domingo 15 de febrero de 2009 - 1:19 AM

Uribe pide a Congreso de EE.UU. que se informe de manera imparcial

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, pidió hoy al Congreso de EE.UU. que se informe de manera imparcial sobre la realidad del país, en referencia a una reciente audiencia de una comisión de la Cámara de Representantes en Washington que debatió el problema de la violencia sindical en Colombia.

"No puede ser que deformen la realidad colombiana simplemente por odio político", expresó Uribe al criticar la audiencia.

La vista, realizada el pasado 12 de febrero, fue convocada por el Comité de Educación y Trabajo de la cámara baja, presidido por el demócrata George Miller, para quien este asunto no es menor en la gestión del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado por ambos países y que no ha sido aprobado por su Legislativo.

"Creo que es injusto, simplemente por odio político, ir a los Estados Unidos a desfigurar la verdad" sobre Colombia, consideró Uribe durante un consejo comunal de Gobierno que encabezó en la localidad de Samacá.

Al defender los avances en la protección a personas amenazadas, entre ellas sindicalistas, el presidente advirtió de que su Gobierno invirtió el año pasado cuarenta millones de dólares en la protección de 10.000 amenazados, 2.000 de los cuales son líderes sindicales.

Ninguno de los sindicalistas protegidos fue asesinado en 2008, agregó Uribe, aunque admitió que el año pasado murieron de manera violenta 38 personas vinculadas con sindicatos.

Sin embargo, el jefe del Estado recordó que hubo años anteriores a su primer Gobierno, que asumió en 2002, en los que en su país fueron asesinados 256 sindicalistas y también épocas en las que estos casos estaban en la impunidad total.

En la actualidad, están presos 144 asesinos de sindicalistas y hay treinta sentencias condenatorias contra responsables de estos crímenes, precisó Uribe, que pidió que al mundo que reconozca estos avances.

El gobernante sostuvo que los compatriotas suyos que van a Washington aquí en Colombia "odian a los Estados Unidos".

"Pero se van a los Estados Unidos para hacerle daño a Colombia, a manifestar sus odios contra el Gobierno de Colombia, el mismo que los protege", enfatizó luego.

Uribe advirtió de que el daño es más para el país que para el futuro del TLC, que "seguramente" no será aprobado antes de que él termine su segundo mandato de cuatro años, en agosto de 2010.

"Por lo menos, buscaré hacer todas las gestiones para tener la conciencia tranquila", agregó el gobernante, que consideró la necesidad de una campaña de información para que en EE.UU. "se sepa la realidad de las cosas con objetividad".
 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad