ocasión fue la novena vez en lo corrido del siglo XXI en que se alcanza un acuerdo para fijar el salario mínimo. La anterior se dio en el 2021, cuando el entonces presidente Duque logró acercar a las partes y se llegó a $1 millón de remuneración mensual, cuando el alza fue de 10,07 %.

Ante estas alzas, expertos consultados por esta redacción coincidieron en que, demás de los problemas para el mercado laboral, otro argumento crítico sobre aumentos altos al salario mínimo son las presiones en la inflación. Es decir, un aumento grande puede presionar los índices inflacionarios, toda vez que en Colombia el salario mínimo es un salario promedio, cerca del 80 % de la población ocupada gana entre uno y dos salarios mínimos.

Asimismo, impacta, no solamente en las personas que actualmente están en el empleo formal, sino en aquellos, la gran mayoría, que son el 63 % de los colombianos, que no tienen acceso a un empleo formal.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Miguel Orlando Alguero

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad