martes 25 de julio de 2023 - 8:07 AM

Transición y reforma a servicios públicos, retos del nuevo ministro de Minas y Energía

También deberá encargarse de los efectos de El Niño en la energía, además de continuar con el cierre del déficit del Fepc.
Compartir

Irene Vélez duró 11 meses como ministra de Minas y Energía, menos que el promedio que dura un jefe de cartera en ese cargo desde 2001, que es de 21,5 meses. El que más permaneció en este puesto fue Hernán Martínez Torres, con 49 meses.

Con la salida de Vélez, Petro ha cambiado varios jefes de cartera de su Gabinete desde que se posesionó en agosto de 2022.

Sobre el nuevo ministro, asumirá el cargo Omar Andrés Camacho. Es ingeniero eléctrico de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, con una licenciatura en física de esa misma institución. Además, tiene una maestría en energías renovables.

Dentro de su experiencia, hizo parte de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) de María José Pizarro y fue profesor en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Camacho había sido designado como presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y se desempeñaba como asesor de la cartera de Minas y Energía.

Lo cierto es que con la salida de Vélez quedan retos clave por atender en el sector. Entre estos resalta el enfrentar la escasez de energía que ya han advertido entidades. Por esto se debe hacer frente a las alarmas de racionamiento presentes en algunas zonas del país.

De hecho, Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía, explicó que “entre lo más urgente está la prestación del servicio de energía en la región Caribe y Chocó. Están enfrentando un racionamiento, el cual puede ser mayor con la presencia de El Niño. La demanda de energía va a seguir creciendo ante las altas temperaturas”.

Ante eso, Acosta considera que debe implementarse un plan de contingencia para no pasar de un “racionamiento a un apagón”. Otro punto en el que enfatizó el exministro es en que se debe dar detalle en la hoja de ruta para la transición energética. Y dar claridad si va a haber o no nuevos contratos de exploración.

“Se debe definir la hoja de ruta para la transición. Recientemente, se anunció que el plan se conocerá hasta febrero de 2024”.

Luis Guillermo Acosta, presidente ejecutivo de Acipet, coincide en que se debe dar claridad sobre la transición y agregó que “el nuevo ministro debe reconocer al sector de los hidrocarburos como pilar fundamental de la economía colombiana, pues representa un promedio anual de 5,3% del PIB a nivel nacional, alrededor de 42% del total de las exportaciones, 22% de la Inversión Extranjera Directa y 9% de los ingresos totales del Gobierno Nacional Central”.

Para Camilo Sánchez, presidente de Andesco, el nombramiento del nuevo ministro no se debe entender como “borrón y cuenta nueva”, sino como la continuación de lo que ya se había venido trabajando. “Se deben continuar los proyectos de energía eólica y solar de La Guajira, para volverlos una realidad”.

El presidente de la asociación agregó que se debe fortalecer el uso del gas, pues este es “un pilar fundamental para la transición energética”.

Sánchez también resaltó la concertación que se debe dar alrededor de la reforma a la Ley 142 de servicios públicos. “Lo que queda claro es que si no nos sentamos a discutir, simplemente van a quedar proyectos en el olvido. Hay que pasar de lo político a lo técnico, y que eso se vea reflejado para el beneficio de los usuarios”.

El próximo 31 de julio habrá mesa técnica entre los diferentes actores del sector para tratar sobre la reforma. Otro de los retos que enfrentará el nuevo ministro es continuar con el cierre del déficit en el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc). Hay que recordar que la exministra Vélez venía haciendo un aumento gradual de $600 al mes en el precio del galón de la gasolina.

En articulación con el Ministerio de Hacienda, el nuevo ministro deberá seguir esa línea de incrementos. En cuanto a este punto, Julio César Vera, presidente de la Fundación Xua Energy, señaló que “el ministro se enfrenta a la necesidad de cerrar el diferencial del precio de la gasolina y del diesel. En el caso de la gasolina, este diferencial es cercano a $2.600 por galón. En el diesel está entre $5.600 y $6.000, dependiendo del comportamiento de la tasa de cambio”.

Tal como indicó el experto, según los incrementos que se apliquen, el desmonte gradual del déficit debería lograrse en entre dos y tres años. Vera agregó que se debe negociar con el sector de Transporte sobre los precios del diesel y los aumentos. “Esta medida es necesaria, y servirá, además, para proteger las finanzas públicas de Ecopetrol, las cuales se ven golpeadas por el subsidio”.

En el histórico, Hernán Martínez Torres, quien ocupó su cargo entre 2006 y 2010 en el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, es el ministro que más ha estado en el puesto, con una duración de 49 meses en total. Martínez se reconoce porque fue sancionado por la Contraloría por un fallo fiscal de $60.023 millones por detrimento patrimonial.

Dentro del listado de quienes más han durado en el cargo están Luis Ernesto Mejía (49 meses), Germán Arce (28 meses), Diego Mesa (25 meses) y María Fernanda Suárez (22 meses).

La funcionaria que menos ha durado es Luisa Fernanda Lafaurie, quien lo ocupó nueve meses en el Gobierno de Andrés Pastrana, en 2001.

Amylkar Acosta, quien estuvo en el puesto en 2013 durante la administración de Juan Manuel Santos, e Irene Vélez tienen el mismo número de meses liderando la cartera de Minas y Energía (11).

Siga leyendo: Los ganaderos ya han ofertado más de 550 mil hectáreas de tierras

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad